/ viernes 5 de febrero de 2021

Patria Potestad

La patria potestad es una figura jurídica que se encuentra regulada por nuestro Código Civil y menciona que es la relación entre ascendientes y descendientes y de ahí vierten diversas situaciones como, el guardarse respeto y que quienes ejerzan la patria potestad de niñas, niños y adolescentes, deberán cuidarlos y atenderlos; protegerlos contra toda forma de abuso; tratarlos con respeto a su dignidad y orientarlos, a fin de que conozcan sus derechos, aprendan a defenderlos y a respetar a otras personas. La patria potestad también se extiende a los bienes de esas niñas, niños o adolescentes.

Esta figura de la patria potestad la podemos traducir en una representación y se ejerce exclusivamente por los Padres, los abuelos o adoptantes sobre sus hijos o nietos y además sobre sus bienes, sin embargo, también es una figura generadora de obligaciones entre la que destaca de manera general los alimentos y los cuidados de esos menores de edad, ahora bien el hecho de tener estas obligaciones que nos otorgan derechos también son susceptibles de ser retirados, quiere decir que si un Padre o Madre no cumple con sus obligaciones antes su hijos se le puede acabar, perderse o suspenderse o perderse la patria potestad.

La patria potestad se acaba de tres maneras, a la muerte, con el matrimonio y por la mayoría de edad del hijo, los casos donde podemos mencionar que si va a existir un litigio sería al momento de perderse y ahí es donde si existen formas que deben reclamarse ante el Juez y son las siguientes:

Cuando el que la ejerza es condenado expresamente a la pérdida de ese derecho, o cuando es condenado por delito grave;

En los casos de divorcio, teniendo en cuenta lo que dispone el artículo 337;

Cuando por las costumbres depravadas, malos tratamientos o abandono de deberes, de quien ejerce la patria potestad, pudiera comprometerse la salud, la seguridad o la moralidad de los menores, aun cuando esos hechos no cayeren bajo la sanción de la Ley Penal;

Por el abandono de quien ejerce la patria potestad, por más de treinta días, sin causa justificada, aun cuando los menores fueren abandonados en instituciones públicas o privadas dedicadas al albergue de éstos;

El incumplimiento de la obligación alimentaria por más de noventa días, sin causa justificada.

Es decir, con las anteriores causales podemos solicitar la perdida de la patria potestad, dejando claro que se deben justificar con los elementos correctos e idóneos ante el Juzgador ya que de lo contrario podría ser incluso contraproducente.

La patria potestad es una figura jurídica que se encuentra regulada por nuestro Código Civil y menciona que es la relación entre ascendientes y descendientes y de ahí vierten diversas situaciones como, el guardarse respeto y que quienes ejerzan la patria potestad de niñas, niños y adolescentes, deberán cuidarlos y atenderlos; protegerlos contra toda forma de abuso; tratarlos con respeto a su dignidad y orientarlos, a fin de que conozcan sus derechos, aprendan a defenderlos y a respetar a otras personas. La patria potestad también se extiende a los bienes de esas niñas, niños o adolescentes.

Esta figura de la patria potestad la podemos traducir en una representación y se ejerce exclusivamente por los Padres, los abuelos o adoptantes sobre sus hijos o nietos y además sobre sus bienes, sin embargo, también es una figura generadora de obligaciones entre la que destaca de manera general los alimentos y los cuidados de esos menores de edad, ahora bien el hecho de tener estas obligaciones que nos otorgan derechos también son susceptibles de ser retirados, quiere decir que si un Padre o Madre no cumple con sus obligaciones antes su hijos se le puede acabar, perderse o suspenderse o perderse la patria potestad.

La patria potestad se acaba de tres maneras, a la muerte, con el matrimonio y por la mayoría de edad del hijo, los casos donde podemos mencionar que si va a existir un litigio sería al momento de perderse y ahí es donde si existen formas que deben reclamarse ante el Juez y son las siguientes:

Cuando el que la ejerza es condenado expresamente a la pérdida de ese derecho, o cuando es condenado por delito grave;

En los casos de divorcio, teniendo en cuenta lo que dispone el artículo 337;

Cuando por las costumbres depravadas, malos tratamientos o abandono de deberes, de quien ejerce la patria potestad, pudiera comprometerse la salud, la seguridad o la moralidad de los menores, aun cuando esos hechos no cayeren bajo la sanción de la Ley Penal;

Por el abandono de quien ejerce la patria potestad, por más de treinta días, sin causa justificada, aun cuando los menores fueren abandonados en instituciones públicas o privadas dedicadas al albergue de éstos;

El incumplimiento de la obligación alimentaria por más de noventa días, sin causa justificada.

Es decir, con las anteriores causales podemos solicitar la perdida de la patria potestad, dejando claro que se deben justificar con los elementos correctos e idóneos ante el Juzgador ya que de lo contrario podría ser incluso contraproducente.