/ viernes 7 de agosto de 2020

La educación: ¿en riesgo o nuevas oportunidades?

Desde que inicio el confinamiento varias personas han sido despedidas, descansadas o en el mejor de los casos solo se han visto reducido sus ingresos.

Por lo anterior varias industrias, negocios y comerciantes han declarado cierres definitivos de sus fuentes laborales, pero ahora con el comunicado del lunes por parte del Secretario de Educación Esteban Moctezuma, queda mas que claro que la educación esta en riesgo.

El primer problema se dio a mediados de Marzo, con el cierre de instalaciones escolares y enviando a todos los alumnos a recibir educación virtual, al principio parecía divertido e incluso novedoso, pero a semanas de haber iniciado esta modalidad, iniciaron los reclamos de alumnos a maestros y de maestros a directivos, una cadena se quejas incontables, alumnos sin equipo adecuado, maestros sin capacitación, directivos sin información completa y así la lista crecía.

A punto de finalizar el semestre escolar, comenzaron nuevas problemáticas y esta vez eran de salud y de estrés, demasiado tiempo sentados en la misma posición, cargas de tareas excesivas o simplemente ansiedad por el confinamiento, afortunadamente finalizo un ciclo escolar mas.

Ahora la queja es otra, como ya decía en párrafos anteriores el Secretario de Educación a mencionado que el regreso a clases será hasta el 24 de agosto y serán clases en línea y por lo tanto los padres no están contentos por temas como costos escolares que incluyen, colegiaturas, útiles, uniformes y en algunos casos hasta seguros escolares y falta que algunos terminen por desembolsar mas recursos para adquirir mas y mejores tecnologías y esto solamente si hay una hija o hijo por familia, ahora traslademos eso a donde los integrantes de la familia son mas y obviamente de distinto nivel escolar, además todavía para sumarle a la ecuación, padres que trabajan fuera de casa o en la casa, quien va a supervisar el correcto uso de dichas tecnologías.

Por lo que varios padres han tomado la difícil decisión de que este ciclo escolar sus hijos no acudan a la escuela y otros han decidido cambiarlos, por las razones anteriores y una más, la educación no será la misma.

Hace algunos días la Asociación Nacional de Escualos Particulares, anuncio el cierre de aproximadamente el 25% de las escuelas privadas en el país, traducido a números 12 mil 178 planteles escolares menos y además se dice que el 40% de los padres no pretenden pagar colegiaturas, por lo que en futuros días veremos maestros despedidos, personal administrativo sin trabajo y al mismo tiempo también aumentara la demanda de clases y maestros particulares y mas que lógico; la modalidad del homeschooling (educación en casa), además de los Padres que migren a sus hijos a la escuelas publicas esperando que la educación a cargo del Estado y que debe estar garantizada por el artículo 3 Constitucional (Todo individuo tiene derecho a recibir educación) logre soportar esta nueva carga de alumnos con los docentes ya existentes.

Es tarea de todos apoyar las nuevas y recientes necesidades, a través de las nuevas modalidades, por qué estamos en un momento para reinventar la educación o perder algunas generaciones en la falta de esta.

Desde que inicio el confinamiento varias personas han sido despedidas, descansadas o en el mejor de los casos solo se han visto reducido sus ingresos.

Por lo anterior varias industrias, negocios y comerciantes han declarado cierres definitivos de sus fuentes laborales, pero ahora con el comunicado del lunes por parte del Secretario de Educación Esteban Moctezuma, queda mas que claro que la educación esta en riesgo.

El primer problema se dio a mediados de Marzo, con el cierre de instalaciones escolares y enviando a todos los alumnos a recibir educación virtual, al principio parecía divertido e incluso novedoso, pero a semanas de haber iniciado esta modalidad, iniciaron los reclamos de alumnos a maestros y de maestros a directivos, una cadena se quejas incontables, alumnos sin equipo adecuado, maestros sin capacitación, directivos sin información completa y así la lista crecía.

A punto de finalizar el semestre escolar, comenzaron nuevas problemáticas y esta vez eran de salud y de estrés, demasiado tiempo sentados en la misma posición, cargas de tareas excesivas o simplemente ansiedad por el confinamiento, afortunadamente finalizo un ciclo escolar mas.

Ahora la queja es otra, como ya decía en párrafos anteriores el Secretario de Educación a mencionado que el regreso a clases será hasta el 24 de agosto y serán clases en línea y por lo tanto los padres no están contentos por temas como costos escolares que incluyen, colegiaturas, útiles, uniformes y en algunos casos hasta seguros escolares y falta que algunos terminen por desembolsar mas recursos para adquirir mas y mejores tecnologías y esto solamente si hay una hija o hijo por familia, ahora traslademos eso a donde los integrantes de la familia son mas y obviamente de distinto nivel escolar, además todavía para sumarle a la ecuación, padres que trabajan fuera de casa o en la casa, quien va a supervisar el correcto uso de dichas tecnologías.

Por lo que varios padres han tomado la difícil decisión de que este ciclo escolar sus hijos no acudan a la escuela y otros han decidido cambiarlos, por las razones anteriores y una más, la educación no será la misma.

Hace algunos días la Asociación Nacional de Escualos Particulares, anuncio el cierre de aproximadamente el 25% de las escuelas privadas en el país, traducido a números 12 mil 178 planteles escolares menos y además se dice que el 40% de los padres no pretenden pagar colegiaturas, por lo que en futuros días veremos maestros despedidos, personal administrativo sin trabajo y al mismo tiempo también aumentara la demanda de clases y maestros particulares y mas que lógico; la modalidad del homeschooling (educación en casa), además de los Padres que migren a sus hijos a la escuelas publicas esperando que la educación a cargo del Estado y que debe estar garantizada por el artículo 3 Constitucional (Todo individuo tiene derecho a recibir educación) logre soportar esta nueva carga de alumnos con los docentes ya existentes.

Es tarea de todos apoyar las nuevas y recientes necesidades, a través de las nuevas modalidades, por qué estamos en un momento para reinventar la educación o perder algunas generaciones en la falta de esta.