/ lunes 14 de octubre de 2019

Sine Qua Non

“Ya no hay Moral”

Hemos escuchado tal estribillo, en particular de quienes se consideran lesionados en estatus conservador de sus propios intereses. Hasta en intención chusca, la llegamos a oír. Sin embargo, es una afirmación de fondo.

Habemos quienes creímos estar en esta era contemporánea, en una civilización que nos pondría en situación de progreso, de tolerancia, de equidad, de avance científico, vaya hasta de una época democrática; en pocas palabras, de una vida mejorada, sin tantos lastres. Y para colmo, presumimos con dejar un mundo mejor a nuestros descendientes. Un sueño que hoy se convierte en pesadilla.

¿Debemos replantear los Valores? ¿Moral y Dios, son sinónimos? La maldad se empeña en dejar su huella. Es una condición humana. Pareciera que al final el Arcángel de la “espada flamígera”, ha sido vencido por su colosal opositor.

LA CONDICIÓN SINE QUA NON: Señales notorias nos ponen en la cúspide de la maldad. ¿Hay opción? Sí. Por una parte, volitiva por supuesto, podemos autodestruirnos, así vamos. Por otra, igual voluntaria, podemos revelarnos ante la maldad, por supina que pueda ser, por incomprensible o abstracta o poderosa. Dios no tiene sinónimos y Él no abandona, somos nosotros los que nos alejamos. El humano que decida no creer, tampoco lo hará en sí mismo. No tiene ningún parámetro. Todo lo que le rodea le será indiferente y al final, aunque no lo vea o admita, su dios será el “poder” o el dinero, o cualquiera otro.

No debemos cejar en que lo Bueno, prevalezca. Es más asequible que la Maldad. La muerte de Gabo y de otras víctimas, no deben quedar impunes y menos aún, vanas. Las marchas como la última, deben seguir. Es una muestra de solidaridad, de congruencia social, por fin. Sí las autoridades siguen con sus “moños” y culpando a otros, es tiempo de que renuncien, pues ya está visto que no están con sus “representados”. EL PAN y demás partidos, el Consejo Empresarial y el señor Obispo, deberían estar en favor del Pueblo. Vaya, hasta allende las fronteras surgió apoyo. No tenemos otra salida: la renuncia del ayuntamiento municipal, sumémonos. Salud, Alegría y Prosperidad.

“Ya no hay Moral”

Hemos escuchado tal estribillo, en particular de quienes se consideran lesionados en estatus conservador de sus propios intereses. Hasta en intención chusca, la llegamos a oír. Sin embargo, es una afirmación de fondo.

Habemos quienes creímos estar en esta era contemporánea, en una civilización que nos pondría en situación de progreso, de tolerancia, de equidad, de avance científico, vaya hasta de una época democrática; en pocas palabras, de una vida mejorada, sin tantos lastres. Y para colmo, presumimos con dejar un mundo mejor a nuestros descendientes. Un sueño que hoy se convierte en pesadilla.

¿Debemos replantear los Valores? ¿Moral y Dios, son sinónimos? La maldad se empeña en dejar su huella. Es una condición humana. Pareciera que al final el Arcángel de la “espada flamígera”, ha sido vencido por su colosal opositor.

LA CONDICIÓN SINE QUA NON: Señales notorias nos ponen en la cúspide de la maldad. ¿Hay opción? Sí. Por una parte, volitiva por supuesto, podemos autodestruirnos, así vamos. Por otra, igual voluntaria, podemos revelarnos ante la maldad, por supina que pueda ser, por incomprensible o abstracta o poderosa. Dios no tiene sinónimos y Él no abandona, somos nosotros los que nos alejamos. El humano que decida no creer, tampoco lo hará en sí mismo. No tiene ningún parámetro. Todo lo que le rodea le será indiferente y al final, aunque no lo vea o admita, su dios será el “poder” o el dinero, o cualquiera otro.

No debemos cejar en que lo Bueno, prevalezca. Es más asequible que la Maldad. La muerte de Gabo y de otras víctimas, no deben quedar impunes y menos aún, vanas. Las marchas como la última, deben seguir. Es una muestra de solidaridad, de congruencia social, por fin. Sí las autoridades siguen con sus “moños” y culpando a otros, es tiempo de que renuncien, pues ya está visto que no están con sus “representados”. EL PAN y demás partidos, el Consejo Empresarial y el señor Obispo, deberían estar en favor del Pueblo. Vaya, hasta allende las fronteras surgió apoyo. No tenemos otra salida: la renuncia del ayuntamiento municipal, sumémonos. Salud, Alegría y Prosperidad.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 06 de septiembre de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 23 de agosto de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 16 de agosto de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 02 de agosto de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 26 de julio de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 19 de julio de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 12 de julio de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 21 de junio de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 14 de junio de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

Cargar Más