/ viernes 29 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

La Macula

La mácula es un área anatómica de mayor relevancia que forma parte del ojo.

Se encuentra en la parte posterior de la retina, su apariencia es de una mancha de pigmentación amarilla y su función es percibir los detalles y movimientos de la visión, es la que permite afinar la vista para definir caras y distinguir los colores.

La retina es la parte del ojo que se encarga de la visión periférica, esto es, hacia los lados, distingue los bultos y movimientos, pero la mácula es la que tiene la visión central y precisa los detalles de lo que se observa, esto es, afina la visión como lo dijimos antes.

Es obvio que si la retina sufre alguna alteración, la mácula puede también resentirla en detrimento de su función por lo que es importante que cualquier daño a la retina se analice también su impacto en la mácula sin dejar de pasar tiempo que puede ser muy importante.

Sin embargo, como lo vimos la semana pasada, la edad no respeta y con mucha frecuencia se presenta en la mácula generando una enfermedad que se conoce como “degeneración macular”.

La edad de la persona en la que puede comenzar a hacerse presente es pasando los 50 años y el riego aumenta conforme pasa el tiempo.

También pueden originar el detrimento de la función de la mácula, los antecedentes familiares, la exposición constante a la luz solar y otros excesos como en el fumar y el beber.

El primer síntoma de esta enfermedad es la presencia de un punto negro en el centro de la visión lo que hace que la persona pierda la nitidez del objeto observado, en algunas ocasiones notará la vista distorsionada, oscura y borrosa la imagen.

Este es el momento preciso en el que hay que recurrir a su oftalmólogo ya que si no se trabaja en detener el avance del daño éste seguirá creciendo hasta tapar totalmente la visión con la consecuencia de que poco habrá que hacer para encontrar remedio.

Este daño que se identifica como degeneración macular, tiene dos formas de presentarse, la seca y la húmeda, las que veremos en artículos posteriores.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

Dios mediante hasta el próximo lunes…..mi correo: rich_ir @ hot mail.com

La Macula

La mácula es un área anatómica de mayor relevancia que forma parte del ojo.

Se encuentra en la parte posterior de la retina, su apariencia es de una mancha de pigmentación amarilla y su función es percibir los detalles y movimientos de la visión, es la que permite afinar la vista para definir caras y distinguir los colores.

La retina es la parte del ojo que se encarga de la visión periférica, esto es, hacia los lados, distingue los bultos y movimientos, pero la mácula es la que tiene la visión central y precisa los detalles de lo que se observa, esto es, afina la visión como lo dijimos antes.

Es obvio que si la retina sufre alguna alteración, la mácula puede también resentirla en detrimento de su función por lo que es importante que cualquier daño a la retina se analice también su impacto en la mácula sin dejar de pasar tiempo que puede ser muy importante.

Sin embargo, como lo vimos la semana pasada, la edad no respeta y con mucha frecuencia se presenta en la mácula generando una enfermedad que se conoce como “degeneración macular”.

La edad de la persona en la que puede comenzar a hacerse presente es pasando los 50 años y el riego aumenta conforme pasa el tiempo.

También pueden originar el detrimento de la función de la mácula, los antecedentes familiares, la exposición constante a la luz solar y otros excesos como en el fumar y el beber.

El primer síntoma de esta enfermedad es la presencia de un punto negro en el centro de la visión lo que hace que la persona pierda la nitidez del objeto observado, en algunas ocasiones notará la vista distorsionada, oscura y borrosa la imagen.

Este es el momento preciso en el que hay que recurrir a su oftalmólogo ya que si no se trabaja en detener el avance del daño éste seguirá creciendo hasta tapar totalmente la visión con la consecuencia de que poco habrá que hacer para encontrar remedio.

Este daño que se identifica como degeneración macular, tiene dos formas de presentarse, la seca y la húmeda, las que veremos en artículos posteriores.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

Dios mediante hasta el próximo lunes…..mi correo: rich_ir @ hot mail.com

miércoles 19 de febrero de 2020

Una Mirada a tus Ojos

jueves 13 de febrero de 2020

Una Mirada a tus Ojos

viernes 20 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

lunes 16 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

sábado 14 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

jueves 12 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

viernes 06 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

viernes 29 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

viernes 22 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

viernes 15 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

Cargar Más