/ lunes 23 de marzo de 2020

Nuestra actitud ante las dificultades

Las dificultades siempre nos pondrán a prueba, y la enfermedad generalizada por la que esta atravesando el mundo no es la excepción, sin duda somos conscientes de las afectaciones que esto esta trayendo a cantidad de personas y familias en el mundo.

No obstante, las dificultades siempre vienen acompañadas de la oportunidad de ser mejores, y esto en sí, puede convertir una dura prueba en una gran victoria. Aunque la mayoría de nosotros no nos desenvolvamos en el campo científico y estamos lejos de poder descubrir la vacuna adecuada para ésta enfermedad, esto no nos impide que nuestra contribución la hagamos desde nuestros medios y posibilidades.

Dice una frase que los tiempos difíciles no duran, pero que las personas fuertes sí, y es verdad, ya que los tiempos de prueba tienen un inicio y un fin, pero aquello que logramos superar en nuestro carácter siendo mejores personas se queda con nosotros para siempre.

Por esta razón, no permitamos que la ansiedad, la preocupación, el estrés, el miedo y este tipo de cosas parecidas, tomen control de nuestra mente, al contrario, pongamos en nuestra mente que la oportunidad esta delante de nosotros para solidarizarnos con las necesidades de otros con ese interés genuino de hacerlo sin esperar nada a cambio, y que esto en sí, nos puede ayudar a mejorar en nuestro carácter, a mejorar nuestras actitudes, y esto es bueno.

Es interesante como los desastres pueden sacar lo mejor y lo peor de los seres humanos, esto lo podemos ver vez tras vez, pero de nosotros depende de cuál clase de seres humanos queremos ser: de los que se solidarizan para apoyar a otros en tiempos de crisis, o de los que se aprovechan para sacar ventaja de los demás aún en la desgracia.

Si queremos ser del tipo de personas que saben solidarizarse con los demás y ofrecer un apoyo efectivo, no podemos permitirnos dejarnos atrapar por la ansiedad o el temor y con ello bajarle a nuestra actitud, al contrario, debemos mantener una buena actitud comprendiendo que aún las dificultades más duras pueden obrar para nuestro bien.

Cada uno de nosotros tiene una situación muy específica al atravesar por esta prueba, pero ya seas de los que tienes que tener a tus hijos en casa, o que las ventas de tu negocio se hayan caído, o que el aislamiento temporal te pueda afectar emocionalmente, o cualquiera que sea tu situación particular y necesitas apoyo para poder hacer frente a esto, busca ese apoyo que estoy segura que personas a tu alrededor pueden ofrecerte, y mantengámonos dispuestos a otorgar también nuestro apoyo a aquellos a nuestro alrededor que lo necesiten.

Favor de enviar todo comentario a los siguientes sitios sociales, blog: metamorfosiscultural.wordpress.com; facebook, twitter, YouTube: Metamorfosis Cultural ó si deseas comentar más ampliamente puedes hacerlo al correo: metamorfosiscultural2016@gmail.com

Gracias.

Artículo escrito por: Alejandra Pimentel Sánchez. Licenciada en Ciencias de la Familia.

Las dificultades siempre nos pondrán a prueba, y la enfermedad generalizada por la que esta atravesando el mundo no es la excepción, sin duda somos conscientes de las afectaciones que esto esta trayendo a cantidad de personas y familias en el mundo.

No obstante, las dificultades siempre vienen acompañadas de la oportunidad de ser mejores, y esto en sí, puede convertir una dura prueba en una gran victoria. Aunque la mayoría de nosotros no nos desenvolvamos en el campo científico y estamos lejos de poder descubrir la vacuna adecuada para ésta enfermedad, esto no nos impide que nuestra contribución la hagamos desde nuestros medios y posibilidades.

Dice una frase que los tiempos difíciles no duran, pero que las personas fuertes sí, y es verdad, ya que los tiempos de prueba tienen un inicio y un fin, pero aquello que logramos superar en nuestro carácter siendo mejores personas se queda con nosotros para siempre.

Por esta razón, no permitamos que la ansiedad, la preocupación, el estrés, el miedo y este tipo de cosas parecidas, tomen control de nuestra mente, al contrario, pongamos en nuestra mente que la oportunidad esta delante de nosotros para solidarizarnos con las necesidades de otros con ese interés genuino de hacerlo sin esperar nada a cambio, y que esto en sí, nos puede ayudar a mejorar en nuestro carácter, a mejorar nuestras actitudes, y esto es bueno.

Es interesante como los desastres pueden sacar lo mejor y lo peor de los seres humanos, esto lo podemos ver vez tras vez, pero de nosotros depende de cuál clase de seres humanos queremos ser: de los que se solidarizan para apoyar a otros en tiempos de crisis, o de los que se aprovechan para sacar ventaja de los demás aún en la desgracia.

Si queremos ser del tipo de personas que saben solidarizarse con los demás y ofrecer un apoyo efectivo, no podemos permitirnos dejarnos atrapar por la ansiedad o el temor y con ello bajarle a nuestra actitud, al contrario, debemos mantener una buena actitud comprendiendo que aún las dificultades más duras pueden obrar para nuestro bien.

Cada uno de nosotros tiene una situación muy específica al atravesar por esta prueba, pero ya seas de los que tienes que tener a tus hijos en casa, o que las ventas de tu negocio se hayan caído, o que el aislamiento temporal te pueda afectar emocionalmente, o cualquiera que sea tu situación particular y necesitas apoyo para poder hacer frente a esto, busca ese apoyo que estoy segura que personas a tu alrededor pueden ofrecerte, y mantengámonos dispuestos a otorgar también nuestro apoyo a aquellos a nuestro alrededor que lo necesiten.

Favor de enviar todo comentario a los siguientes sitios sociales, blog: metamorfosiscultural.wordpress.com; facebook, twitter, YouTube: Metamorfosis Cultural ó si deseas comentar más ampliamente puedes hacerlo al correo: metamorfosiscultural2016@gmail.com

Gracias.

Artículo escrito por: Alejandra Pimentel Sánchez. Licenciada en Ciencias de la Familia.