/ lunes 20 de enero de 2020

Sine qua non

Las Culpas y las Disculpas

A pocos días de tomar “las riendas” de la seguridad ciudadana municipal, el Ayuntamiento obsequió aumento al sueldo del incipiente “director”. Y para cerrar, se justificó diciendo a ciertos medios sobre una “disminución de al menos un 15% del robo de vehículos”, en nuestra vilipendiada ciudad –claro, a partir de su arribo al puesto-.

Estimado lector, puede usted reír, llorar o, incluso, rezar, ante tal declaración oficial y la oposición de la realidad, ésa que a diario nos golpea en plena cara. Por otra parte, doña Elvira considera que no hay porque calificar a sus funcionarios y se atiene al juicio social. ¿Será que los videos que circulan en las “redes”, son montajes bien elaborados para contrarrestar eficacia o contradecir a las autoridades en mención? Es ahora muy notorio que cualquier funcionario o empleado público –dicho, sin exageración- desde el que barre, hasta el que se sienta en la “silla más alta”, culpan a los anteriores por la situación actual. Hay algo de verdad, pero no es absoluta aunque podrán decir que como tal no existe, dada la relatividad; pero el punto toral es: Sí se sabe el mal que precede, pero lo útil es pues, la solución actual.

LA CONDICIÓN SINE QUA NON: No vale culpar para disculparse, pues sería como una carcajada del diablo. El trabajo de los funcionarios debe ser eficaz. Lo contrario tiene una simple calificación: Fallido y hasta con posible corrupción. ¿Qué pasaría con los ciudadanos? ¿También culparemos a otros de nuestra ineficacia participativa? Al igual, a nivel Estatal andamos todavía en la calle de la amargura, en el tema de la inseguridad. Para colmo ¡No hay programa o sistema para buscar a los desaparecidos! Ahora nos dirán que faltó presupuesto federal y claro, culparán al “gobierno federal” o sea, con dedicatoria a un AMLO, qué como al “tigre”, otra raya más, ya no se nota. En fin.

Aprovecho mis estimados para invitarlos cada martes a las 13 horas, sintonicen el 89.9 de F.M., “Radio-Tecnológico de Celaya” para escuchar –y participar- en mi programa “desandando el tiempo”. Salud, Alegría y Prosperidad.

Las Culpas y las Disculpas

A pocos días de tomar “las riendas” de la seguridad ciudadana municipal, el Ayuntamiento obsequió aumento al sueldo del incipiente “director”. Y para cerrar, se justificó diciendo a ciertos medios sobre una “disminución de al menos un 15% del robo de vehículos”, en nuestra vilipendiada ciudad –claro, a partir de su arribo al puesto-.

Estimado lector, puede usted reír, llorar o, incluso, rezar, ante tal declaración oficial y la oposición de la realidad, ésa que a diario nos golpea en plena cara. Por otra parte, doña Elvira considera que no hay porque calificar a sus funcionarios y se atiene al juicio social. ¿Será que los videos que circulan en las “redes”, son montajes bien elaborados para contrarrestar eficacia o contradecir a las autoridades en mención? Es ahora muy notorio que cualquier funcionario o empleado público –dicho, sin exageración- desde el que barre, hasta el que se sienta en la “silla más alta”, culpan a los anteriores por la situación actual. Hay algo de verdad, pero no es absoluta aunque podrán decir que como tal no existe, dada la relatividad; pero el punto toral es: Sí se sabe el mal que precede, pero lo útil es pues, la solución actual.

LA CONDICIÓN SINE QUA NON: No vale culpar para disculparse, pues sería como una carcajada del diablo. El trabajo de los funcionarios debe ser eficaz. Lo contrario tiene una simple calificación: Fallido y hasta con posible corrupción. ¿Qué pasaría con los ciudadanos? ¿También culparemos a otros de nuestra ineficacia participativa? Al igual, a nivel Estatal andamos todavía en la calle de la amargura, en el tema de la inseguridad. Para colmo ¡No hay programa o sistema para buscar a los desaparecidos! Ahora nos dirán que faltó presupuesto federal y claro, culparán al “gobierno federal” o sea, con dedicatoria a un AMLO, qué como al “tigre”, otra raya más, ya no se nota. En fin.

Aprovecho mis estimados para invitarlos cada martes a las 13 horas, sintonicen el 89.9 de F.M., “Radio-Tecnológico de Celaya” para escuchar –y participar- en mi programa “desandando el tiempo”. Salud, Alegría y Prosperidad.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 27 de septiembre de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 06 de septiembre de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 30 de agosto de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 23 de agosto de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 16 de agosto de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 02 de agosto de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 26 de julio de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 19 de julio de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

domingo 12 de julio de 2020

Sine qua non

Saúl García Cornejo

Cargar Más