/ martes 22 de marzo de 2022

Prospectiva

Si hoy fuera10 de abril…

Es verdad, faltan 20 días... solo estoy proponiendo una hipótesis, también me queda claro que no todos leen esta columna el mismo día... estimado lector si a usted no le importa dejaremos dicho que faltan los días que hay entre la amable lectura de esta colaboración editorial y el día 10 de abril.

Ya se ha hecho todo lo que estuvo al alcance para la operación fraudulenta y maquiavélica de la tribu que gobierna nuestro país con tal de “acarrear” el mayor número de ciudadanos a emitir su opinión en la consulta popular y decir que quieren que el presidente siga en el cargo donde está….

Es decir, que siga como presidente de México, pero si para eso fue electo… (Pero el presidente y sus tribus encontraron la inmejorable condición de volver a poner su nombre en una boleta).

Y aunque parece difícil de creer, los mexicanos no están creyéndole al gobierno y se resisten a que los “lleven a votar “.

¿Para qué vamos a votar si no va a pasar nada con nuestros votos?

Si la mayoría dice que se retire del cargo que ya no lo queremos y debe renunciar a los lujos del palacio y abandonar todos sus intentos de destrucción ambiental con el tren maya y dejar de manipular desde la mañana una campaña de desprestigio hacia los periodistas, de todas maneras no se va a ir y estará argumentando que la ley no tiene efecto retroactivo y como él fue electo antes de entrar en vigor la ley pues... no le toca. (Habrá sido un buen ejercicio ciudadano… felicitaciones a los mexicanos que acudieron a los lugares de votación…)

... Describiendo lo que está pasando en las urnas, hay menos de la mitad de lugares para votar que cuando hay una elección, está costando mucho trabajo encontrar las instalaciones de las casillas y hay tan pocas personas y tan pocas señales que los ciudadanos se fastidian de andar buscando y abandonan la idea de seguirlo haciendo..

La ley establece que se requiere la participación del 40% de los integrantes del padrón electoral vigente para que sea válido el ejercicio de la consulta popular, en la última elección consiguieron 7% a favor de los del MORENA. Si no acuden los ciudadanos en esos volúmenes de participación entonces será responsabilidad del INE y la consulta habrá fracasado; el discurso oficial será que la autoridad electoral bloqueó el proceso y los consejeros deben hacerse responsables del fracaso de la consulta.

La revocación del mandato es la alternativa que tiene los ciudadanos para manifestar su repudio al mal gobierno y no tener que esperar a que termine su periodo de ejercicio del poder político pero resulta que es el gobierno y el partido del presidente quienes quieren un ejercicio de revocación de mandato usado para financiar y patrocinar un ejercicio de ratificación en el cargo… patético.

La gran oportunidad de detener la “caída libre “en los índices de aceptación, que ya suma 14% y sigue bajando a raíz de la publicación de los lujos en que vive el hijo mayor del presidente y que destapa la administración corrupta que vivimos en el país; lo que se prepara es un acarreo organizado para que el mayor número de ciudadanos acuda a los centros de votación y diga que quieren que siga el presidente López en su cargo... (Y poder decir que no es cierto que el presidente esté bajando en su popularidad…

Las áreas de oportunidad que tiene a su alcance los del partido del presidente están en el acarreo a base de chantaje... obligar a los ciudadanos que reciben recursos de los programas de gasto social y con la amenaza de que se les acabará la ayuda si dejan de ir a emitir su voto a favor de que el presidente se quede en el cargo en el que está.

A cómo dé lugar quieren incrementar la participación y que los ciudadanos pidan que se quede, que sea mayoría, aunque sea de muy baja participación.

Creo que a usted, estimado lector le estará pasando lo que a la mayoría de los mexicanos que se interesan por estos temas; “enferma estar hablando de las necesidades de un autócrata, aprendiz de dictador... si queremos ayudar al país a librarse de él, en el caso de la consulta popular para la revocación del mandato es una abstención activa.

También en una consulta popular, el voto es libre y secreto. Si no quieres ir a votar, no hay nada que te obligue a hacerlo, ni las amenazas, los chantajes, las presiones.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx

Si hoy fuera10 de abril…

Es verdad, faltan 20 días... solo estoy proponiendo una hipótesis, también me queda claro que no todos leen esta columna el mismo día... estimado lector si a usted no le importa dejaremos dicho que faltan los días que hay entre la amable lectura de esta colaboración editorial y el día 10 de abril.

Ya se ha hecho todo lo que estuvo al alcance para la operación fraudulenta y maquiavélica de la tribu que gobierna nuestro país con tal de “acarrear” el mayor número de ciudadanos a emitir su opinión en la consulta popular y decir que quieren que el presidente siga en el cargo donde está….

Es decir, que siga como presidente de México, pero si para eso fue electo… (Pero el presidente y sus tribus encontraron la inmejorable condición de volver a poner su nombre en una boleta).

Y aunque parece difícil de creer, los mexicanos no están creyéndole al gobierno y se resisten a que los “lleven a votar “.

¿Para qué vamos a votar si no va a pasar nada con nuestros votos?

Si la mayoría dice que se retire del cargo que ya no lo queremos y debe renunciar a los lujos del palacio y abandonar todos sus intentos de destrucción ambiental con el tren maya y dejar de manipular desde la mañana una campaña de desprestigio hacia los periodistas, de todas maneras no se va a ir y estará argumentando que la ley no tiene efecto retroactivo y como él fue electo antes de entrar en vigor la ley pues... no le toca. (Habrá sido un buen ejercicio ciudadano… felicitaciones a los mexicanos que acudieron a los lugares de votación…)

... Describiendo lo que está pasando en las urnas, hay menos de la mitad de lugares para votar que cuando hay una elección, está costando mucho trabajo encontrar las instalaciones de las casillas y hay tan pocas personas y tan pocas señales que los ciudadanos se fastidian de andar buscando y abandonan la idea de seguirlo haciendo..

La ley establece que se requiere la participación del 40% de los integrantes del padrón electoral vigente para que sea válido el ejercicio de la consulta popular, en la última elección consiguieron 7% a favor de los del MORENA. Si no acuden los ciudadanos en esos volúmenes de participación entonces será responsabilidad del INE y la consulta habrá fracasado; el discurso oficial será que la autoridad electoral bloqueó el proceso y los consejeros deben hacerse responsables del fracaso de la consulta.

La revocación del mandato es la alternativa que tiene los ciudadanos para manifestar su repudio al mal gobierno y no tener que esperar a que termine su periodo de ejercicio del poder político pero resulta que es el gobierno y el partido del presidente quienes quieren un ejercicio de revocación de mandato usado para financiar y patrocinar un ejercicio de ratificación en el cargo… patético.

La gran oportunidad de detener la “caída libre “en los índices de aceptación, que ya suma 14% y sigue bajando a raíz de la publicación de los lujos en que vive el hijo mayor del presidente y que destapa la administración corrupta que vivimos en el país; lo que se prepara es un acarreo organizado para que el mayor número de ciudadanos acuda a los centros de votación y diga que quieren que siga el presidente López en su cargo... (Y poder decir que no es cierto que el presidente esté bajando en su popularidad…

Las áreas de oportunidad que tiene a su alcance los del partido del presidente están en el acarreo a base de chantaje... obligar a los ciudadanos que reciben recursos de los programas de gasto social y con la amenaza de que se les acabará la ayuda si dejan de ir a emitir su voto a favor de que el presidente se quede en el cargo en el que está.

A cómo dé lugar quieren incrementar la participación y que los ciudadanos pidan que se quede, que sea mayoría, aunque sea de muy baja participación.

Creo que a usted, estimado lector le estará pasando lo que a la mayoría de los mexicanos que se interesan por estos temas; “enferma estar hablando de las necesidades de un autócrata, aprendiz de dictador... si queremos ayudar al país a librarse de él, en el caso de la consulta popular para la revocación del mandato es una abstención activa.

También en una consulta popular, el voto es libre y secreto. Si no quieres ir a votar, no hay nada que te obligue a hacerlo, ni las amenazas, los chantajes, las presiones.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx