/ domingo 5 de diciembre de 2021

Sol Y Sombras

Los resultados de la última encuesta realizada por Massive Caller, con levantamiento el 30 de noviembre y donde se califica a 104 municipios del país en diversos rubros, llama la atención en lo que compete a Celaya.

Pareciera como si, el solo hecho de haber cambiado de presidente, llevó a Celaya a desaparecer del listado de alcaldes con menor aprobación, entonces surge una duda, la desaprobación era un tema de carácter personal hacia Elvira Paniagua, quien durante todo su trienio disputaba los últimos lugares con su homóloga de Salamanca y nunca pudo salir de esa calificación.

Resulta ahora, que Don Javier desaparece de ese listado oscuro, lo cual refleja el desagrado que la sociedad encuestada sentía por su antecesora y ahora él, logra posicionarse en lugares muy positivos para sus dos meses de gobierno, por ejemplo: en el ranking de aprobación de alcaldes, aparece en el lugar 41, con un 43 por ciento de aprobación en un semáforo con color amarillo, no está ubicado entre los 20 mejor calificados, pero tampoco entre los 20 peores.

Otro aspecto a resaltar son los 20 municipios que se ubican entre los que tienen la menor percepción de inseguridad, entre los que se encuentra Salamanca, gobernado por el morenista Cesar Prieto y que en este listado ocupa el tercer lugar, cuando su antecesora Beatriz Hernández, siempre obtuvo niveles de aprobación muy bajos y una percepción de inseguridad constante, parece que el fenómeno del rechazo a la persona y sus capacidades, se repite.

Pero el dato más asombroso, es cuando la encuestadora enlista los 20 municipios con la mayor percepción de inseguridad, resulta que en esa lista roja, ¡no aparece Celaya!, en cambio en los últimos lugares se ve a Guanajuato capital, Irapuato y León, ¿qué pasó?, entonces las personas encuestadas ya no se sienten inseguros en el municipio, tal vez lo declarado por la secretaria del sistema estatal de seguridad Sophia Huett en días pasados es verdad, Celaya es más seguro, incluso que Querétaro.

Lo cierto es que Celaya y la comunidad de San Miguel Octopan, vivieron esta semana mucha violencia, fueron asesinados durante tres días consecutivos, cinco personas en esa comunidad, al parecer todo después del primer asesinato, donde dejaron en una carnicería una cartulina con un listado de nombres, por lo que la advertencia es que esto seguirá.

Incluso el alcalde reconoció que San Miguel Octopan, se ubica entre los cinco puntos rojos de la ciudad, de los otros cuatro, no quiso dar detalles a la prensa, dijo que se los dirá después “of the rocket”, lo que en realidad quiso decir, fue “off the record”, una manera muy usada en el medio, para garantizar al entrevistado que no quedará grabada esa porción de la entrevista, un pequeño resbaloncillo del primer edil.

Y después, la madrugada del sábado en un centro nocturno ubicado en la avenida prolongación Hidalgo, el asesinato de tres personas al interior de una discoteca y una persona más, lesionada, a esto hay que sumarle la aparición de restos humanos la mañana del sábado en el acceso a la comunidad de Rincón de Tamayo, envueltas en costales, con cinta y con mensajes alusivos al crimen organizado.

En fin, la encuesta está realizada a 600 personas, vía telefónica y arroja más resultados, coloca a Celaya en el lugar 39 en el índice de percepción de inseguridad y en el ranking de confianza en el lugar 43, se supone que esta última calificación corresponde a la confianza que los inversionistas puedan sentir para arriesgar su capital en la ciudad.

Los datos duros y fríos de las encuestas, están ahí y seguro sirven para tomar algunas decisiones, lo que sería iluso pensar es que esas posiciones representen siquiera un pequeño respiro, la situación está mal y no hace falta ninguna encuesta para que quienes hemos vivido siempre en Celaya, sepamos que nunca más volveremos a sentir la tranquilidad de caminar por las calles y el descansar por algún tiempo de las noticias violentas que nos aquejan a diario.

Mendoza Márquez, anuncia que el año 2022 será en el que más recursos municipales se invertirán en materia de seguridad, 35% del presupuesto de egresos ira dirigido a ese rubro, la gran incógnita sigue siendo, si la compra de armamento o patrullas, la contratación de capacitación para los elementos, la mejora en los sistemas de inteligencia o la compra de cámaras de vigilancia de última generación, podrían garantizar el recuperar la paz que perdimos hace muchos años, es obvio que no, son factores que sin duda abonan al mejor desempeño de nuestros cuerpos policiacos, pero no garantizan nada.

La descomposición social, la falta de valores, los altos niveles de consumo de marihuana, cocaína, cristal y de más drogas es lo que tiene sumida a nuestra Celaya en este terror, y es que quienes consumen, deben asumirse ya, como parte del problema de la violencia, piensan que por “echarse un churro”, no le hacen daño a nadie, claro que sí, si no hubiera tan alta demanda de estas sustancias, los narcotraficantes no verían en Celaya una tierra de negocios, pero cada vez son más las personas que son atrapadas por esa red de drogadicción.

Por eso entiendo y aplaudo la iniciativa del gobierno del estado con la implementación de un programa de prevención que ya funcionó en Islandia y que hoy tienen los niveles más bajos de consumo de drogas y por ende, niveles casi nulos de violencia, no va a ser rápido el resultado, seguramente no lo alcanzaremos a ver, pero es optimista el que siembra hoy un árbol, pensando en que en varias décadas alguien estará gozando de esa sombra, a eso me sabe Planet Youth, ojalá que los millones de pesos destinados a esta causa, se inviertan bien, se haga lo que debe hacerse, para que al menos podamos aspirar a que nuestros hijos cuando sean adultos mayores, vuelvan a disfrutar de la tranquilidad que da la sobriedad, la que te permite disfrutar la vida y la familia, sin necesidad de estar dopado, para evadir la realidad.

Muchos jóvenes y niños que no pueden con realidades verdaderamente violentas y dramáticas, encuentran en eso, la salida temporal a sus problemas y eso hoy, es trabajo de los padres, asumámoslo.

Los resultados de la última encuesta realizada por Massive Caller, con levantamiento el 30 de noviembre y donde se califica a 104 municipios del país en diversos rubros, llama la atención en lo que compete a Celaya.

Pareciera como si, el solo hecho de haber cambiado de presidente, llevó a Celaya a desaparecer del listado de alcaldes con menor aprobación, entonces surge una duda, la desaprobación era un tema de carácter personal hacia Elvira Paniagua, quien durante todo su trienio disputaba los últimos lugares con su homóloga de Salamanca y nunca pudo salir de esa calificación.

Resulta ahora, que Don Javier desaparece de ese listado oscuro, lo cual refleja el desagrado que la sociedad encuestada sentía por su antecesora y ahora él, logra posicionarse en lugares muy positivos para sus dos meses de gobierno, por ejemplo: en el ranking de aprobación de alcaldes, aparece en el lugar 41, con un 43 por ciento de aprobación en un semáforo con color amarillo, no está ubicado entre los 20 mejor calificados, pero tampoco entre los 20 peores.

Otro aspecto a resaltar son los 20 municipios que se ubican entre los que tienen la menor percepción de inseguridad, entre los que se encuentra Salamanca, gobernado por el morenista Cesar Prieto y que en este listado ocupa el tercer lugar, cuando su antecesora Beatriz Hernández, siempre obtuvo niveles de aprobación muy bajos y una percepción de inseguridad constante, parece que el fenómeno del rechazo a la persona y sus capacidades, se repite.

Pero el dato más asombroso, es cuando la encuestadora enlista los 20 municipios con la mayor percepción de inseguridad, resulta que en esa lista roja, ¡no aparece Celaya!, en cambio en los últimos lugares se ve a Guanajuato capital, Irapuato y León, ¿qué pasó?, entonces las personas encuestadas ya no se sienten inseguros en el municipio, tal vez lo declarado por la secretaria del sistema estatal de seguridad Sophia Huett en días pasados es verdad, Celaya es más seguro, incluso que Querétaro.

Lo cierto es que Celaya y la comunidad de San Miguel Octopan, vivieron esta semana mucha violencia, fueron asesinados durante tres días consecutivos, cinco personas en esa comunidad, al parecer todo después del primer asesinato, donde dejaron en una carnicería una cartulina con un listado de nombres, por lo que la advertencia es que esto seguirá.

Incluso el alcalde reconoció que San Miguel Octopan, se ubica entre los cinco puntos rojos de la ciudad, de los otros cuatro, no quiso dar detalles a la prensa, dijo que se los dirá después “of the rocket”, lo que en realidad quiso decir, fue “off the record”, una manera muy usada en el medio, para garantizar al entrevistado que no quedará grabada esa porción de la entrevista, un pequeño resbaloncillo del primer edil.

Y después, la madrugada del sábado en un centro nocturno ubicado en la avenida prolongación Hidalgo, el asesinato de tres personas al interior de una discoteca y una persona más, lesionada, a esto hay que sumarle la aparición de restos humanos la mañana del sábado en el acceso a la comunidad de Rincón de Tamayo, envueltas en costales, con cinta y con mensajes alusivos al crimen organizado.

En fin, la encuesta está realizada a 600 personas, vía telefónica y arroja más resultados, coloca a Celaya en el lugar 39 en el índice de percepción de inseguridad y en el ranking de confianza en el lugar 43, se supone que esta última calificación corresponde a la confianza que los inversionistas puedan sentir para arriesgar su capital en la ciudad.

Los datos duros y fríos de las encuestas, están ahí y seguro sirven para tomar algunas decisiones, lo que sería iluso pensar es que esas posiciones representen siquiera un pequeño respiro, la situación está mal y no hace falta ninguna encuesta para que quienes hemos vivido siempre en Celaya, sepamos que nunca más volveremos a sentir la tranquilidad de caminar por las calles y el descansar por algún tiempo de las noticias violentas que nos aquejan a diario.

Mendoza Márquez, anuncia que el año 2022 será en el que más recursos municipales se invertirán en materia de seguridad, 35% del presupuesto de egresos ira dirigido a ese rubro, la gran incógnita sigue siendo, si la compra de armamento o patrullas, la contratación de capacitación para los elementos, la mejora en los sistemas de inteligencia o la compra de cámaras de vigilancia de última generación, podrían garantizar el recuperar la paz que perdimos hace muchos años, es obvio que no, son factores que sin duda abonan al mejor desempeño de nuestros cuerpos policiacos, pero no garantizan nada.

La descomposición social, la falta de valores, los altos niveles de consumo de marihuana, cocaína, cristal y de más drogas es lo que tiene sumida a nuestra Celaya en este terror, y es que quienes consumen, deben asumirse ya, como parte del problema de la violencia, piensan que por “echarse un churro”, no le hacen daño a nadie, claro que sí, si no hubiera tan alta demanda de estas sustancias, los narcotraficantes no verían en Celaya una tierra de negocios, pero cada vez son más las personas que son atrapadas por esa red de drogadicción.

Por eso entiendo y aplaudo la iniciativa del gobierno del estado con la implementación de un programa de prevención que ya funcionó en Islandia y que hoy tienen los niveles más bajos de consumo de drogas y por ende, niveles casi nulos de violencia, no va a ser rápido el resultado, seguramente no lo alcanzaremos a ver, pero es optimista el que siembra hoy un árbol, pensando en que en varias décadas alguien estará gozando de esa sombra, a eso me sabe Planet Youth, ojalá que los millones de pesos destinados a esta causa, se inviertan bien, se haga lo que debe hacerse, para que al menos podamos aspirar a que nuestros hijos cuando sean adultos mayores, vuelvan a disfrutar de la tranquilidad que da la sobriedad, la que te permite disfrutar la vida y la familia, sin necesidad de estar dopado, para evadir la realidad.

Muchos jóvenes y niños que no pueden con realidades verdaderamente violentas y dramáticas, encuentran en eso, la salida temporal a sus problemas y eso hoy, es trabajo de los padres, asumámoslo.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 16 de enero de 2022

Sol Y Sombras

Lynnett Rubio

domingo 09 de enero de 2022

Sol Y Sombras

Lynnett Rubio

domingo 02 de enero de 2022

Sol Y Sombras

Lynnett Rubio

domingo 26 de diciembre de 2021

Sol y Sombras

Lynnett Rubio

domingo 26 de diciembre de 2021

Sol Y Sombras

Lynnett Rubio

domingo 19 de diciembre de 2021

Sol Y Sombras

Lynnett Rubio

domingo 12 de diciembre de 2021

Sol Y Sombras

Lynnett Rubio

domingo 05 de diciembre de 2021

Sol Y Sombras

Lynnett Rubio

domingo 28 de noviembre de 2021

Sol y Sombras

Lynnett Rubio

domingo 21 de noviembre de 2021

Sol y Sombras

Lynnett Rubio

Cargar Más