/ miércoles 8 de diciembre de 2021

Agradecimiento

Lo que damos de corazón vuelve a nosotros multiplicado, por lo que desde la niñez el agradecimiento debiera ser una enseñanza en nuestra vida, nos enseñan a dar las ¨gracias¨ por casi todo lo que hacemos y recibimos, sin embargo desconocemos, en la mayoría de los casos, el real significado del agradecimiento, no como un simple gracias aprendido en la mayoría de los hogares, me refiero a sentir el verdadero agradecimiento, la gratitud que nos puede llevar a la emoción de sentirnos vivos, ser agradecidos por lo que recibimos, ser agradecidos por lo que no tenemos, tanto como por lo que tenemos, debería haber hadas de gratitud, si pudiese ser una de ellas dedicaría parte de mi tiempo repartiendo polvos mágicos en mi entorno para que podamos escuchar de nuestros semejantes solamente verdades, no verdades a medias que generan desamor y desconfianza en el mundo en que vivimos en lugar de generar felicidad.

En este mundo actual, con tanta verdad a medias que escuchamos, lo que recibimos dista mucho de la realidad del país en que vivimos, que no es precisamente el de Alicia en el País de las Maravillas. Casi todos somos muy buenos para hablar, opinar, decir y maldecir, hablamos de más sin cuidar lo que hablamos, sin pasar nuestro decir por los famosos tamices que Sócrates nos indicó desde hace siglos; ¿Cuántas veces hemos hablado de más sobre algo o alguien que en realidad desconocemos? Probablemente, muchas veces lo hemos hecho aún diciéndonos amigos de la persona; repetimos lo que alguien nos dijo, sin saber si lo dicho, es verdad, tampoco nos preguntamos si es útil para la persona o para nosotros y generalmente lo que hablamos no tiene nada de positivo para el tercero y por ende para nosotros mismos, demostramos ser poco bondadosos o compasivos y creamos un daño que en ocasiones no se vuelve a reparar, aunque se aclare.

Somos energía y la gratitud genera una poderosa energía que se expande cuando la usamos para referirnos a quienes nos acompañan en este viaje llamado vida, cada vez que nos expresamos con agradecimiento generamos en nuestro entorno un dar y recibir positivo, cada persona que la recibe se ve afectada positivamente, nosotros debemos reconocer que cada persona que se cruza en nuestro camino, tiene un por qué y cada una libra su propia batalla, por lo que al agradecerle mirándola a la cara aun sabiendo que hay tristeza o desconcierto alegramos su camino, porque para sentirte bien y tener días de polvos mágicos no hay cosa mejor que la gratitud, el agradecimiento va dirigido a ti y de ahí emana a otros, agradecer es amar recibiendo, es expresar amor en cada cosa que haces y vives, aunque en ocasiones lo que vives no sea de tu agrado, somos un pequeño punto en el universo y formamos parte de un todo, si cada punto emana agradecimiento el mundo cambia y nuestro entorno mejora, utópico pensamiento tal vez, pero si cada estrella brilla en el firmamento, cada persona puede brillar en su propio firmamento, a veces en el camino desconocemos si vamos o venimos, si llegamos o nos vamos, si estamos rotos o completos, y a esta fecha, en ocasiones, las más desconozco la respuesta, y la única que encuentro que me reconforta, es agradecer por el momento, quizá este diálogo, caro lector, nos ayude y me ayude a encontrarla, si me acompañas en el argüende de la vida, estaré eternamente agradecida esperando tus respuestas en angeldesofia@yahoo.com.mx.

Lo que damos de corazón vuelve a nosotros multiplicado, por lo que desde la niñez el agradecimiento debiera ser una enseñanza en nuestra vida, nos enseñan a dar las ¨gracias¨ por casi todo lo que hacemos y recibimos, sin embargo desconocemos, en la mayoría de los casos, el real significado del agradecimiento, no como un simple gracias aprendido en la mayoría de los hogares, me refiero a sentir el verdadero agradecimiento, la gratitud que nos puede llevar a la emoción de sentirnos vivos, ser agradecidos por lo que recibimos, ser agradecidos por lo que no tenemos, tanto como por lo que tenemos, debería haber hadas de gratitud, si pudiese ser una de ellas dedicaría parte de mi tiempo repartiendo polvos mágicos en mi entorno para que podamos escuchar de nuestros semejantes solamente verdades, no verdades a medias que generan desamor y desconfianza en el mundo en que vivimos en lugar de generar felicidad.

En este mundo actual, con tanta verdad a medias que escuchamos, lo que recibimos dista mucho de la realidad del país en que vivimos, que no es precisamente el de Alicia en el País de las Maravillas. Casi todos somos muy buenos para hablar, opinar, decir y maldecir, hablamos de más sin cuidar lo que hablamos, sin pasar nuestro decir por los famosos tamices que Sócrates nos indicó desde hace siglos; ¿Cuántas veces hemos hablado de más sobre algo o alguien que en realidad desconocemos? Probablemente, muchas veces lo hemos hecho aún diciéndonos amigos de la persona; repetimos lo que alguien nos dijo, sin saber si lo dicho, es verdad, tampoco nos preguntamos si es útil para la persona o para nosotros y generalmente lo que hablamos no tiene nada de positivo para el tercero y por ende para nosotros mismos, demostramos ser poco bondadosos o compasivos y creamos un daño que en ocasiones no se vuelve a reparar, aunque se aclare.

Somos energía y la gratitud genera una poderosa energía que se expande cuando la usamos para referirnos a quienes nos acompañan en este viaje llamado vida, cada vez que nos expresamos con agradecimiento generamos en nuestro entorno un dar y recibir positivo, cada persona que la recibe se ve afectada positivamente, nosotros debemos reconocer que cada persona que se cruza en nuestro camino, tiene un por qué y cada una libra su propia batalla, por lo que al agradecerle mirándola a la cara aun sabiendo que hay tristeza o desconcierto alegramos su camino, porque para sentirte bien y tener días de polvos mágicos no hay cosa mejor que la gratitud, el agradecimiento va dirigido a ti y de ahí emana a otros, agradecer es amar recibiendo, es expresar amor en cada cosa que haces y vives, aunque en ocasiones lo que vives no sea de tu agrado, somos un pequeño punto en el universo y formamos parte de un todo, si cada punto emana agradecimiento el mundo cambia y nuestro entorno mejora, utópico pensamiento tal vez, pero si cada estrella brilla en el firmamento, cada persona puede brillar en su propio firmamento, a veces en el camino desconocemos si vamos o venimos, si llegamos o nos vamos, si estamos rotos o completos, y a esta fecha, en ocasiones, las más desconozco la respuesta, y la única que encuentro que me reconforta, es agradecer por el momento, quizá este diálogo, caro lector, nos ayude y me ayude a encontrarla, si me acompañas en el argüende de la vida, estaré eternamente agradecida esperando tus respuestas en angeldesofia@yahoo.com.mx.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 19 de enero de 2022

Lo no Dicho en Broma

Tere Derbez

miércoles 12 de enero de 2022

Y de Nuevo Llegaron

Tere Derbez

miércoles 05 de enero de 2022

¿Qué Hemos Hecho?

Tere Derbez

miércoles 22 de diciembre de 2021

Ñañaras

Tere Derbez

miércoles 15 de diciembre de 2021

Los Absurdos que Vivimos

Tere Derbez

miércoles 08 de diciembre de 2021

Agradecimiento

Tere Derbez

miércoles 01 de diciembre de 2021

El Poder del Lenguaje

Tere Derbez

miércoles 24 de noviembre de 2021

Voy a Vivir Para Creer

Tere Derbez

miércoles 10 de noviembre de 2021

Hablemos por Hablar

Tere Derbez

miércoles 20 de octubre de 2021

¿Aprendiste Algo?

Tere Derbez

Cargar Más