/ martes 25 de enero de 2022

Cinecrítica

“Coda: Señales del corazón”

Ya había mencionado que la cinematografía está en un plan de no arriesgarse en propuestas, dadas las circunstancias que han venido afectando en todos los aspectos, siendo entonces que buscan realizar fórmulas ya probadas que la gente puede recibir bien y sin tanto embrollo, y en algunos casos, la parte emotiva la incrementan para lograr empatizar y así obtener un mayor éxito en taquilla o en los streamings.

“Coda: Señales del corazón”, es una muestra de este tipo de películas, que además de ser un remake de la película francesa “La familia Bélier”, llega en un momento, donde la esperanza es algo que nos cae bien. La directora Siân Heder, después de su ópera prima “Tallulah” que fue de las primeras propuestas realizadas para un streaming, vuelve a retomar la dirección de largometrajes con esta historia escrita por Victoria Bedos y adaptada por la misma directora de este año, la cual, nos llevan a conocer a Ruby, una adolescente que forma parte de una familia con discapacidad auditiva y de habla, dedicados a la pesca, siendo víctima de los abusos de este comercio, donde tendrán que enfrentarse con una nueva situación dado que Ruby, descubre su capacidad vocal para cantar y desea hacer carrera lejos de su familia, convirtiendo este sueño en algo que quizá sea utópico dado que ella funge de interprete en medio de una sociedad sin inclusión de este tipo, sacrificando lo personal por lo familiar, llevándonos así de la esperanza a la frustración y quizá hasta el enojo, pero considerando lo predecible de la película, sabemos desde un inicio el final de la misma, pero no quita que nos hagan sentir todo lo anterior, llevándonos entonces a tener un buen rato frente al televisor.

Este drama, obtuvo varias preseas cinematográficas el año pasado, y honestamente mucho es por la calidad de interpretación del elenco gracias a la buena dirección que tuvieron. Cabe señalar que dentro del elenco se encuentra el comediante mexicano Eugenio Derbez, quien se ha ido abriendo camino en Hollywood y en esta ocasión lo veremos interpretando al profesor de coro, Bernardo Villalobos o Mr. B, en un tono más serio y formal, sin dejar el sarcasmo por momentos, pero demostrando que puede hacer papeles más serios, además de dar una probadita de que los mexicanos, pueden realizar papeles diferentes a narcotraficantes o jardineros, dando esperanza a que pronto más mexicanos puedan abrirse camino en este ámbito.

También forman parte del elenco la joven Emilia Jones como Rosy y quien lleva la batuta de la historia, pero la acompaña Toy Kotsur, Daniel Durant y la ganadora de un premio Óscar como mejor actriz, Marlee Matlin, siendo que todos ellos tiene discapacidad auditiva y del habla, pero demostrando que son actores maravillosos que en verdad transmiten lo necesario y de ahí que congenien muy bien con todo el demás elenco. También podemos ver la actuación de Ferdia Walsh-Peelo, al cual podemos ubicar muy bien como el protagonista de Sing Street, así como a Amy Forsyth, John Fiore, Lonnie Farmer, Courtland Jones, entre otros.

Sin duda, “Coda: Señales del corazón”, es una película que solo porque tiene algunas connotaciones sexuales, no se puede disfrutar en familia, pero quitando eso, pueden hacerlo sin problema, dejándonos un rato ameno y con buen ritmo, además de disfrutar un rato musical sin caer en el exceso y mediado con la parte social sin caer en buscar culpables de la falta de inclusión ni en buscar remordimiento por esta situación, sino en mostrarnos que se deben buscar soluciones más que pretextos, siendo esto algo que nos hace mucha falta como humanidad.

Así que es una buena opción para poder disfrutar en casa y con ello evitar la propagación del virus que nos ha tenido encerrados por un buen rato.

“Coda: Señales del corazón”

Ya había mencionado que la cinematografía está en un plan de no arriesgarse en propuestas, dadas las circunstancias que han venido afectando en todos los aspectos, siendo entonces que buscan realizar fórmulas ya probadas que la gente puede recibir bien y sin tanto embrollo, y en algunos casos, la parte emotiva la incrementan para lograr empatizar y así obtener un mayor éxito en taquilla o en los streamings.

“Coda: Señales del corazón”, es una muestra de este tipo de películas, que además de ser un remake de la película francesa “La familia Bélier”, llega en un momento, donde la esperanza es algo que nos cae bien. La directora Siân Heder, después de su ópera prima “Tallulah” que fue de las primeras propuestas realizadas para un streaming, vuelve a retomar la dirección de largometrajes con esta historia escrita por Victoria Bedos y adaptada por la misma directora de este año, la cual, nos llevan a conocer a Ruby, una adolescente que forma parte de una familia con discapacidad auditiva y de habla, dedicados a la pesca, siendo víctima de los abusos de este comercio, donde tendrán que enfrentarse con una nueva situación dado que Ruby, descubre su capacidad vocal para cantar y desea hacer carrera lejos de su familia, convirtiendo este sueño en algo que quizá sea utópico dado que ella funge de interprete en medio de una sociedad sin inclusión de este tipo, sacrificando lo personal por lo familiar, llevándonos así de la esperanza a la frustración y quizá hasta el enojo, pero considerando lo predecible de la película, sabemos desde un inicio el final de la misma, pero no quita que nos hagan sentir todo lo anterior, llevándonos entonces a tener un buen rato frente al televisor.

Este drama, obtuvo varias preseas cinematográficas el año pasado, y honestamente mucho es por la calidad de interpretación del elenco gracias a la buena dirección que tuvieron. Cabe señalar que dentro del elenco se encuentra el comediante mexicano Eugenio Derbez, quien se ha ido abriendo camino en Hollywood y en esta ocasión lo veremos interpretando al profesor de coro, Bernardo Villalobos o Mr. B, en un tono más serio y formal, sin dejar el sarcasmo por momentos, pero demostrando que puede hacer papeles más serios, además de dar una probadita de que los mexicanos, pueden realizar papeles diferentes a narcotraficantes o jardineros, dando esperanza a que pronto más mexicanos puedan abrirse camino en este ámbito.

También forman parte del elenco la joven Emilia Jones como Rosy y quien lleva la batuta de la historia, pero la acompaña Toy Kotsur, Daniel Durant y la ganadora de un premio Óscar como mejor actriz, Marlee Matlin, siendo que todos ellos tiene discapacidad auditiva y del habla, pero demostrando que son actores maravillosos que en verdad transmiten lo necesario y de ahí que congenien muy bien con todo el demás elenco. También podemos ver la actuación de Ferdia Walsh-Peelo, al cual podemos ubicar muy bien como el protagonista de Sing Street, así como a Amy Forsyth, John Fiore, Lonnie Farmer, Courtland Jones, entre otros.

Sin duda, “Coda: Señales del corazón”, es una película que solo porque tiene algunas connotaciones sexuales, no se puede disfrutar en familia, pero quitando eso, pueden hacerlo sin problema, dejándonos un rato ameno y con buen ritmo, además de disfrutar un rato musical sin caer en el exceso y mediado con la parte social sin caer en buscar culpables de la falta de inclusión ni en buscar remordimiento por esta situación, sino en mostrarnos que se deben buscar soluciones más que pretextos, siendo esto algo que nos hace mucha falta como humanidad.

Así que es una buena opción para poder disfrutar en casa y con ello evitar la propagación del virus que nos ha tenido encerrados por un buen rato.