/ miércoles 23 de septiembre de 2020

Felicidades México

Un aniversario como ningún otro, con gritos digitales, fiestas clandestinas (que pena si lo hicieron), hoy no habrá desfiles y esto aún va para largo. Hoy en su festejo a México le duelen muchas cosas, el ataque a nuestras propias instituciones, una refinería que nadie quiere ni necesita, un tren que no une sino que destruye, además de ser el peor momento para construirlo, un aeropuerto de primer nivel mundial, cambiado por uno más humilde pero ineficaz, una rifa que no es rifa, hospitales sin medicinas, secretarías sin computadoras, servidores sin cubrebocas, en fin la hipocresía, un gobierno que nos “representa” de forma insensible o peor aún, estúpida.

En México existe quién quiere verlo y quién no quiere, como aquellos que pueden ver el lago de Texcoco. Estas ideas inútiles del siglo pasado, creando elefantes blancos, además de mal planeados, como la refinería que costará más de 7 veces lo que se había considerado. Pero mientras nos quieren seguir invitando a este circo región 4, llamado la rifa del avión, ni todo el pueblo es conservador ni todo el pueblo es idiota.

Varias veces he escuchado al gobernador de Guanajuato decir que mucho amor, sin dinero, no es amor. Muy adecuado el comentario para este mes septembrino, porqué además de los festejos como el día del charro, el natalicio de Porfirio Diaz, al grito de independencia, la consumación de la independencia, los niños héroes y los que se sumen, todos necesarios para la misma peda de cada 8 dias, sólo que ahora con una banderita en el cachete, le sumamos el inicio del proceso del PEF, para los chairos, Presupuesto de Egresos de la Federación, eso que hace que el país siga caminando a pesar de las necedades de nuestro viejito de Macuspana.

Hace unos días salió el secretario de Hacienda Arturo Herrera lleno de felicidad, fiel a su estilo, para decirnos que el 2021 sería el año más culero en la economía mexicana desde 1932. Y es que ya nos acabamos esos fondos neoliberales, necesarios para los desastres naturales, las coberturas petroleras o los fondos de estabilización, para qué guardarlos si al final del día, la fuerza del presidente es una fuerza moral. Qué lastima.

Para todos aquellos contribuyentes de esta nación, mucha fuerza, ojalá que mínimo no se enfermen porque no habrá medicinas al igual que hoy y que el patrimonio hasta ahora trabajado sea suficiente, para que todos sigamos cooperando con las necedades de un cabecita blanca, que aún cree en los elefantes blancos, en épocas de vacas flacas, recortando presupuesto a prioridades, y llevándolas a obras que no construyen el territorio de todos, que sólo demuestran las necesidades de nadie. Fuerza México, te vamos a seguir cuidando mucho y siempre y cuando no olvidemos, podremos salir adelante, feliz cumpleaños.

Un aniversario como ningún otro, con gritos digitales, fiestas clandestinas (que pena si lo hicieron), hoy no habrá desfiles y esto aún va para largo. Hoy en su festejo a México le duelen muchas cosas, el ataque a nuestras propias instituciones, una refinería que nadie quiere ni necesita, un tren que no une sino que destruye, además de ser el peor momento para construirlo, un aeropuerto de primer nivel mundial, cambiado por uno más humilde pero ineficaz, una rifa que no es rifa, hospitales sin medicinas, secretarías sin computadoras, servidores sin cubrebocas, en fin la hipocresía, un gobierno que nos “representa” de forma insensible o peor aún, estúpida.

En México existe quién quiere verlo y quién no quiere, como aquellos que pueden ver el lago de Texcoco. Estas ideas inútiles del siglo pasado, creando elefantes blancos, además de mal planeados, como la refinería que costará más de 7 veces lo que se había considerado. Pero mientras nos quieren seguir invitando a este circo región 4, llamado la rifa del avión, ni todo el pueblo es conservador ni todo el pueblo es idiota.

Varias veces he escuchado al gobernador de Guanajuato decir que mucho amor, sin dinero, no es amor. Muy adecuado el comentario para este mes septembrino, porqué además de los festejos como el día del charro, el natalicio de Porfirio Diaz, al grito de independencia, la consumación de la independencia, los niños héroes y los que se sumen, todos necesarios para la misma peda de cada 8 dias, sólo que ahora con una banderita en el cachete, le sumamos el inicio del proceso del PEF, para los chairos, Presupuesto de Egresos de la Federación, eso que hace que el país siga caminando a pesar de las necedades de nuestro viejito de Macuspana.

Hace unos días salió el secretario de Hacienda Arturo Herrera lleno de felicidad, fiel a su estilo, para decirnos que el 2021 sería el año más culero en la economía mexicana desde 1932. Y es que ya nos acabamos esos fondos neoliberales, necesarios para los desastres naturales, las coberturas petroleras o los fondos de estabilización, para qué guardarlos si al final del día, la fuerza del presidente es una fuerza moral. Qué lastima.

Para todos aquellos contribuyentes de esta nación, mucha fuerza, ojalá que mínimo no se enfermen porque no habrá medicinas al igual que hoy y que el patrimonio hasta ahora trabajado sea suficiente, para que todos sigamos cooperando con las necedades de un cabecita blanca, que aún cree en los elefantes blancos, en épocas de vacas flacas, recortando presupuesto a prioridades, y llevándolas a obras que no construyen el territorio de todos, que sólo demuestran las necesidades de nadie. Fuerza México, te vamos a seguir cuidando mucho y siempre y cuando no olvidemos, podremos salir adelante, feliz cumpleaños.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 14 de octubre de 2020

La Tercera es la Vencida

Marcos Ornelas

miércoles 07 de octubre de 2020

Siempre no tan de 4TA

Marcos Ornelas

miércoles 23 de septiembre de 2020

Felicidades México

Marcos Ornelas

miércoles 09 de septiembre de 2020

Ciudades (in)sostenibles

Marcos Ornelas

miércoles 02 de septiembre de 2020

Se Armó el Plan 2020

Marcos Ornelas

miércoles 26 de agosto de 2020

Dúos Dinámicos

Marcos Ornelas

Cargar Más