/ martes 14 de julio de 2020

Prospectiva

¡Renuncie!

Sin lugar a dudas hay miles de historias que contar cada día sobre los dramáticos escenarios de lucha por vivir en las clínicas donde se atiende a pacientes contagiados de COVID 19, por más que se haya logrado una especie de clasificación para saber qué expectativa de vida tienen los pacientes después de recibirlos en las clínicas especializadas, sean públicas o privadas.

Ya es difícil encontrar una persona que no tenga una historia cercana que contar de algún familiar, de algún vecino... alguien “cercano” que ya haya sido afectado por la pandemia en nuestro país. Tal vez de alguna manera podría afirmarlo; en todo el mundo. En ningún país del mundo se tiene el exagerado índice de contagios y sobre todo de muertos por COVID 19 como en México. Sí, amigo lector, somos el país con mayor número de muertos por cada 100 000 habitantes y la curva no aplana, por el contrario, crece el número de contagio y desgraciadamente el número de muertos...

También crece el volumen de discursos discordantes entre las autoridades del país y de las entidades de la república. El subsecretario de salud hace semanas que perdió la credibilidad de los mexicanos... cada día se enfrenta a las preguntas de los periodistas contestando disparates o contradiciendo sus propias afirmaciones del día anterior. Del presidente López ni se diga... no tiene credibilidad en esta materia, en ninguna diría un servidor.

En la afirmación: “estamos venciendo la curva “(siempre se han referido a la curva estadística que refleja el comportamiento de la epidemia), desgraciadamente nunca han tenido acierto cuando habla del tema... cada vez que lo aborda y pronostica o simplemente describe (el presidente no sabe de qué habla y le dictan asuntos de los que no entiende...

Pero los desatinos se multiplican en todos los temas de la administración pública federal. Solo que en materia de salud por los efectos de la pandemia están costando miles de vidas; las de los incrédulos, las de los ignorantes, las de los héroes, las de los distraídos, las de los que se empeñan en corregir los escenarios qué hay en el país...

Sr. subsecretario de Salud, Sr. secretario de Salud ya han ocasionado demasiado daño al país. Su indolencia, su falta de capacidad, su falta de compromiso, su incompetencia está costando demasiadas vidas, son miles de familias que hoy tienen que hacerse a la idea de una nueva realidad sin contar con el sustento de su familia.

Para atender la crisis del COVID 19 en México la estrategia consiste en volver a empezar, retomar los asuntos donde se quedaron hace meses, volver a preparar a la sociedad a convivir en el confinamiento, después de haber perdido millones de puestos de trabajo, volver a los procesos de educación social para coexistir en la sana distancia, volver a prepararse para medidas de higiene y a pesar de todo esto... retomar las oportunidades que quedan para no terminar de perder los puestos de trabajo.

Se ha precarizado la economía para todos los mexicanos. La variable que hace mayor daño es la indolencia del gobierno federal que sigue en la agenda de sus caprichos ideológicos, con las prisas de sus operaciones políticas para no perder las elecciones del próximo año.

Todos los días se están dando de baja las listas de personal en el IMSS, al cierre del primer semestre, reconoce que se han dado de baja 1 113 000 empleos formales sin contar los que se producen en la economía informal.

El pronóstico de crecimiento para nuestro país podría rebasar -11.3%, es decir, la fuerza de trabajo de nuestra patria viene en sentido negativo desde antes de la pandemia, la ausencia de medidas de fomento económico y las decisiones del gobierno federal siguen ahuyentando las inversiones extranjeras directas, por más pantomimas que hizo el presidente López para justificar su presencia en Estados Unidos con el pretexto del TMEC, la inversión en el país sigue disminuyendo.

Si obedece o no a un plan de un modelo del Foro de São Pablo, como tanto se ha dicho de los contenidos estratégicos del comunismo en América latina, si obedece simplemente a los caprichos derivados de la ignorancia del presidente de México, si los “gurús” del presidente siguen sin darse cuenta que los mensajes que ponen en boca del presidente en realidad están destruyendo al país o simplemente no saben cómo reencauzar al país; tiene un primer paso de solución: renunciar y dejar que otros hagan el trabajo.. Ahora hay que empezar por reconstruir al país.

No se puede perder tiempo en conjeturas políticas. El presidente López nada tiene que aportar, su capacidad de engañar a una parte de los mexicanos ya no le alcanza para seguir en el cargo de presidente, a la gran mayoría de sus diputados, con los que tiene la mayoría calificada no les importa la separación de poderes, ni los equilibrios y contrapesos en los poderes de la unión.. Les importa su quincena y los negocios que estén pudiendo hacer desde sus posiciones. Han contribuido a ser parte de la época de mayor corrupción en la vida de México. Lo que dijo el presidente que venía a erradicar, es hoy la mayor desgracia del país. Lo están saqueando cuando menos recursos tienen, la caída de los ingresos fiscales hace que el gobierno no tenga dinero para mantener los volúmenes de dádivas y los costosísimos proyectos faraónicos del presidente, sin importarle que esos proyectos estén el riesgo de no concluirse.

Si el objetivo era destruir la estructura económica, social y política del país, la pandemia solo vino a acelerar el proceso, las nuevas generaciones, los jóvenes de hoy tiene su última oportunidad de intervenir en el rumbo económico y político de México... desde la reconstrucción y desde la visión del país que les tocará dirigir en poco tiempo.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

¡Renuncie!

Sin lugar a dudas hay miles de historias que contar cada día sobre los dramáticos escenarios de lucha por vivir en las clínicas donde se atiende a pacientes contagiados de COVID 19, por más que se haya logrado una especie de clasificación para saber qué expectativa de vida tienen los pacientes después de recibirlos en las clínicas especializadas, sean públicas o privadas.

Ya es difícil encontrar una persona que no tenga una historia cercana que contar de algún familiar, de algún vecino... alguien “cercano” que ya haya sido afectado por la pandemia en nuestro país. Tal vez de alguna manera podría afirmarlo; en todo el mundo. En ningún país del mundo se tiene el exagerado índice de contagios y sobre todo de muertos por COVID 19 como en México. Sí, amigo lector, somos el país con mayor número de muertos por cada 100 000 habitantes y la curva no aplana, por el contrario, crece el número de contagio y desgraciadamente el número de muertos...

También crece el volumen de discursos discordantes entre las autoridades del país y de las entidades de la república. El subsecretario de salud hace semanas que perdió la credibilidad de los mexicanos... cada día se enfrenta a las preguntas de los periodistas contestando disparates o contradiciendo sus propias afirmaciones del día anterior. Del presidente López ni se diga... no tiene credibilidad en esta materia, en ninguna diría un servidor.

En la afirmación: “estamos venciendo la curva “(siempre se han referido a la curva estadística que refleja el comportamiento de la epidemia), desgraciadamente nunca han tenido acierto cuando habla del tema... cada vez que lo aborda y pronostica o simplemente describe (el presidente no sabe de qué habla y le dictan asuntos de los que no entiende...

Pero los desatinos se multiplican en todos los temas de la administración pública federal. Solo que en materia de salud por los efectos de la pandemia están costando miles de vidas; las de los incrédulos, las de los ignorantes, las de los héroes, las de los distraídos, las de los que se empeñan en corregir los escenarios qué hay en el país...

Sr. subsecretario de Salud, Sr. secretario de Salud ya han ocasionado demasiado daño al país. Su indolencia, su falta de capacidad, su falta de compromiso, su incompetencia está costando demasiadas vidas, son miles de familias que hoy tienen que hacerse a la idea de una nueva realidad sin contar con el sustento de su familia.

Para atender la crisis del COVID 19 en México la estrategia consiste en volver a empezar, retomar los asuntos donde se quedaron hace meses, volver a preparar a la sociedad a convivir en el confinamiento, después de haber perdido millones de puestos de trabajo, volver a los procesos de educación social para coexistir en la sana distancia, volver a prepararse para medidas de higiene y a pesar de todo esto... retomar las oportunidades que quedan para no terminar de perder los puestos de trabajo.

Se ha precarizado la economía para todos los mexicanos. La variable que hace mayor daño es la indolencia del gobierno federal que sigue en la agenda de sus caprichos ideológicos, con las prisas de sus operaciones políticas para no perder las elecciones del próximo año.

Todos los días se están dando de baja las listas de personal en el IMSS, al cierre del primer semestre, reconoce que se han dado de baja 1 113 000 empleos formales sin contar los que se producen en la economía informal.

El pronóstico de crecimiento para nuestro país podría rebasar -11.3%, es decir, la fuerza de trabajo de nuestra patria viene en sentido negativo desde antes de la pandemia, la ausencia de medidas de fomento económico y las decisiones del gobierno federal siguen ahuyentando las inversiones extranjeras directas, por más pantomimas que hizo el presidente López para justificar su presencia en Estados Unidos con el pretexto del TMEC, la inversión en el país sigue disminuyendo.

Si obedece o no a un plan de un modelo del Foro de São Pablo, como tanto se ha dicho de los contenidos estratégicos del comunismo en América latina, si obedece simplemente a los caprichos derivados de la ignorancia del presidente de México, si los “gurús” del presidente siguen sin darse cuenta que los mensajes que ponen en boca del presidente en realidad están destruyendo al país o simplemente no saben cómo reencauzar al país; tiene un primer paso de solución: renunciar y dejar que otros hagan el trabajo.. Ahora hay que empezar por reconstruir al país.

No se puede perder tiempo en conjeturas políticas. El presidente López nada tiene que aportar, su capacidad de engañar a una parte de los mexicanos ya no le alcanza para seguir en el cargo de presidente, a la gran mayoría de sus diputados, con los que tiene la mayoría calificada no les importa la separación de poderes, ni los equilibrios y contrapesos en los poderes de la unión.. Les importa su quincena y los negocios que estén pudiendo hacer desde sus posiciones. Han contribuido a ser parte de la época de mayor corrupción en la vida de México. Lo que dijo el presidente que venía a erradicar, es hoy la mayor desgracia del país. Lo están saqueando cuando menos recursos tienen, la caída de los ingresos fiscales hace que el gobierno no tenga dinero para mantener los volúmenes de dádivas y los costosísimos proyectos faraónicos del presidente, sin importarle que esos proyectos estén el riesgo de no concluirse.

Si el objetivo era destruir la estructura económica, social y política del país, la pandemia solo vino a acelerar el proceso, las nuevas generaciones, los jóvenes de hoy tiene su última oportunidad de intervenir en el rumbo económico y político de México... desde la reconstrucción y desde la visión del país que les tocará dirigir en poco tiempo.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 22 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 15 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 08 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 01 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

Cargar Más