/ lunes 1 de junio de 2020

¿Qué dice el BANXICO?

Hace un par de días, Alejandro Díaz de León Carrillo, Gobernador del Banco de México (BANXICO) presentó su informe trimestral correspondiente a enero-marzo del 2020, asimismo, dio a conocer las perspectivas de crecimiento para la economía mexicana durante este 2020 y el 2021 con tres escenarios (los tres negativos), mismos que podrán empeorar dependiendo del comportamiento de la pandemia generada por el COVID-19.

Los tres escenarios contemplan distintas formas de comportamiento: 1) Tipo V; 2) Tipo V profunda y, 3) Tipo U profunda. Para entender lo anterior y no entrar en más tecnicismos económicos tratemos de imaginarlo de una manera muy visual y sencilla: el primer tipo de forma es la V, una caída pronunciada con un crecimiento similar, sin embargo, a diferencia de la forma tipo U esta presenta una rápida recuperación; el segundo tipo es la V profunda, lo mismo que la V pero más marcada, con una mayor caída y un crecimiento igual de dinámico, por último, se encuentra la forma tipo U profunda, la más pesimista de los tres escenarios mencionados por el BANXICO, una caída casi en picada y prolongada seguida de un estancamiento en el crecimiento y, después, una recuperación económica.

Una vez entendido lo anterior podemos pasar a los números; para el primer escenario se nos presenta una forma tipo V profunda, el mayor decremento de los tres escenarios, con una caída de hasta 8.8% para el 2020 y con una rápida recuperación que rondará el 4% durante el 2021; el segundo escenario presenta la forma de U profunda, el más preocupante, una caída de hasta 8.3% para el 2020 y de 4.0% durante el 2021, sin embargo, según el gobernador, este escenario contempla entre 3 y 4 años consecutivos con decremento en la economía mexicana. Por último, el escenario menos pesimista, se muestra con una forma de V con una contracción de apenas 4.1% durante el 2020 y una rápida recuperación de hasta 4.0% para el 2021. Adicionalmente, estos escenarios estarían acompañados de una pérdida de entre 800 mil y 1.4 millones de empleos formales.

A pesar de ser escenarios negativos, han sido muy criticados debido a que la mayoría de los bancos y agencias calificadoras asignan un decremento de dos dígitos para la economía mexicana durante el 2020 sin embargo, existe otro tipo de forma que a muchos economistas aterra, el tipo de L; mismo que trae consigo una caída libre (muy significativa y desastrosa) seguido de un estancamiento profundo de la economía, así que, esperemos este escenario no ocurra.

Para concluir, la reactivación paulatina de la economía mexicana ha sido discutida desde hace casi un mes y es que, a diferencia de los países europeos donde la cuarentena ha durado dos o tres meses, en México contamos con una economía muy distinta a la de aquellos países; mucho comercio informal, desigualdad, pobreza, amplio territorio, etc., por ello, es más complejo de lo que las autoridades internacionales y de lo que los deciles más altos de la población en nuestro país piensan. Sin embargo, a una semana de la apertura de actividades “esenciales” he notado algo que nos cobrará factura, más temprano que tarde, la gente no acata las indicaciones mínimas de salud: cubre bocas, sana distancia, evitar reuniones en lugares cerrados, uso de gel antibacterial y cero contacto físico con otras personas, lo que nos hace pensar que habrá un crecimiento bastante alto en las siguientes semanas lo que posiblemente nos orillará a tomar medidas más drásticas, donde se volverá a aplicar el aislamiento y, de ser así, estos escenarios presentados por el BANXICO se quedarán cortos.

Hace un par de días, Alejandro Díaz de León Carrillo, Gobernador del Banco de México (BANXICO) presentó su informe trimestral correspondiente a enero-marzo del 2020, asimismo, dio a conocer las perspectivas de crecimiento para la economía mexicana durante este 2020 y el 2021 con tres escenarios (los tres negativos), mismos que podrán empeorar dependiendo del comportamiento de la pandemia generada por el COVID-19.

Los tres escenarios contemplan distintas formas de comportamiento: 1) Tipo V; 2) Tipo V profunda y, 3) Tipo U profunda. Para entender lo anterior y no entrar en más tecnicismos económicos tratemos de imaginarlo de una manera muy visual y sencilla: el primer tipo de forma es la V, una caída pronunciada con un crecimiento similar, sin embargo, a diferencia de la forma tipo U esta presenta una rápida recuperación; el segundo tipo es la V profunda, lo mismo que la V pero más marcada, con una mayor caída y un crecimiento igual de dinámico, por último, se encuentra la forma tipo U profunda, la más pesimista de los tres escenarios mencionados por el BANXICO, una caída casi en picada y prolongada seguida de un estancamiento en el crecimiento y, después, una recuperación económica.

Una vez entendido lo anterior podemos pasar a los números; para el primer escenario se nos presenta una forma tipo V profunda, el mayor decremento de los tres escenarios, con una caída de hasta 8.8% para el 2020 y con una rápida recuperación que rondará el 4% durante el 2021; el segundo escenario presenta la forma de U profunda, el más preocupante, una caída de hasta 8.3% para el 2020 y de 4.0% durante el 2021, sin embargo, según el gobernador, este escenario contempla entre 3 y 4 años consecutivos con decremento en la economía mexicana. Por último, el escenario menos pesimista, se muestra con una forma de V con una contracción de apenas 4.1% durante el 2020 y una rápida recuperación de hasta 4.0% para el 2021. Adicionalmente, estos escenarios estarían acompañados de una pérdida de entre 800 mil y 1.4 millones de empleos formales.

A pesar de ser escenarios negativos, han sido muy criticados debido a que la mayoría de los bancos y agencias calificadoras asignan un decremento de dos dígitos para la economía mexicana durante el 2020 sin embargo, existe otro tipo de forma que a muchos economistas aterra, el tipo de L; mismo que trae consigo una caída libre (muy significativa y desastrosa) seguido de un estancamiento profundo de la economía, así que, esperemos este escenario no ocurra.

Para concluir, la reactivación paulatina de la economía mexicana ha sido discutida desde hace casi un mes y es que, a diferencia de los países europeos donde la cuarentena ha durado dos o tres meses, en México contamos con una economía muy distinta a la de aquellos países; mucho comercio informal, desigualdad, pobreza, amplio territorio, etc., por ello, es más complejo de lo que las autoridades internacionales y de lo que los deciles más altos de la población en nuestro país piensan. Sin embargo, a una semana de la apertura de actividades “esenciales” he notado algo que nos cobrará factura, más temprano que tarde, la gente no acata las indicaciones mínimas de salud: cubre bocas, sana distancia, evitar reuniones en lugares cerrados, uso de gel antibacterial y cero contacto físico con otras personas, lo que nos hace pensar que habrá un crecimiento bastante alto en las siguientes semanas lo que posiblemente nos orillará a tomar medidas más drásticas, donde se volverá a aplicar el aislamiento y, de ser así, estos escenarios presentados por el BANXICO se quedarán cortos.

lunes 29 de junio de 2020

El BANXICO vuelve a bajar la tasa

lunes 22 de junio de 2020

Delincuencia y pobreza

lunes 15 de junio de 2020

La Alianza CBO

lunes 01 de junio de 2020

¿Qué dice el BANXICO?

lunes 25 de mayo de 2020

La gasolina regresa a la normalidad

lunes 18 de mayo de 2020

Un problema mayor

lunes 11 de mayo de 2020

Buscando sobrevivir

lunes 04 de mayo de 2020

PEMEX a la deriva

Cargar Más