/ martes 30 de junio de 2020

Prospectiva

¿Entonces quién?

Para ayudarle a la reflexión sobre el futuro inmediato del país el embajador de Estados Unidos en México comentó en medio de una reunión de CONCAMIN que le recomendaba a los inversionistas de su país: no inviertan en México. En el lenguaje coloquial y directo que lo caracteriza. Nada nos debería extrañar esta posición del embajador, pese a que existe un importante número de empresas americanas en nuestro país que han mantenido sus inversiones por décadas.

Sigue siendo Estados Unidos el primer socio comercial de México y la balanza comercial seguirá siendo un indicador definitivo para entender nuestra economía. Pero ni el presidente, ni sus miembros del gabinete parecen tener interés en el deterioro de la economía. No hay acción, no hay reflexión, no hay estrategia para activar inversiones en nuestro país. Ya no importa si el presidente López le entiende al tema o si le interesa, están pasmados ante el deterioro de la economía.

Esperando... que se termine de destruir, que venga “alguien” a resolver el problema.

Tal vez no están esperando que venga nadie... simplemente está a la expectativa de que el sistema económico se colapse para aumentar sus ofertas de apoyos a los ciudadanos, mientras siguen desapareciendo pequeñas y medianas empresas, que aunque no tiene que ver directamente con las inversiones extranjeras y muy poco impactan en la balanza comercial, son el segmento de la economía que mantiene la esperanza de México, siguen transformando, siguen buscando como mantenerse en pie, en medio de la crisis, logran que la economía “se mueva” a pesar de los desatinos del gobierno, a pesar del grado de dificultad que las empresas deben de asumir como consecuencia de un gobierno ausente, “borrado” de la realidad.

¿A quién le importa que el presidente tenga una opinión sobre los temas que le aquejan al país? Desgraciadamente no sabe qué hacer con sus propias ideas, solo produce contradicciones, dos años de que fue electo y no hay una sola noticia que comunique que el presidente tiene idea de qué hacer con las prioridades del país. No hay un solo tema en el que tenga idea clara de lo que quiere hacer.

Quería acabar con la corrupción, así convenció de que votarán por él muchos mexicanos y hoy tenemos un gobierno más corrupto que nunca (estábamos mejor cuando estábamos peor). No hay como ocultar los negocios turbios, impunes, cínicos, de los amigos del actual sistema político. El presidente regresó a los peores tiempos del sistema político mexicano.

La corrupción dentro del partido de su propiedad es de pronóstico reservado, las acusaciones entre los personajes que dirigen o dirigían su partido hoy dialogaran en los tribunales... las acusaciones de delitos entre ellos son principalmente por corrupción, por el manejo sin controles de grandes cantidades de dinero público... es verdad que ahora no han tenido necesidad de ocultarse con paquetes de dinero de dudosa procedencia; ahora simplemente se acusan en redes sociales y en medios de comunicación... en muy poco tiempo pudimos comprobar que no son iguales que gobiernos anteriores, son peores.

Con el gobierno que encabeza el presidente López no hay esperanza de ir a buen término a ningún lado.

Quien es el interlocutor, con quien se pone de acuerdo el mexicano que quiere mantener su empresa, que necesita mantener sus mercados, que en medio de la crisis por la pandemia y sus efectos tiene que multiplicar la cantidad de contratiempos porque el gobierno está ausente en las políticas públicas y solo está presente en la recaudación para darle financiamiento a sus caprichos faraónicos.

Mientras que el presidente López da vuelta sobre su propio eje en los patios del Museo-Palacio Nacional unos segundos después del temblor simulando que está atendiendo las operaciones de emergencia, el país entero está resolviendo por cuenta propia los efectos de la crisis que el gobierno se ha encargado de multiplicar... en todos los países del planeta, los gobiernos han tomado las decisiones adecuadas para la recuperación económica, para recuperar la planta productiva, solo los que aspiran a consolidar sus dictaduras ven las crisis derivadas de la pandemia como “anillo al dedo”. Hasta los presidentes como Trump o Bolsonaro reaccionan a mantener la planta productiva de sus países, el aprendiz de dictador tiene prisa en el deterioro para que coincida con sus tiempos electorales y poner a prueba a los ciudadanos que ha mantenido con la expectativa a base de donativos cuyo recurso es tomado de los impuestos de la maltrecha planta productiva.

¿Quién es el interlocutor para recuperar la planta productiva? Es la misma sociedad, son los jóvenes quienes tiene el reto de la mayor creatividad posible para entender que es con libre empresa, libre mercado, libre iniciativa cómo se puede empezar de nuevo, lo que hasta hoy ha podido hacer la sociedad productiva requiere ser comunicado en los centros de enseñanza, en las empresas mismas.. El gobierno ha decidido ver como sus enemigos a todo el ciudadano que quiera emprender, que quiera desarrollo científico, que quiera abrir nuevos mercados, al que ve con esperanza a las nuevas generaciones...

No vale la pena esperar que el, gobierno reaccione... no lo va hacer.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

presidente@iapguanajuato.org, gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

¿Entonces quién?

Para ayudarle a la reflexión sobre el futuro inmediato del país el embajador de Estados Unidos en México comentó en medio de una reunión de CONCAMIN que le recomendaba a los inversionistas de su país: no inviertan en México. En el lenguaje coloquial y directo que lo caracteriza. Nada nos debería extrañar esta posición del embajador, pese a que existe un importante número de empresas americanas en nuestro país que han mantenido sus inversiones por décadas.

Sigue siendo Estados Unidos el primer socio comercial de México y la balanza comercial seguirá siendo un indicador definitivo para entender nuestra economía. Pero ni el presidente, ni sus miembros del gabinete parecen tener interés en el deterioro de la economía. No hay acción, no hay reflexión, no hay estrategia para activar inversiones en nuestro país. Ya no importa si el presidente López le entiende al tema o si le interesa, están pasmados ante el deterioro de la economía.

Esperando... que se termine de destruir, que venga “alguien” a resolver el problema.

Tal vez no están esperando que venga nadie... simplemente está a la expectativa de que el sistema económico se colapse para aumentar sus ofertas de apoyos a los ciudadanos, mientras siguen desapareciendo pequeñas y medianas empresas, que aunque no tiene que ver directamente con las inversiones extranjeras y muy poco impactan en la balanza comercial, son el segmento de la economía que mantiene la esperanza de México, siguen transformando, siguen buscando como mantenerse en pie, en medio de la crisis, logran que la economía “se mueva” a pesar de los desatinos del gobierno, a pesar del grado de dificultad que las empresas deben de asumir como consecuencia de un gobierno ausente, “borrado” de la realidad.

¿A quién le importa que el presidente tenga una opinión sobre los temas que le aquejan al país? Desgraciadamente no sabe qué hacer con sus propias ideas, solo produce contradicciones, dos años de que fue electo y no hay una sola noticia que comunique que el presidente tiene idea de qué hacer con las prioridades del país. No hay un solo tema en el que tenga idea clara de lo que quiere hacer.

Quería acabar con la corrupción, así convenció de que votarán por él muchos mexicanos y hoy tenemos un gobierno más corrupto que nunca (estábamos mejor cuando estábamos peor). No hay como ocultar los negocios turbios, impunes, cínicos, de los amigos del actual sistema político. El presidente regresó a los peores tiempos del sistema político mexicano.

La corrupción dentro del partido de su propiedad es de pronóstico reservado, las acusaciones entre los personajes que dirigen o dirigían su partido hoy dialogaran en los tribunales... las acusaciones de delitos entre ellos son principalmente por corrupción, por el manejo sin controles de grandes cantidades de dinero público... es verdad que ahora no han tenido necesidad de ocultarse con paquetes de dinero de dudosa procedencia; ahora simplemente se acusan en redes sociales y en medios de comunicación... en muy poco tiempo pudimos comprobar que no son iguales que gobiernos anteriores, son peores.

Con el gobierno que encabeza el presidente López no hay esperanza de ir a buen término a ningún lado.

Quien es el interlocutor, con quien se pone de acuerdo el mexicano que quiere mantener su empresa, que necesita mantener sus mercados, que en medio de la crisis por la pandemia y sus efectos tiene que multiplicar la cantidad de contratiempos porque el gobierno está ausente en las políticas públicas y solo está presente en la recaudación para darle financiamiento a sus caprichos faraónicos.

Mientras que el presidente López da vuelta sobre su propio eje en los patios del Museo-Palacio Nacional unos segundos después del temblor simulando que está atendiendo las operaciones de emergencia, el país entero está resolviendo por cuenta propia los efectos de la crisis que el gobierno se ha encargado de multiplicar... en todos los países del planeta, los gobiernos han tomado las decisiones adecuadas para la recuperación económica, para recuperar la planta productiva, solo los que aspiran a consolidar sus dictaduras ven las crisis derivadas de la pandemia como “anillo al dedo”. Hasta los presidentes como Trump o Bolsonaro reaccionan a mantener la planta productiva de sus países, el aprendiz de dictador tiene prisa en el deterioro para que coincida con sus tiempos electorales y poner a prueba a los ciudadanos que ha mantenido con la expectativa a base de donativos cuyo recurso es tomado de los impuestos de la maltrecha planta productiva.

¿Quién es el interlocutor para recuperar la planta productiva? Es la misma sociedad, son los jóvenes quienes tiene el reto de la mayor creatividad posible para entender que es con libre empresa, libre mercado, libre iniciativa cómo se puede empezar de nuevo, lo que hasta hoy ha podido hacer la sociedad productiva requiere ser comunicado en los centros de enseñanza, en las empresas mismas.. El gobierno ha decidido ver como sus enemigos a todo el ciudadano que quiera emprender, que quiera desarrollo científico, que quiera abrir nuevos mercados, al que ve con esperanza a las nuevas generaciones...

No vale la pena esperar que el, gobierno reaccione... no lo va hacer.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

presidente@iapguanajuato.org, gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

martes 14 de julio de 2020

Prospectiva

martes 07 de julio de 2020

Prospectiva

martes 30 de junio de 2020

Prospectiva

martes 23 de junio de 2020

Prospectiva

martes 16 de junio de 2020

Prospectiva

martes 09 de junio de 2020

Prospectiva

martes 02 de junio de 2020

Prospectiva

martes 26 de mayo de 2020

Prospectiva

martes 19 de mayo de 2020

Prospectiva

martes 12 de mayo de 2020

Prospectiva

Cargar Más