/ miércoles 30 de diciembre de 2020

Al Final ¿Para Quién son las Ciudades?

2020, el año que está por terminar pero que hubiéramos preferido habernos saltado. Al final de este año nosotros y nuestras ciudades habremos pasado por un sinfín de situaciones que para la gran mayoría han sido experiencias para el olvido y para los más optimistas un área de oportunidad.

Pero así como los chairos o derechairos que no tienen memoria, aquí en su espacio informativo trágico- comedia, les hacemos un recuento de lo que este año nos ofreció y cómo los territorios lo resintieron.

Apenas comenzaba el año y tal como siempre el mundo aun flotaba en el espacio, pero apenas dando una revisada a la parte trasera, encontramos una Australia ardiendo sin control, dejando varias zonas inhóspitas aun para los mismos australianos. Al mismo tiempo en el coachella para millonarios en Davos, se proponía una agenda climática como prioridad.

Dejando de lado los problemas de Trump y las varias veces que estuvimos a nada de iniciar la 3era guerra mundial y aún seguía siendo enero. Pero ya se deslumbraba el protagonista de este año, un nuevo virus que al principio impactaba a los doctores en Wuhan China y terminó siendo fatal, mientras que occidente sólo puede ver la historia por las noticias, lo cual sugería ser más seguro. Hasta que se propagó apenas hace días en los 5 continentes del mundo.

Una sociedad que se polarizaba cada vez más, siendo EL problema de nuestra época, ya sea que se trate de Trump, AMLO, el Brexit, las vacunas, el uso de cubrebocas, o hasta si la tierra es plana. Pónganle a la receta una pizca de populismo, líderes como Boris Jhonson, Trump, Bolsonaro O López Obrador, los cuáles no creían en el coronavirus y algunos de ellos llegaron a padecerlo, dejando al mundo preocupado que en momento de crisis tuviéramos que sustituirlos por otros menos calificados, lo cual es casi imposible.

Los casos del “Black Lives Matter”, las protestas feministas, elecciones en Estados Unidos, héroes como López Gatell y villanos como López Gatell. La pandemia aceleró la digitalización de nuestras ciudades, el teletrabajo creció un 160% tan sólo en Estados Unidos de 2005 a 2017, la movilidad en automóvil disminuyó un 80% en ciudades europeas, tan sólo en la avenida Insurgentes de la Ciudad de México el aforo ciclista aumento en 75%, se espera que el comercio electrónico crecerá más del 60%, más cuando en estas fechas de consumismo desenfrenado, tenemos semáforo rojo.

Dijo el chicharito imaginémonos cosas chingonas, imaginémonos ciudades que puedan ser resilientes, que se adapten con mayor rapidez de forma inteligente a los desafíos que aún presenta la pandemia, seamos mejores ciudadanos, para tener mejores gobiernos, sobre todo que nos cuidemos para que estemos todos para que el próximo año podamos seguir disfrutando del territorio de todos.

@marcosornelasm

marcosornelasm@gmail.com

2020, el año que está por terminar pero que hubiéramos preferido habernos saltado. Al final de este año nosotros y nuestras ciudades habremos pasado por un sinfín de situaciones que para la gran mayoría han sido experiencias para el olvido y para los más optimistas un área de oportunidad.

Pero así como los chairos o derechairos que no tienen memoria, aquí en su espacio informativo trágico- comedia, les hacemos un recuento de lo que este año nos ofreció y cómo los territorios lo resintieron.

Apenas comenzaba el año y tal como siempre el mundo aun flotaba en el espacio, pero apenas dando una revisada a la parte trasera, encontramos una Australia ardiendo sin control, dejando varias zonas inhóspitas aun para los mismos australianos. Al mismo tiempo en el coachella para millonarios en Davos, se proponía una agenda climática como prioridad.

Dejando de lado los problemas de Trump y las varias veces que estuvimos a nada de iniciar la 3era guerra mundial y aún seguía siendo enero. Pero ya se deslumbraba el protagonista de este año, un nuevo virus que al principio impactaba a los doctores en Wuhan China y terminó siendo fatal, mientras que occidente sólo puede ver la historia por las noticias, lo cual sugería ser más seguro. Hasta que se propagó apenas hace días en los 5 continentes del mundo.

Una sociedad que se polarizaba cada vez más, siendo EL problema de nuestra época, ya sea que se trate de Trump, AMLO, el Brexit, las vacunas, el uso de cubrebocas, o hasta si la tierra es plana. Pónganle a la receta una pizca de populismo, líderes como Boris Jhonson, Trump, Bolsonaro O López Obrador, los cuáles no creían en el coronavirus y algunos de ellos llegaron a padecerlo, dejando al mundo preocupado que en momento de crisis tuviéramos que sustituirlos por otros menos calificados, lo cual es casi imposible.

Los casos del “Black Lives Matter”, las protestas feministas, elecciones en Estados Unidos, héroes como López Gatell y villanos como López Gatell. La pandemia aceleró la digitalización de nuestras ciudades, el teletrabajo creció un 160% tan sólo en Estados Unidos de 2005 a 2017, la movilidad en automóvil disminuyó un 80% en ciudades europeas, tan sólo en la avenida Insurgentes de la Ciudad de México el aforo ciclista aumento en 75%, se espera que el comercio electrónico crecerá más del 60%, más cuando en estas fechas de consumismo desenfrenado, tenemos semáforo rojo.

Dijo el chicharito imaginémonos cosas chingonas, imaginémonos ciudades que puedan ser resilientes, que se adapten con mayor rapidez de forma inteligente a los desafíos que aún presenta la pandemia, seamos mejores ciudadanos, para tener mejores gobiernos, sobre todo que nos cuidemos para que estemos todos para que el próximo año podamos seguir disfrutando del territorio de todos.

@marcosornelasm

marcosornelasm@gmail.com

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 20 de enero de 2021

La Línea

Marcos Ornelas

miércoles 06 de enero de 2021

Carta a los Reyes

Marcos Ornelas

miércoles 09 de diciembre de 2020

Tan Lejos de Dinamarca…

Marcos Ornelas

miércoles 02 de diciembre de 2020

2 Años De Transformación

Marcos Ornelas

miércoles 25 de noviembre de 2020

Homogeniatízate Esta

Marcos Ornelas

Cargar Más