/ miércoles 16 de marzo de 2022

Camino de Dignidad

Dijo Antonio Machado: Caminante no hay camino sino estelas en la mar, y este mar está embravecido, enojado y destilando no sal de mar, sino sal de odio y poder, tanto en Ucrania como en nuestro país, donde no se cantan mal las rancheras, mis incrédulos ojos aun no dan crédito a lo que se vivió y vive diariamente en él, no acabábamos de ver lo acontecido en San José de Gracia cuando Querétaro se tiñe de sangre en un espectáculo dantesco donde los ojos de los comunes mortales no dábamos crédito de lo que vimos, tanto odio y enojo, tanta falta de compasión y respeto y para casi rematar llega, o más bien, continúa la violencia en Michoacán alcanzando a niños de escuela quienes, con sus maestros, tienen que esconderse llorando ante la desesperada petición de silencio que el maestro emitía; si continuamos caminado por Sonora, Sinaloa y… no quiero continuar porque las lágrimas salen de mi alma al ver la descomposición que vivimos al enterarnos que las estadísticas anuncian 106 ejecutados en cinco semanas y ni para qué hablar de periodistas y de mujeres y niñas, de personas muertas y ultrajadas quienes como borreguitos entregan sus pertenecías a los pillos que suben en las combis en Ciudad de México, por lo que me pregunto si el diablo anda suelto porque decidió venir por sí solo o tal vez, porque nosotros le llamamos con tanta frustración y enojo que nos están alimentado diariamente para dividirnos como hermanos. Sería bueno echar uno o dos ojos a lo que acontece en Ucrania cuyo pueblo está dando una muestra de solidaridad, sororidad y sobre todo DIGNIDAD y HONOR, conceptos que me temo, hemos perdido en nuestro país, sé, que hay mucha gente cargando dolor y frustración permanente, sé que aquel mexicano sonriente se ha convertido en un mexicano neurótico que al menor roce de mano se vuelve agresivo furioso, la historia de México es larga, a ratos barroca y en otros kafkiana o surrealista y aun así, vale la pena vivir aquí, porque somos más los que crecimos como buenas personas creyendo que seguiremos siendo el pueblo amable que el turista añora y el local implora retomar con desfiles y celebraciones, con escándalos y tapujos, con verdades a medias y errores a la vista, es sabido que todos los hacedores del país, llamémoslos mexicanos, trabajamos para ganarle la partida al mal retomando el bien, porque uno nace en algún lado siempre y se muere sin planear, por eso nacemos y morimos y no tiene nada de particular, lo curioso sería que existiésemos sin contingencias o aventuras agradables y desagradables, pues entonces sí que la vida sería aburrida, por eso, hoy, decidámonos a empezar algo maravilloso, crear en nuestro entorno un ambiente de paz y solidaridad como a la antigüita, donde podíamos entrar a la casa del vecino sin recibir nada más que la regañada casera por no avisar, porque en la vida al empezar algo nuevo encontramos un nacer de nuevo, es cumplir con el libre albedrio del ser humano, cuando nacemos, aun con los ojos abiertos no vemos nada, pues lo que alcanzamos a ver es desconocido, así crecimos, no importa si aquí o allá o donde el destino nos lleve, lo único seguro es que se nace para ser alguien y hacer algo en vida, se nace para ser parte del buen nacer y no del vil nacer, nacemos buenos y algunos, al crecer, se envilecen por poder o ambición o todo junto, sin importar si nació provinciano o capitalino, ya que lo que define a los personajes que habitamos este país no es su origen, son las acciones quienes definen a los personajes. Si amamos a nuestro país, debemos, como los ucranianos, tener el corazón cercano a la patria para defender con todo, nuestras buenas costumbres, el buen hacer y bien nacer y no esa parte que aflora del lado negro de la humanidad.

México es una eterna dádiva como fortaleza de luz donde los jóvenes no definen su vocación ante tanta confusión y división, por eso hoy, es importante caminar en paz y dar una honesta mirada en lo que vivimos y cómo contribuimos para mejorar el entorno, mientras usted lo hace yo reviso mi armario para reencontrar el bien hacer y honrar el bien nacer, gracias y escriban sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx

Dijo Antonio Machado: Caminante no hay camino sino estelas en la mar, y este mar está embravecido, enojado y destilando no sal de mar, sino sal de odio y poder, tanto en Ucrania como en nuestro país, donde no se cantan mal las rancheras, mis incrédulos ojos aun no dan crédito a lo que se vivió y vive diariamente en él, no acabábamos de ver lo acontecido en San José de Gracia cuando Querétaro se tiñe de sangre en un espectáculo dantesco donde los ojos de los comunes mortales no dábamos crédito de lo que vimos, tanto odio y enojo, tanta falta de compasión y respeto y para casi rematar llega, o más bien, continúa la violencia en Michoacán alcanzando a niños de escuela quienes, con sus maestros, tienen que esconderse llorando ante la desesperada petición de silencio que el maestro emitía; si continuamos caminado por Sonora, Sinaloa y… no quiero continuar porque las lágrimas salen de mi alma al ver la descomposición que vivimos al enterarnos que las estadísticas anuncian 106 ejecutados en cinco semanas y ni para qué hablar de periodistas y de mujeres y niñas, de personas muertas y ultrajadas quienes como borreguitos entregan sus pertenecías a los pillos que suben en las combis en Ciudad de México, por lo que me pregunto si el diablo anda suelto porque decidió venir por sí solo o tal vez, porque nosotros le llamamos con tanta frustración y enojo que nos están alimentado diariamente para dividirnos como hermanos. Sería bueno echar uno o dos ojos a lo que acontece en Ucrania cuyo pueblo está dando una muestra de solidaridad, sororidad y sobre todo DIGNIDAD y HONOR, conceptos que me temo, hemos perdido en nuestro país, sé, que hay mucha gente cargando dolor y frustración permanente, sé que aquel mexicano sonriente se ha convertido en un mexicano neurótico que al menor roce de mano se vuelve agresivo furioso, la historia de México es larga, a ratos barroca y en otros kafkiana o surrealista y aun así, vale la pena vivir aquí, porque somos más los que crecimos como buenas personas creyendo que seguiremos siendo el pueblo amable que el turista añora y el local implora retomar con desfiles y celebraciones, con escándalos y tapujos, con verdades a medias y errores a la vista, es sabido que todos los hacedores del país, llamémoslos mexicanos, trabajamos para ganarle la partida al mal retomando el bien, porque uno nace en algún lado siempre y se muere sin planear, por eso nacemos y morimos y no tiene nada de particular, lo curioso sería que existiésemos sin contingencias o aventuras agradables y desagradables, pues entonces sí que la vida sería aburrida, por eso, hoy, decidámonos a empezar algo maravilloso, crear en nuestro entorno un ambiente de paz y solidaridad como a la antigüita, donde podíamos entrar a la casa del vecino sin recibir nada más que la regañada casera por no avisar, porque en la vida al empezar algo nuevo encontramos un nacer de nuevo, es cumplir con el libre albedrio del ser humano, cuando nacemos, aun con los ojos abiertos no vemos nada, pues lo que alcanzamos a ver es desconocido, así crecimos, no importa si aquí o allá o donde el destino nos lleve, lo único seguro es que se nace para ser alguien y hacer algo en vida, se nace para ser parte del buen nacer y no del vil nacer, nacemos buenos y algunos, al crecer, se envilecen por poder o ambición o todo junto, sin importar si nació provinciano o capitalino, ya que lo que define a los personajes que habitamos este país no es su origen, son las acciones quienes definen a los personajes. Si amamos a nuestro país, debemos, como los ucranianos, tener el corazón cercano a la patria para defender con todo, nuestras buenas costumbres, el buen hacer y bien nacer y no esa parte que aflora del lado negro de la humanidad.

México es una eterna dádiva como fortaleza de luz donde los jóvenes no definen su vocación ante tanta confusión y división, por eso hoy, es importante caminar en paz y dar una honesta mirada en lo que vivimos y cómo contribuimos para mejorar el entorno, mientras usted lo hace yo reviso mi armario para reencontrar el bien hacer y honrar el bien nacer, gracias y escriban sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 22 de junio de 2022

Padre, Papito, Papá

Tere Derbez

miércoles 15 de junio de 2022

Busca y Encuentra

Tere Derbez

miércoles 08 de junio de 2022

Vivir Para Evaluar

Tere Derbez

domingo 05 de junio de 2022

Vivir Para Evaluar

Tere Derbez

miércoles 25 de mayo de 2022

Vivir Para Creer

Tere Derbez

jueves 12 de mayo de 2022

A mi si me Gusta

Tere Derbez

miércoles 20 de abril de 2022

Salud Espiritual

Tere Derbez

domingo 10 de abril de 2022

Me Duele El Mundo

Tere Derbez

miércoles 06 de abril de 2022

Por Que

Tere Derbez

miércoles 23 de marzo de 2022

Y Ahora qué

Tere Derbez

Cargar Más