/ miércoles 9 de junio de 2021

Hoy, Hoy, Hoy

El domingo fue el día de salir a votar, para hacer de México un mejor país y evitar mayor destrucción de instituciones por el gobierno en turno. Sabemos que desde hace mucho tiempo la honestidad se perdió en él, pero nunca como ahora se ha manifestado tan abiertamente su pérdida; se ha mentido desde hace mucho, pero nunca habíamos despertado escuchando mentiras y verdades a medias todos los días; se ha ignorado siempre a los pobres más pobres, pero nunca como ahora, se les ha usado para votaciones y volverlos más pobres, hemos sido país machista y aun así, jamás se había ignorado a las mujeres dejándolas sin apoyo al ser violentadas, nuestras instituciones sanitarias no han sido las mejores pero al menos cubrían las necesidades básicas de niños y adultos con enfermedades graves; tenemos muchos años de violencia y en estas elecciones quedó manifiesto quién manda y quién mata, tal vez por eso la ciudadanía decidió recuperar gran parte de Ciudad de México y no permitir a Morena imponer caprichos de un solo partido u hombre y aunque no está la total mayoría en el Congreso, se verán obligados a negociar para obtener los caprichos.

Curiosa la forma en que en algunos estados aún se pelean por ver quién ganó, pero esperamos México recupere un poco de calma.

Como mexicanos no debemos ni podemos bajar la guardia porque la Ley “Zaldivar” se aprobó, lo que da oportunidad al ejecutivo a ampliar su mandato por dos años más y sin embargo aún hay recursos para evitarlo y el poder está en nosotros, como quedó manifiesto en estas elecciones, Los mexicanos somos amables por naturaleza hasta que los tiempos electorales nos cambiaron los egos, crecieron la división entre nosotros y demostramos que aunque mucho se habló e hizo por lograr esta división somos hermanos, no faltó quien “truequeo” su voto por dinero o despensa, como tampoco hubo quien al día de hoy está frustrado porque tras emitirlo a favor del partido en el poder no se le prestó lo prometido. Tal vez ahora aprendimos la lección que conlleva que el honor y la dignidad no son moneda de cambio.

Como toda capilla ya tiene su fiesta, hay un momento en que ésta termina, más en México no ha terminado y aunque considero un momento inadecuado para la visita de Kamala Harris, vice presidenta de Estados Unidos, así espero que en lo obscurito de sus diálogos se haya logrado algunos puntos verdaderamente importantes para el país y mientras los conocemos espero sus comentarios en ángeldesofia@yahoo.com.mx

El domingo fue el día de salir a votar, para hacer de México un mejor país y evitar mayor destrucción de instituciones por el gobierno en turno. Sabemos que desde hace mucho tiempo la honestidad se perdió en él, pero nunca como ahora se ha manifestado tan abiertamente su pérdida; se ha mentido desde hace mucho, pero nunca habíamos despertado escuchando mentiras y verdades a medias todos los días; se ha ignorado siempre a los pobres más pobres, pero nunca como ahora, se les ha usado para votaciones y volverlos más pobres, hemos sido país machista y aun así, jamás se había ignorado a las mujeres dejándolas sin apoyo al ser violentadas, nuestras instituciones sanitarias no han sido las mejores pero al menos cubrían las necesidades básicas de niños y adultos con enfermedades graves; tenemos muchos años de violencia y en estas elecciones quedó manifiesto quién manda y quién mata, tal vez por eso la ciudadanía decidió recuperar gran parte de Ciudad de México y no permitir a Morena imponer caprichos de un solo partido u hombre y aunque no está la total mayoría en el Congreso, se verán obligados a negociar para obtener los caprichos.

Curiosa la forma en que en algunos estados aún se pelean por ver quién ganó, pero esperamos México recupere un poco de calma.

Como mexicanos no debemos ni podemos bajar la guardia porque la Ley “Zaldivar” se aprobó, lo que da oportunidad al ejecutivo a ampliar su mandato por dos años más y sin embargo aún hay recursos para evitarlo y el poder está en nosotros, como quedó manifiesto en estas elecciones, Los mexicanos somos amables por naturaleza hasta que los tiempos electorales nos cambiaron los egos, crecieron la división entre nosotros y demostramos que aunque mucho se habló e hizo por lograr esta división somos hermanos, no faltó quien “truequeo” su voto por dinero o despensa, como tampoco hubo quien al día de hoy está frustrado porque tras emitirlo a favor del partido en el poder no se le prestó lo prometido. Tal vez ahora aprendimos la lección que conlleva que el honor y la dignidad no son moneda de cambio.

Como toda capilla ya tiene su fiesta, hay un momento en que ésta termina, más en México no ha terminado y aunque considero un momento inadecuado para la visita de Kamala Harris, vice presidenta de Estados Unidos, así espero que en lo obscurito de sus diálogos se haya logrado algunos puntos verdaderamente importantes para el país y mientras los conocemos espero sus comentarios en ángeldesofia@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 16 de junio de 2021

Bondad y Ego

Tere Derbez

miércoles 09 de junio de 2021

Hoy, Hoy, Hoy

Tere Derbez

miércoles 02 de junio de 2021

Los Espejos   

Tere Derbez

miércoles 26 de mayo de 2021

Profuso y Difuso

Tere Derbez

miércoles 12 de mayo de 2021

Compasión Y Empatía

Tere Derbez

miércoles 05 de mayo de 2021

Agranda la Puerta

Tere Derbez

miércoles 28 de abril de 2021

No me Desaires

Tere Derbez

miércoles 21 de abril de 2021

¿Podemos Separar?

Tere Derbez

miércoles 14 de abril de 2021

Señor Ayúdame a Entender

Tere Derbez

miércoles 07 de abril de 2021

Comunión Cívica

Tere Derbez

Cargar Más