/ martes 11 de agosto de 2020

Prospectiva

Eliminar la política chatarra

Los políticos de Oaxaca encontraron oportuno llevar a nivel legislativo la decisión de eliminar los alimentos chatarra de la dieta y consumo de los niños en ese estado y cualquier persona podría estar de acuerdo... salvo que el tema requiere que se enfoque desde la perspectiva de salud de los niños y por tanto de su alimentación.

Es un tema de hábitos y criterios de nutrición, de movilidad física, de educación para la alimentación que generalmente deriva en menos consumo de alimentos chatarra... el tema es por demás polémico cuando el país está pasando por la peor crisis económica en cien años; cada día se integran miles de mexicanos, también niños, a las estadísticas de pobreza.

El problema no es que coman alimentos chatarra, el problema es que no tienen que comer hoy.

La alimentación, la educación, la salud, el ingreso, simplemente las condiciones de una vida digna para todos, son los temas de elemental responsabilidad de los gobernantes en turno. Pero cada día son más los mexicanos que no tienen qué comer, vivimos en medio de una pandemia que es atendida por políticas de salud con las que se miente sistemáticamente a la sociedad y los más de cincuenta mil fallecidos que le parten el alma la presidente ( dice él ) siguen sin ser suficientes razones para cambiar de funcionarios charlatanes e irresponsables ( también la incompetencia es corrupción ), para adoptar una estrategia... todas los discursos del subsecretario son sólo chatarra que está matando a muchos mexicanos, no solo por los efectos del virus, principalmente por la crisis estructural de la economía.

Después de casi un tercio del gobierno actual siguen con el mismo discurso chatarra: las anteriores administraciones tiene la culpa de todo...

No se ha querido dimensionar el tema y seguimos entretenidos todos los días consumiendo política chatarra, noticias chatarra, en tanto pasa el tiempo para atender los temas de la política electoral.

Los políticos del país sólo saben ver los problemas con el prisma de la sucesión, del control político de las cámaras, de la permanencia en las posiciones del poder político y por supuesto del manejo presupuestal; especialmente en este sexenio que todo se facilita para hacer negocios turbios con dinero público, casi el 80% de los contratos de bienes y servicios del gobierno de la república se hacen por asignación directa. Si en el gobierno federal no hay restricciones en los otros órdenes de gobierno ya tiene un buen referente... Este sexenio ya es el de mayor corrupción en el México moderno.

Los distractores en la comunicación política del país como las giras presidenciales, el avión, la rifa, Lozoya, son solo casos para distraer la atención de los mexicanos y mantener la expectativa sobre un gobierno que ha decepcionado hasta a los mismos seguidores del partido del presidente... seguimos viendo esfuerzo del gobierno por darle mantenimiento a la opinión pública..

Mientras la lucha por el poder dentro del gobierno y dentro del partido gobernante los está llevando a confrontaciones que nada favorecen que el gobierno se enfoque a resolver las urgencias que tiene el país.

Servilismo sería la característica principal de lo que pasa dentro de los recintos del poder y dentro de las maniobras obscuras de los grupos hambrientos de poder. No es una cualidad que dignifique la política, es una desgracia generacional y es practicada por los aspirantes a nuevos cargos en la política mexicana... pelean en el gabinete para ver quien llama más la atención de su jefe, para ver quien logra marcar el rumbo en la agenda gubernamental, mientras el país se debate en indicadores de pobreza. No les importan los mexicanos... les importa la cuota de poder. Eso los hace expertos en mentir, los divide, los exhibe y hasta piensan que son los nuevos tiempos.

Como en los peores tiempos de la revolución mexicana, estamos ante pandillas que pelean por el poder político, no importa si se tienen que aliar con otras bandas de delincuentes. Estamos ante lo más selecto de la política chatarra de nuestro país.

Después de dos años del actual gobierno no es cierto que los pobres van primero, no es cierto que combaten la corrupción, no es cierto que están resolviendo la pandemia, no es cierto que hay un futuro promisorio para México; a menos que desde la sociedad reconstruyamos al país, optemos por cambiar de perfil de gobernantes, especialmente si son mexicanos que han hecho sus vidas a base de esfuerzo y buscando el bien de la sociedad.

El servilismo es la esencia de la política chatarra, el respeto a la dignidad de la persona es la esencia de la política para el bien común.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

Eliminar la política chatarra

Los políticos de Oaxaca encontraron oportuno llevar a nivel legislativo la decisión de eliminar los alimentos chatarra de la dieta y consumo de los niños en ese estado y cualquier persona podría estar de acuerdo... salvo que el tema requiere que se enfoque desde la perspectiva de salud de los niños y por tanto de su alimentación.

Es un tema de hábitos y criterios de nutrición, de movilidad física, de educación para la alimentación que generalmente deriva en menos consumo de alimentos chatarra... el tema es por demás polémico cuando el país está pasando por la peor crisis económica en cien años; cada día se integran miles de mexicanos, también niños, a las estadísticas de pobreza.

El problema no es que coman alimentos chatarra, el problema es que no tienen que comer hoy.

La alimentación, la educación, la salud, el ingreso, simplemente las condiciones de una vida digna para todos, son los temas de elemental responsabilidad de los gobernantes en turno. Pero cada día son más los mexicanos que no tienen qué comer, vivimos en medio de una pandemia que es atendida por políticas de salud con las que se miente sistemáticamente a la sociedad y los más de cincuenta mil fallecidos que le parten el alma la presidente ( dice él ) siguen sin ser suficientes razones para cambiar de funcionarios charlatanes e irresponsables ( también la incompetencia es corrupción ), para adoptar una estrategia... todas los discursos del subsecretario son sólo chatarra que está matando a muchos mexicanos, no solo por los efectos del virus, principalmente por la crisis estructural de la economía.

Después de casi un tercio del gobierno actual siguen con el mismo discurso chatarra: las anteriores administraciones tiene la culpa de todo...

No se ha querido dimensionar el tema y seguimos entretenidos todos los días consumiendo política chatarra, noticias chatarra, en tanto pasa el tiempo para atender los temas de la política electoral.

Los políticos del país sólo saben ver los problemas con el prisma de la sucesión, del control político de las cámaras, de la permanencia en las posiciones del poder político y por supuesto del manejo presupuestal; especialmente en este sexenio que todo se facilita para hacer negocios turbios con dinero público, casi el 80% de los contratos de bienes y servicios del gobierno de la república se hacen por asignación directa. Si en el gobierno federal no hay restricciones en los otros órdenes de gobierno ya tiene un buen referente... Este sexenio ya es el de mayor corrupción en el México moderno.

Los distractores en la comunicación política del país como las giras presidenciales, el avión, la rifa, Lozoya, son solo casos para distraer la atención de los mexicanos y mantener la expectativa sobre un gobierno que ha decepcionado hasta a los mismos seguidores del partido del presidente... seguimos viendo esfuerzo del gobierno por darle mantenimiento a la opinión pública..

Mientras la lucha por el poder dentro del gobierno y dentro del partido gobernante los está llevando a confrontaciones que nada favorecen que el gobierno se enfoque a resolver las urgencias que tiene el país.

Servilismo sería la característica principal de lo que pasa dentro de los recintos del poder y dentro de las maniobras obscuras de los grupos hambrientos de poder. No es una cualidad que dignifique la política, es una desgracia generacional y es practicada por los aspirantes a nuevos cargos en la política mexicana... pelean en el gabinete para ver quien llama más la atención de su jefe, para ver quien logra marcar el rumbo en la agenda gubernamental, mientras el país se debate en indicadores de pobreza. No les importan los mexicanos... les importa la cuota de poder. Eso los hace expertos en mentir, los divide, los exhibe y hasta piensan que son los nuevos tiempos.

Como en los peores tiempos de la revolución mexicana, estamos ante pandillas que pelean por el poder político, no importa si se tienen que aliar con otras bandas de delincuentes. Estamos ante lo más selecto de la política chatarra de nuestro país.

Después de dos años del actual gobierno no es cierto que los pobres van primero, no es cierto que combaten la corrupción, no es cierto que están resolviendo la pandemia, no es cierto que hay un futuro promisorio para México; a menos que desde la sociedad reconstruyamos al país, optemos por cambiar de perfil de gobernantes, especialmente si son mexicanos que han hecho sus vidas a base de esfuerzo y buscando el bien de la sociedad.

El servilismo es la esencia de la política chatarra, el respeto a la dignidad de la persona es la esencia de la política para el bien común.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 22 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 15 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 08 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 01 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

Cargar Más