/ miércoles 22 de septiembre de 2021

Ambulantaje y Caminabilidad ¿Juntos en la Ciudad?

Mientras que algunas de las autoridades electas comienzan ya a revisar los proyectos que se detonaran en próximos meses o años, según sea la suerte o el acercamiento con gobierno del estado, como el lector considere tomarlo, existen aún otros que siguen esperando el dia para poder hacer uso del recurso público y regresar los favores obtenidos en la campaña. Sin probidad de acusación, enfoquémonos en los primeros, de los cuales como hasta en los perros hay razas.

Consultando en algún municipio los proyectos emblemáticos en un plan de trabajo preliminar, aparecían obras de corte infraestructura de movilidad, no es de extrañarse si más del 30 por ciento del espacio de una ciudad lo constituyen las calles, pero sin mayor profundidad en el tema encontrabas proyectos de calles para las entradas de las comunidades en ejemplos de beneficio social o que pasaban por los terrenos de algún vivo en otras circunstancias. En ambos casos reinaba el tecnicismo y la ejecución por encima de la planeación y ser parte de un sistema más grande.

Aunque pareciera obvio, aún existe conflicto sobre quién resulta responsable en cuanto a infraestructura de movilidad se trata, porque en aquellos municipios donde el desarrollo urbano va de la mano con la obra pública, pareciera que la tienen más fácil, sin descartar tránsito, planeación y servicios municipales.

El espacio público es de fachada a fachada, la calle no es una vía de circulación nada más, así los espacios públicos en vez de medir sólo 2 metros ahora se convierten en 8. Considerar a las banquetas como parte del sistema público de movilidad, seguramente permitirá comprender mejor el transporte del municipio. Pero, ¿qué pasa cuando el espacio esta adueñado por comerciantes ambulantes? Lo peor que se puede hacer es quitar a los ambulantes para que sólo se puedan estacionar más vehículos. Existe una lógica que reúne la felicidad de los peatones y los comerciantes, haciendo a las calles mejores espacios públicos le da un plus a las ventas de los comerciantes. Lo siguiente pareciera una paradoja pero el tener comerciantes en la vía pública le puede permitir una identidad

No existen ciudades no caminables, pero una ciudad debe ser diversa y compacta. La extensión metropolitana infinita, dificulta el proceso de hacer ciudad. Caminar es tan básico como la necesidad de respirar. Cuando se habla de Smart cities, lo más inteligente es utilizar tus dos piernas. ¿Cómo haces caminable una calle? ¿Cómo convences a todos los vecinos y comerciantes del beneficio de tener una calle dedicada al peatón? Eso será para una segunda parte, mientras tanto podemos coincidir en una larga vida a la caminabilidad.

Mientras que algunas de las autoridades electas comienzan ya a revisar los proyectos que se detonaran en próximos meses o años, según sea la suerte o el acercamiento con gobierno del estado, como el lector considere tomarlo, existen aún otros que siguen esperando el dia para poder hacer uso del recurso público y regresar los favores obtenidos en la campaña. Sin probidad de acusación, enfoquémonos en los primeros, de los cuales como hasta en los perros hay razas.

Consultando en algún municipio los proyectos emblemáticos en un plan de trabajo preliminar, aparecían obras de corte infraestructura de movilidad, no es de extrañarse si más del 30 por ciento del espacio de una ciudad lo constituyen las calles, pero sin mayor profundidad en el tema encontrabas proyectos de calles para las entradas de las comunidades en ejemplos de beneficio social o que pasaban por los terrenos de algún vivo en otras circunstancias. En ambos casos reinaba el tecnicismo y la ejecución por encima de la planeación y ser parte de un sistema más grande.

Aunque pareciera obvio, aún existe conflicto sobre quién resulta responsable en cuanto a infraestructura de movilidad se trata, porque en aquellos municipios donde el desarrollo urbano va de la mano con la obra pública, pareciera que la tienen más fácil, sin descartar tránsito, planeación y servicios municipales.

El espacio público es de fachada a fachada, la calle no es una vía de circulación nada más, así los espacios públicos en vez de medir sólo 2 metros ahora se convierten en 8. Considerar a las banquetas como parte del sistema público de movilidad, seguramente permitirá comprender mejor el transporte del municipio. Pero, ¿qué pasa cuando el espacio esta adueñado por comerciantes ambulantes? Lo peor que se puede hacer es quitar a los ambulantes para que sólo se puedan estacionar más vehículos. Existe una lógica que reúne la felicidad de los peatones y los comerciantes, haciendo a las calles mejores espacios públicos le da un plus a las ventas de los comerciantes. Lo siguiente pareciera una paradoja pero el tener comerciantes en la vía pública le puede permitir una identidad

No existen ciudades no caminables, pero una ciudad debe ser diversa y compacta. La extensión metropolitana infinita, dificulta el proceso de hacer ciudad. Caminar es tan básico como la necesidad de respirar. Cuando se habla de Smart cities, lo más inteligente es utilizar tus dos piernas. ¿Cómo haces caminable una calle? ¿Cómo convences a todos los vecinos y comerciantes del beneficio de tener una calle dedicada al peatón? Eso será para una segunda parte, mientras tanto podemos coincidir en una larga vida a la caminabilidad.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 22 de diciembre de 2021

Pirotecnia, Calentando la Navidad

Marcos Ornelas

miércoles 15 de diciembre de 2021

¿Licitar? Eso no va con la 4T

Marcos Ornelas

miércoles 24 de noviembre de 2021

Construyendo Seguridad

Marcos Ornelas

miércoles 17 de noviembre de 2021

La Reputación de las Ciudades

Marcos Ornelas

miércoles 20 de octubre de 2021

¡Y Arrancan!

Marcos Ornelas

Cargar Más