/ martes 21 de julio de 2020

Prospectiva

Política basura

Usted puede hacer la interpretación de la historia como se le pegue la gana, especialmente si está informado, pero si no lo está, tampoco ha de ser importante, total digo lo que quiero, lo que me imagino, más grave, lo que yo hubiera querido que sucediera... si conviene a mis intereses, a mis caprichos, a los intereses que se derivan de mi visión. Es muy lamentable que en espacios de fanatismo ideológico lo importante sea la interpretación, no los hechos mismos.

Así es que, si para el presidente de nuestro país el heredero de la transformación es él; basta con que lo diga y ya está.

No importa si con esas soberbias afirmaciones se está poniendo en duda si el propio presidente conoce la historia de nuestra nación; por el momento servirá para darle antecedentes a la acción gubernamental que lo tiene ocupado instrumentando sus acciones de gobierno.

Mientras los días de su mandato presidencial transcurren vemos cómo se ejerce una demolición de la legalidad, la demolición del estado mexicano, empezando por pervertir la interpretación de la historia para encontrarse justificado en las acciones caprichosas e ineficientes donde no importa lo que opine la sociedad mexicana; asunto que resuelve con respuestas maniqueas: estas con la transformación o contra la transformación...

Cuando en realidad hoy los mexicanos están tratando de responder a las exigencias del deterioro de las estructuras políticas, de los servicios elementales de la vida de un país, del ingreso básico para subsistir ante la indolencia e ineficacia de las acciones del propio gobierno.

En el manejo de la crisis sanitaria de nuestro país, la pésima comunicación de las autoridades es causante de una multiplicación exponencial de contagios y de muertes.

Al presidente López le parecen odiosas las comparaciones, el hecho es que México es el referente del peor manejo de la crisis en todo el mundo y sin lugar a duda es un tema del que se tendrá que dar cuenta ante tribunales, lo que está sucediendo en el país equivale a un crimen de lesa humanidad.. El gobierno mexicano actúa contra la sociedad y ante las consecuencias económicas de la crisis sanitaria, el gobernante en turno decide ignorar el crecimiento exponencial de desempleo, el cierre de empresas, la salida de capitales, la destrucción de los sistemas de mercado y lo más lamentable los millones de mexicanos que hoy están en pobreza y sin alternativas como consecuencia de las acciones de un gobierno que lo que está pensando es descapitalizar el país, precarizando la economía.

Ante el mayor desafío de salud pública en un siglo, el gobernante sólo sabe repetir el mismo discurso de combate a la corrupción en el sexenio donde se incrementa la corrupción de manera exponencial, miles de pobres se agregan cada día y seguimos sin una estrategia nacional que sugiera, al menos, cómo evitarlo.

El presidente sigue desmantelando las estructuras gubernamentales, ahora también el equipamiento tecnológico para el funcionamiento mínimo de las oficinas del gobierno, retirando las computadoras de las oficinas.

Para toda explicación del gobernante es el mismo argumento; se imagina que está combatiendo la corrupción cuando durante este sexenio no se ha realizado un solo concurso de obra o inversión de manera pública y el 72% de los contratos del gobierno han sido asignados, sin concursos, ni licitaciones.

A cambio de no tratar los temas que realmente importan a los mexicanos, se ocupa el tiempo en manejar distractores orientados a suministrar argumentos para los seguidores y operadores de los robots con los que se acosa y persigue a los mexicanos que no opinan como el presidente. Da la impresión que los filocomunistas, los añorantes de la lucha de clases, los simpatizantes de gobiernos paternalistas que terminan en dictaduras encontraron la rentabilidad de ejercer comunicación basura, política basura, estamos tocando fondo para la polarización social.

Mejor volteemos a ver en dirección al humanismo solidario, donde sigue vigente el reconocimiento de la dignidad de las personas, por el solo hecho de ser personas, respetando las libertades y convocando a un gran ejercicio de solidaridad de la sociedad mexicana con la opción preferencial por los que menos tienen.

Hasta la próxima PROSPECTIVA

gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

Política basura

Usted puede hacer la interpretación de la historia como se le pegue la gana, especialmente si está informado, pero si no lo está, tampoco ha de ser importante, total digo lo que quiero, lo que me imagino, más grave, lo que yo hubiera querido que sucediera... si conviene a mis intereses, a mis caprichos, a los intereses que se derivan de mi visión. Es muy lamentable que en espacios de fanatismo ideológico lo importante sea la interpretación, no los hechos mismos.

Así es que, si para el presidente de nuestro país el heredero de la transformación es él; basta con que lo diga y ya está.

No importa si con esas soberbias afirmaciones se está poniendo en duda si el propio presidente conoce la historia de nuestra nación; por el momento servirá para darle antecedentes a la acción gubernamental que lo tiene ocupado instrumentando sus acciones de gobierno.

Mientras los días de su mandato presidencial transcurren vemos cómo se ejerce una demolición de la legalidad, la demolición del estado mexicano, empezando por pervertir la interpretación de la historia para encontrarse justificado en las acciones caprichosas e ineficientes donde no importa lo que opine la sociedad mexicana; asunto que resuelve con respuestas maniqueas: estas con la transformación o contra la transformación...

Cuando en realidad hoy los mexicanos están tratando de responder a las exigencias del deterioro de las estructuras políticas, de los servicios elementales de la vida de un país, del ingreso básico para subsistir ante la indolencia e ineficacia de las acciones del propio gobierno.

En el manejo de la crisis sanitaria de nuestro país, la pésima comunicación de las autoridades es causante de una multiplicación exponencial de contagios y de muertes.

Al presidente López le parecen odiosas las comparaciones, el hecho es que México es el referente del peor manejo de la crisis en todo el mundo y sin lugar a duda es un tema del que se tendrá que dar cuenta ante tribunales, lo que está sucediendo en el país equivale a un crimen de lesa humanidad.. El gobierno mexicano actúa contra la sociedad y ante las consecuencias económicas de la crisis sanitaria, el gobernante en turno decide ignorar el crecimiento exponencial de desempleo, el cierre de empresas, la salida de capitales, la destrucción de los sistemas de mercado y lo más lamentable los millones de mexicanos que hoy están en pobreza y sin alternativas como consecuencia de las acciones de un gobierno que lo que está pensando es descapitalizar el país, precarizando la economía.

Ante el mayor desafío de salud pública en un siglo, el gobernante sólo sabe repetir el mismo discurso de combate a la corrupción en el sexenio donde se incrementa la corrupción de manera exponencial, miles de pobres se agregan cada día y seguimos sin una estrategia nacional que sugiera, al menos, cómo evitarlo.

El presidente sigue desmantelando las estructuras gubernamentales, ahora también el equipamiento tecnológico para el funcionamiento mínimo de las oficinas del gobierno, retirando las computadoras de las oficinas.

Para toda explicación del gobernante es el mismo argumento; se imagina que está combatiendo la corrupción cuando durante este sexenio no se ha realizado un solo concurso de obra o inversión de manera pública y el 72% de los contratos del gobierno han sido asignados, sin concursos, ni licitaciones.

A cambio de no tratar los temas que realmente importan a los mexicanos, se ocupa el tiempo en manejar distractores orientados a suministrar argumentos para los seguidores y operadores de los robots con los que se acosa y persigue a los mexicanos que no opinan como el presidente. Da la impresión que los filocomunistas, los añorantes de la lucha de clases, los simpatizantes de gobiernos paternalistas que terminan en dictaduras encontraron la rentabilidad de ejercer comunicación basura, política basura, estamos tocando fondo para la polarización social.

Mejor volteemos a ver en dirección al humanismo solidario, donde sigue vigente el reconocimiento de la dignidad de las personas, por el solo hecho de ser personas, respetando las libertades y convocando a un gran ejercicio de solidaridad de la sociedad mexicana con la opción preferencial por los que menos tienen.

Hasta la próxima PROSPECTIVA

gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 22 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 15 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 08 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 01 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

Cargar Más