/ martes 19 de marzo de 2019

Aciertos o Barbaridades

En muchas ocasiones hemos considerado dentro de nuestra sociedad, que el ser humano tiene muchas limitaciones tanto físicas como mentales por el simple hecho de contar con condiciones fisiológicas distintas al promedio. Sin embargo, son muchos los casos en los que personas a quienes, desde mi punto de vita, mal llamamos “discapacitados” nos ha dado muestra de que cuentan con mayores aptitudes e incluso mucho mejor actitud de la que podríamos suponer.

Este próximo jueves, se conmemora el Día Mundial del Síndrome de Down, una fecha que sirve para aumentar la conciencia pública sobre esta condición y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con esta condición.

Fue en 2011 cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) determinó que cada 21 de marzo se conmemore esta fecha, como ya lo señalé, para concientizar nuestra sociedad sobre lo que realmente debemos conocer de esta condición especial.

El Síndrome de Down, recibe el nombre del doctor británico John Langdon Down, el primero en describirlo detalladamente, en 1866. Es una ocurrencia genética causada por la existencia de material genético extra en el cromosoma 21 que se traduce en discapacidad intelectual. Todavía no se sabe por qué ocurre esto: puede deberse a un proceso de división defectuoso en el cual los materiales genéticos no consiguen separarse, lo que genera un cromosoma más, llamado trisomía 21.

Si bien es cierto, toda aquella fecha señalada como especial, tiene el objetivo de recordarnos algo importante, también es cierto que toda conmemoración, ya sea local, nacional o mundial, es una herramienta para lograr que dentro de nuestra comunidad se forje un mayor unidad pero sobre todo que se difunda información real que nos permita evolucionar nuestra forma de pensar y actuar.

Desde hace varios años, he tenido la enorme fortuna, de la mano de mi familia y muchas otras personas, de colaborar de manera directa en la Casa Down Celaya, proyecto que nace al poco tiempo de nacido mi tercer nieto, Alex, un niño que nos ha dado el mejor ejemplo de cómo aprovechar y disfrutar cada uno de nuestros días.

A lo largo de este tiempo, me he dado cuenta que el síndrome de Down debe estar muy lejos de ser considerada como un padecimiento, mucho menos como una enfermedad, pues si bien, quienes manifiestan este tipo de condición, requieren en ocasiones de cuidados específicos, he logrado comprobar que en ellos la vida se vive de manera distinta, más intensa, más a fondo, con menores limitaciones emocionales y con una actitud mucho más positiva ante cualquier situación que se les presente.

He tenido también la oportunidad de conocer a personas excepcionales, con enormes talentos y habilidades, pero sobre todo, con la enorme capacidad de saber que somos nosotros mismos los que, en muchas ocasiones, nos ponemos límites y nos impedimos conseguir lo que realmente queremos.

Es por ello que quiero aprovechar también este espacio para felicitar y hacer un enorme reconocimiento a todas aquellas personas que dedican su tiempo, trabajo y conocimientos para apoyar el desarrollo tanto físico como emocional de las personas con Síndrome de Down, ya que ahora, se la importancia que representa su labor.

Podría hablar mucho más acerca de este tema, podría contarles todas y cada una de las experiencias que he vivido con los niños, niñas y jóvenes de Down Celaya y de todas las personas a cargo de esta importante asociación.

Podría hablar de las satisfacciones personales y emocionales que me han obsequiado, de todas sus sonrisas sinceras, sus abrazos y las anécdotas que han escrito en la memoria de todos los que tenemos la oportunidad de estar con ellos, sin embargo, quiero hacer de este espacio una invitación para que todos nos sumemos, este próximo jueves a la conmemoración del Día Mundial del Síndrome de Down.

Somos una sociedad en constante crecimiento, somos una comunidad que muchas veces ha demostrado su capacidad de desarrollo y de inclusión, y esta es una oportunidad única para continuar demostrándolo.

Si es su deseo, puede consultar la fanpage de Facebook Down Celaya y conocer un poco más de lo que hacemos y vivimos en esta asociación.

¿Qué es para usted esta fecha y esto que acaba de leer? ¿Acierto o Barbaridad? Espero su comentario a mi correo: cuervito48@hotmail.com

En muchas ocasiones hemos considerado dentro de nuestra sociedad, que el ser humano tiene muchas limitaciones tanto físicas como mentales por el simple hecho de contar con condiciones fisiológicas distintas al promedio. Sin embargo, son muchos los casos en los que personas a quienes, desde mi punto de vita, mal llamamos “discapacitados” nos ha dado muestra de que cuentan con mayores aptitudes e incluso mucho mejor actitud de la que podríamos suponer.

Este próximo jueves, se conmemora el Día Mundial del Síndrome de Down, una fecha que sirve para aumentar la conciencia pública sobre esta condición y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con esta condición.

Fue en 2011 cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) determinó que cada 21 de marzo se conmemore esta fecha, como ya lo señalé, para concientizar nuestra sociedad sobre lo que realmente debemos conocer de esta condición especial.

El Síndrome de Down, recibe el nombre del doctor británico John Langdon Down, el primero en describirlo detalladamente, en 1866. Es una ocurrencia genética causada por la existencia de material genético extra en el cromosoma 21 que se traduce en discapacidad intelectual. Todavía no se sabe por qué ocurre esto: puede deberse a un proceso de división defectuoso en el cual los materiales genéticos no consiguen separarse, lo que genera un cromosoma más, llamado trisomía 21.

Si bien es cierto, toda aquella fecha señalada como especial, tiene el objetivo de recordarnos algo importante, también es cierto que toda conmemoración, ya sea local, nacional o mundial, es una herramienta para lograr que dentro de nuestra comunidad se forje un mayor unidad pero sobre todo que se difunda información real que nos permita evolucionar nuestra forma de pensar y actuar.

Desde hace varios años, he tenido la enorme fortuna, de la mano de mi familia y muchas otras personas, de colaborar de manera directa en la Casa Down Celaya, proyecto que nace al poco tiempo de nacido mi tercer nieto, Alex, un niño que nos ha dado el mejor ejemplo de cómo aprovechar y disfrutar cada uno de nuestros días.

A lo largo de este tiempo, me he dado cuenta que el síndrome de Down debe estar muy lejos de ser considerada como un padecimiento, mucho menos como una enfermedad, pues si bien, quienes manifiestan este tipo de condición, requieren en ocasiones de cuidados específicos, he logrado comprobar que en ellos la vida se vive de manera distinta, más intensa, más a fondo, con menores limitaciones emocionales y con una actitud mucho más positiva ante cualquier situación que se les presente.

He tenido también la oportunidad de conocer a personas excepcionales, con enormes talentos y habilidades, pero sobre todo, con la enorme capacidad de saber que somos nosotros mismos los que, en muchas ocasiones, nos ponemos límites y nos impedimos conseguir lo que realmente queremos.

Es por ello que quiero aprovechar también este espacio para felicitar y hacer un enorme reconocimiento a todas aquellas personas que dedican su tiempo, trabajo y conocimientos para apoyar el desarrollo tanto físico como emocional de las personas con Síndrome de Down, ya que ahora, se la importancia que representa su labor.

Podría hablar mucho más acerca de este tema, podría contarles todas y cada una de las experiencias que he vivido con los niños, niñas y jóvenes de Down Celaya y de todas las personas a cargo de esta importante asociación.

Podría hablar de las satisfacciones personales y emocionales que me han obsequiado, de todas sus sonrisas sinceras, sus abrazos y las anécdotas que han escrito en la memoria de todos los que tenemos la oportunidad de estar con ellos, sin embargo, quiero hacer de este espacio una invitación para que todos nos sumemos, este próximo jueves a la conmemoración del Día Mundial del Síndrome de Down.

Somos una sociedad en constante crecimiento, somos una comunidad que muchas veces ha demostrado su capacidad de desarrollo y de inclusión, y esta es una oportunidad única para continuar demostrándolo.

Si es su deseo, puede consultar la fanpage de Facebook Down Celaya y conocer un poco más de lo que hacemos y vivimos en esta asociación.

¿Qué es para usted esta fecha y esto que acaba de leer? ¿Acierto o Barbaridad? Espero su comentario a mi correo: cuervito48@hotmail.com

martes 23 de abril de 2019

Aciertos o barbaridades

lunes 22 de abril de 2019

Aciertos o Barbaridades

lunes 15 de abril de 2019

Aciertos o Barbaridades

lunes 01 de abril de 2019

Aciertos o Barbaridades

martes 26 de marzo de 2019

Aciertos o Barbaridades

martes 19 de marzo de 2019

Aciertos o Barbaridades

lunes 04 de marzo de 2019

Aciertos o Barbaridades

lunes 25 de febrero de 2019

Aciertos o Barbaridades

lunes 18 de febrero de 2019

Aciertos o Barbaridades

lunes 07 de enero de 2019

Aciertos o Barbaridades

Cargar Más