/ miércoles 16 de febrero de 2022

Palabra, Parole, Parlare

No importa el idioma, importa la palabra y el destino, hay palabras que matan y palabras que enamoran, hay manera de decir las cosas señalando sin ofender o denostar, hay palabras que ocultan mentiras verdaderas y verdades mentirosas, hay palabras que ofenden y dañan, desprestigian e injurian y hay palabras que ensalzan y te hacen sentir mucho mejor, por eso, importa lo que digas y cómo lo dices, hay gente que hablan y denostan sin enterarse que al denostar se hacen daño, siempre debemos hacer que quien está con nosotros, cercano o lejano debe llevarse el sentimiento positivo al escuchar la palabra, quien pisa fuerte y seguro llega a su destino sin dañar al prójimo, ya que, la felicidad no se crea con promesas de palabras se crea con hechos, se construye la felicidad de un pueblo, de una familia o de una persona en el diario caminar, sin lastimar o dividir a través de la palabra, las palabras deben ser emitidas con congruencia entre el decir y el hacer, quien habla su verdad con verdades mentirosas, las mentiras verdaderas salen a flote siempre y el daño hecho está, pues no hay arma mortal más peligrosa y fácil de usar que la palabra y nuestro destino siempre llega, estamos de paso, los Papas mueren, los líderes buenos o nefastos de las naciones, mueren, nuestros padres mueren, nuestros hermanos también, así que lo único que queda de su recuerdo son hechos y palabras que marcan nuestra vida ya que somos seres vibracionales por lo que debemos cuidar la calidad de energía que recibimos y damos, el sonido de las palabras afectan nuestros pensamientos destruyéndolos o alentándolos.

Debemos buscar el punto lúcido y laborioso de todos y de todo, por eso, las palabras revelan el sendero de cada vida, de cada familia y la repercusión que éstas tienen en las personas, cuidado al hablar, seas periodista o político, padre de familia o director de empresa, la palabra como el periodismo y la política actual se convierte en denuncia, información, comunicación entre unos y otros, descomunicación que causa confusión, defensa de la verdad, de la justicia, de la belleza, las palabras pueden hacerte perder el sentido del humor al soportar los embates de la palabra mal colocada o hacer que te caigas de risa, puede confundirte si cantinfleas o dejarte un verdadero dulce sabor de boca cuando escuchas un poema de amor o lees El Principito, lo importante es no solo decir, sino el cómo decir, así que a vivir, vivir y vivir para aprender a intuir el mensaje en las palabras ajenas y observar los actos ajenos y sus móviles.

Las personas se conocen por sus palabras, somos lo que pensamos y hablamos lo que somos, los hechos hablan por sí solos, pero, se narran a través de la palabra y la interpretación ello depende del narrador, así que en toda circunstancia donde hay dos o más debemos escuchar las verdades a medias de todos, hay quien sabe ser narrativo y quien se bloquea al narrar, la palabra es travesura y también puede ser ingenuidad, puede ser un arma de uno o dos filos o puede ser lengua de gato, rasposa y con maldad, puede ser el trigo de Chartres o el vodka de un hotel, puede ser espinosa como la tuna de mis pueblos o dulce como el mango huasteco, salada como agua de mar o dulce como la miel, escoge tus palabras a la hora de hablar y conjúntalas con el pensamiento antes de abrir la boca, pues palabra dicha crea huella que puede ser una estrella en la frente o una daga en el corazón, mientras eliges tus palabras reflexionó las mías esperando tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Agradeciendo tu lectura

No importa el idioma, importa la palabra y el destino, hay palabras que matan y palabras que enamoran, hay manera de decir las cosas señalando sin ofender o denostar, hay palabras que ocultan mentiras verdaderas y verdades mentirosas, hay palabras que ofenden y dañan, desprestigian e injurian y hay palabras que ensalzan y te hacen sentir mucho mejor, por eso, importa lo que digas y cómo lo dices, hay gente que hablan y denostan sin enterarse que al denostar se hacen daño, siempre debemos hacer que quien está con nosotros, cercano o lejano debe llevarse el sentimiento positivo al escuchar la palabra, quien pisa fuerte y seguro llega a su destino sin dañar al prójimo, ya que, la felicidad no se crea con promesas de palabras se crea con hechos, se construye la felicidad de un pueblo, de una familia o de una persona en el diario caminar, sin lastimar o dividir a través de la palabra, las palabras deben ser emitidas con congruencia entre el decir y el hacer, quien habla su verdad con verdades mentirosas, las mentiras verdaderas salen a flote siempre y el daño hecho está, pues no hay arma mortal más peligrosa y fácil de usar que la palabra y nuestro destino siempre llega, estamos de paso, los Papas mueren, los líderes buenos o nefastos de las naciones, mueren, nuestros padres mueren, nuestros hermanos también, así que lo único que queda de su recuerdo son hechos y palabras que marcan nuestra vida ya que somos seres vibracionales por lo que debemos cuidar la calidad de energía que recibimos y damos, el sonido de las palabras afectan nuestros pensamientos destruyéndolos o alentándolos.

Debemos buscar el punto lúcido y laborioso de todos y de todo, por eso, las palabras revelan el sendero de cada vida, de cada familia y la repercusión que éstas tienen en las personas, cuidado al hablar, seas periodista o político, padre de familia o director de empresa, la palabra como el periodismo y la política actual se convierte en denuncia, información, comunicación entre unos y otros, descomunicación que causa confusión, defensa de la verdad, de la justicia, de la belleza, las palabras pueden hacerte perder el sentido del humor al soportar los embates de la palabra mal colocada o hacer que te caigas de risa, puede confundirte si cantinfleas o dejarte un verdadero dulce sabor de boca cuando escuchas un poema de amor o lees El Principito, lo importante es no solo decir, sino el cómo decir, así que a vivir, vivir y vivir para aprender a intuir el mensaje en las palabras ajenas y observar los actos ajenos y sus móviles.

Las personas se conocen por sus palabras, somos lo que pensamos y hablamos lo que somos, los hechos hablan por sí solos, pero, se narran a través de la palabra y la interpretación ello depende del narrador, así que en toda circunstancia donde hay dos o más debemos escuchar las verdades a medias de todos, hay quien sabe ser narrativo y quien se bloquea al narrar, la palabra es travesura y también puede ser ingenuidad, puede ser un arma de uno o dos filos o puede ser lengua de gato, rasposa y con maldad, puede ser el trigo de Chartres o el vodka de un hotel, puede ser espinosa como la tuna de mis pueblos o dulce como el mango huasteco, salada como agua de mar o dulce como la miel, escoge tus palabras a la hora de hablar y conjúntalas con el pensamiento antes de abrir la boca, pues palabra dicha crea huella que puede ser una estrella en la frente o una daga en el corazón, mientras eliges tus palabras reflexionó las mías esperando tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Agradeciendo tu lectura

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 22 de junio de 2022

Padre, Papito, Papá

Tere Derbez

miércoles 15 de junio de 2022

Busca y Encuentra

Tere Derbez

miércoles 08 de junio de 2022

Vivir Para Evaluar

Tere Derbez

domingo 05 de junio de 2022

Vivir Para Evaluar

Tere Derbez

miércoles 25 de mayo de 2022

Vivir Para Creer

Tere Derbez

jueves 12 de mayo de 2022

A mi si me Gusta

Tere Derbez

miércoles 20 de abril de 2022

Salud Espiritual

Tere Derbez

domingo 10 de abril de 2022

Me Duele El Mundo

Tere Derbez

miércoles 06 de abril de 2022

Por Que

Tere Derbez

miércoles 23 de marzo de 2022

Y Ahora qué

Tere Derbez

Cargar Más