/ domingo 20 de diciembre de 2020

El Desafío

LA DESIGNACIÓN DE Javier Mendoza Márquez como aspirante a la presidencia municipal de Celaya, es sin duda, un hecho que levantó una serie de comentarios y posicionamientos, tanto como de apoyo, como de desaprobación, como lo hizo público la señora presidente municipal, Elvira Paniagua Rodríguez.

ACCION NACIONAL DIO el primer paso, a sabiendas de que habría durezas en comentarios, disgusto entre la militancia y medición del alcance de la decisión -seguramente si hubiese sido un resultado negativo-, y poder maniobrar así el triunfo electoral, a pesar del mal gobierno actual. Quizá los peores negativos son el apoderamiento de los alegres compadres del PAN en el municipio, e influyente ante Diego Sinuhé Rodríguez y el CDE.

EN MORENA -para el que existe un temor evidente entre los que tiene el poder en Guanajuato-, el comportamiento de sus "tribus", aunque bajo aparente control no pueden ponerse de acuerdo ante la indecisión que se conserva -hasta el viernes en que escribo esta entrega- por parte de Leopoldo Almanza, el único que por imagen, podría darles una victoria en junio próximo.

HAY TRIBUS DIVIDIDAS entre Antonio Chaurand Arzate, al que muchos lo ubican mejor en el distrito 12 federal, y otro, los que ahora controlan a MORENA a nivel nacional, aliados a Prieto y Delgado, han propuesta a un representante de su equipo, Miguel Ángel Chico, de quien se dice, ya solicitó carta de residencia -aunque mucho lo ubican que salió de Celaya desde hace muchos años y que nunca ha ganado una elección. La aspiración de Juan Miguel Ramírez ha sido afectada por el COVID-19, del que se recupera.

DE LOS OTROS, el VERDE amarra planilla y buscará no perder su regiduría, con candidatos a diputaciones, de manera silenciosa, y por designación y si tener propuesta alguna, con un candidato a la alcaldía que salió huyendo de Movimiento Ciudadano. En el PRI, Javier Contreras intentará, al menos, conservar la regiduría que hoy comparte con el PAN y alguna negociación desde la asesoría que imparte a la jerarquía política de Guanajuato, que no es de su partido, por supuesto.

EN EL CASO de Movimiento Ciudadano, que anda como chivo en vitrina de cristal, y tras de la salida del primer candidato, han seguido otros aspirantes, Emilio Cabrera, Octavio Arvizu Gutiérrez -y que podría catapultarse esta semana- ante la negativa reaparición de Felipe Camarena, que viene del PRI, del PAN -foxiano hasta las cacas- y del Verde al que le vendió caro su triunfo a la diputación federal... Manejado por Francisco Arroyo, excompañero en el Congreso de Peña Nieto, lo imponen como candidato a lo que sea, al fin que ya lo compraron.

ANTE LOS TROPIEZOS del gobernador -aún con asesores del PRI-, en el CDE del PAN no queda claro quiénes de los diputados federales por Guanajuato van por la reelección. El tiempo se agota, y el miércoles 23 de diciembre vence el plazo para que los diputados que quieran ser reelectos lo manifiesten oficialmente, no sólo con carta de intención y con el aval de los señorones del Comité Nacional. En Celaya todo indica que Saraí Núñez intentará permanecer otros tres años en el recinto de San Lázaro. xermanv@gmail.com

LA DESIGNACIÓN DE Javier Mendoza Márquez como aspirante a la presidencia municipal de Celaya, es sin duda, un hecho que levantó una serie de comentarios y posicionamientos, tanto como de apoyo, como de desaprobación, como lo hizo público la señora presidente municipal, Elvira Paniagua Rodríguez.

ACCION NACIONAL DIO el primer paso, a sabiendas de que habría durezas en comentarios, disgusto entre la militancia y medición del alcance de la decisión -seguramente si hubiese sido un resultado negativo-, y poder maniobrar así el triunfo electoral, a pesar del mal gobierno actual. Quizá los peores negativos son el apoderamiento de los alegres compadres del PAN en el municipio, e influyente ante Diego Sinuhé Rodríguez y el CDE.

EN MORENA -para el que existe un temor evidente entre los que tiene el poder en Guanajuato-, el comportamiento de sus "tribus", aunque bajo aparente control no pueden ponerse de acuerdo ante la indecisión que se conserva -hasta el viernes en que escribo esta entrega- por parte de Leopoldo Almanza, el único que por imagen, podría darles una victoria en junio próximo.

HAY TRIBUS DIVIDIDAS entre Antonio Chaurand Arzate, al que muchos lo ubican mejor en el distrito 12 federal, y otro, los que ahora controlan a MORENA a nivel nacional, aliados a Prieto y Delgado, han propuesta a un representante de su equipo, Miguel Ángel Chico, de quien se dice, ya solicitó carta de residencia -aunque mucho lo ubican que salió de Celaya desde hace muchos años y que nunca ha ganado una elección. La aspiración de Juan Miguel Ramírez ha sido afectada por el COVID-19, del que se recupera.

DE LOS OTROS, el VERDE amarra planilla y buscará no perder su regiduría, con candidatos a diputaciones, de manera silenciosa, y por designación y si tener propuesta alguna, con un candidato a la alcaldía que salió huyendo de Movimiento Ciudadano. En el PRI, Javier Contreras intentará, al menos, conservar la regiduría que hoy comparte con el PAN y alguna negociación desde la asesoría que imparte a la jerarquía política de Guanajuato, que no es de su partido, por supuesto.

EN EL CASO de Movimiento Ciudadano, que anda como chivo en vitrina de cristal, y tras de la salida del primer candidato, han seguido otros aspirantes, Emilio Cabrera, Octavio Arvizu Gutiérrez -y que podría catapultarse esta semana- ante la negativa reaparición de Felipe Camarena, que viene del PRI, del PAN -foxiano hasta las cacas- y del Verde al que le vendió caro su triunfo a la diputación federal... Manejado por Francisco Arroyo, excompañero en el Congreso de Peña Nieto, lo imponen como candidato a lo que sea, al fin que ya lo compraron.

ANTE LOS TROPIEZOS del gobernador -aún con asesores del PRI-, en el CDE del PAN no queda claro quiénes de los diputados federales por Guanajuato van por la reelección. El tiempo se agota, y el miércoles 23 de diciembre vence el plazo para que los diputados que quieran ser reelectos lo manifiesten oficialmente, no sólo con carta de intención y con el aval de los señorones del Comité Nacional. En Celaya todo indica que Saraí Núñez intentará permanecer otros tres años en el recinto de San Lázaro. xermanv@gmail.com