/ domingo 27 de junio de 2021

La Migración Humana

El éxodo de migrantes, hacia, principalmente, los EUA, que cada día se extiende a pesar del riesgo y los peligros reales o potenciales que se suscitan, está por lo pronto, en la agenda política de la señora Kamala Harris, actual Vicepresidente del vecino país norteño. Mientras en México, no parece existir una estrategia o un plan determinante para resolver la migración, incluso, parece en momentos, impulsada por comentarios hasta excesivos o de plano irresponsables de quien encabeza al “gobierno federal”, pues se ha congratulado por el incremento de las llamadas “remesas”, cuando en el fondo, es una calamidad tanta pobreza, resorte mayor de la huida del hambre, además, un escape ilusorio y peligroso.

El gobierno de Guanajuato, ha intentado paliar tal problemática migratoria, desde adentro, con programas, como el denominado “Apoyo al Migrante”. Sin embargo, dado que el asunto trasciende no sólo a nuestro Estado, sino a México y EU, al igual que Canadá, que por cierto, tiene otra visión de esa problemática, es que el programa estatal señalado, no ha sido eficaz.

Es justo apuntar, que los intentos del gobierno local, se ven frustrados por la realidad y la política estadounidense, que, aunque hoy parece tener una visión más humanitaria, por ejemplo, con Mr. Trump, pero otra circunstancia que dificulta, no sólo el asunto migratorio, es que no hay una agenda común entre los países involucrados, en EU, se quiere frenar de manera contundente la migración de centroamericanos y latinos en general, incluidos por supuesto, a los mexicanos.

Por parte del actual Presidente de México, en otra de sus inusitadas propuestas ha querido convencer, sin éxito, a su homólogo norteamericano, con una opción: El programa “Sembrando Vida”, (de alto grado de eufemismo político), para dirigir hacia el Sur de nuestro País y al igual, a Centroamérica; propuso que EUA “invierta” en el desarrollo social y económico de tales regiones, creyendo que así se “sacaría la espina”. Y que en la realidad, el problema migratorio, surge de otros factores: Desempleo, crisis económica, crimen organizado transnacional, xenofobia, idioma, idiosincrasia, petróleo, comercio trilateral, políticas públicas fallidas y demagógicas, corrupción, etcétera.

LA CONDICIÓN SINE QUA NON: El gobierno de México, debe ocuparse a fondo en la solución: La pobreza. ¿Por qué el Presidente manifiesta satisfacción por el flujo en el aumento de las remesas? No se trata de un orgullo que señala que los mexicanos son muy trabajadores, los envíos de dólares, inciden en la balanza económica de México. Sí, pero no es válido desentenderse, sino de ocuparse en las causas de fondo. Sonrisas, políticas correctas, bombo y platillos, etcétera. ¿Empieza una nueva era? Es cuestión de esperar. Mientras tanto, los traficantes de personas crecen y engordan engullendo, incluso, vidas humanas. Políticas Públicas Internacionales trilaterales, sería de suma importancia. Aunque ya vienen, de nuevo, otros distractores, entre esos: La encuesta para ver si los mexicanos, quieren que se enjuicie a expresidentes. Un garlito y, no es qué no esté de acuerdo en que se castigue a los corruptos, pero falta congruencia jurídica y se olvida que en México, existe la prescripción de los delitos. En fin. Cuídense y tienen, la última opinión.

El éxodo de migrantes, hacia, principalmente, los EUA, que cada día se extiende a pesar del riesgo y los peligros reales o potenciales que se suscitan, está por lo pronto, en la agenda política de la señora Kamala Harris, actual Vicepresidente del vecino país norteño. Mientras en México, no parece existir una estrategia o un plan determinante para resolver la migración, incluso, parece en momentos, impulsada por comentarios hasta excesivos o de plano irresponsables de quien encabeza al “gobierno federal”, pues se ha congratulado por el incremento de las llamadas “remesas”, cuando en el fondo, es una calamidad tanta pobreza, resorte mayor de la huida del hambre, además, un escape ilusorio y peligroso.

El gobierno de Guanajuato, ha intentado paliar tal problemática migratoria, desde adentro, con programas, como el denominado “Apoyo al Migrante”. Sin embargo, dado que el asunto trasciende no sólo a nuestro Estado, sino a México y EU, al igual que Canadá, que por cierto, tiene otra visión de esa problemática, es que el programa estatal señalado, no ha sido eficaz.

Es justo apuntar, que los intentos del gobierno local, se ven frustrados por la realidad y la política estadounidense, que, aunque hoy parece tener una visión más humanitaria, por ejemplo, con Mr. Trump, pero otra circunstancia que dificulta, no sólo el asunto migratorio, es que no hay una agenda común entre los países involucrados, en EU, se quiere frenar de manera contundente la migración de centroamericanos y latinos en general, incluidos por supuesto, a los mexicanos.

Por parte del actual Presidente de México, en otra de sus inusitadas propuestas ha querido convencer, sin éxito, a su homólogo norteamericano, con una opción: El programa “Sembrando Vida”, (de alto grado de eufemismo político), para dirigir hacia el Sur de nuestro País y al igual, a Centroamérica; propuso que EUA “invierta” en el desarrollo social y económico de tales regiones, creyendo que así se “sacaría la espina”. Y que en la realidad, el problema migratorio, surge de otros factores: Desempleo, crisis económica, crimen organizado transnacional, xenofobia, idioma, idiosincrasia, petróleo, comercio trilateral, políticas públicas fallidas y demagógicas, corrupción, etcétera.

LA CONDICIÓN SINE QUA NON: El gobierno de México, debe ocuparse a fondo en la solución: La pobreza. ¿Por qué el Presidente manifiesta satisfacción por el flujo en el aumento de las remesas? No se trata de un orgullo que señala que los mexicanos son muy trabajadores, los envíos de dólares, inciden en la balanza económica de México. Sí, pero no es válido desentenderse, sino de ocuparse en las causas de fondo. Sonrisas, políticas correctas, bombo y platillos, etcétera. ¿Empieza una nueva era? Es cuestión de esperar. Mientras tanto, los traficantes de personas crecen y engordan engullendo, incluso, vidas humanas. Políticas Públicas Internacionales trilaterales, sería de suma importancia. Aunque ya vienen, de nuevo, otros distractores, entre esos: La encuesta para ver si los mexicanos, quieren que se enjuicie a expresidentes. Un garlito y, no es qué no esté de acuerdo en que se castigue a los corruptos, pero falta congruencia jurídica y se olvida que en México, existe la prescripción de los delitos. En fin. Cuídense y tienen, la última opinión.