/ viernes 20 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

La Miopía

Cuando una persona no puede ver nítidas las imágenes independientemente de la distancia en la que se encuentre el objeto y tiene que llevarse éste cerca de sus ojos a fin de tener una clara definición, se dice que está miope.

La miopía es, pues, la dificultad de ver nítidas las imágenes a menos que las tenga cerca de los ojos. El origen de la miopía es básicamente genético.

Los síntomas de la miopía son, entre otros, la propia disminución de la vista condicionada a la corta distancia, dolor de cabeza, presencia de puntos negros en su visión, cansancio de párpados e irritación en los ojos.

La miopía puede ser causa de otras alteraciones algunas muy delicadas en el órgano visual, como puede ser el desprendimiento de la retina o del vítreo posterior.

La miopía hace cambiar la forma del globo ocular ya que éste resiente un crecimiento en su parte media, en el eje anterior-posterior que va desde el frente hacia atrás, lo que provoca que el ojo redondo se haga ovalado.

Este crecimiento irregular hace que la visión se encuentre con el objeto antes de que éste llegue a la retina que es la parte del ojo donde se define la visión lo que produce una imagen borrosa la que se compensa por medio del uso de lentes que hacen llegar a la retina la figura clara.

El propio crecimiento central del globo genera un adelgazamiento en ese lugar de los tejidos del ojo que puede ser la causa del desprendimiento de retina.

La atención oportuna de este daño puede evitar problemas innecesarios.

Siendo el primer paso para tratar la miopía el uso de lentes conviene considerar que la alta graduación que el paciente requiere, motiva que aún con micas ligeras los anteojos serán pesados independientemente del problema estético en la persona; Se recomienda como solución el uso de lentes de contacto, que son muy ligeros.

Si el paciente de miopía decide un tratamiento más definitivo, puede recurrir a la cirugía que se presenta en dos formas: la cirugía refractiva por medio de facoemulsificación y la cirugía refractiva por láser.

El primer tratamiento es muy similar al que se realiza en cirugía de catarata que consiste en sustituir el cristalino por un lente ocular con la potencia del requerimiento del paciente. Es recomendable una aplicación de laser a la retina, posterior la operación, para fortalecer y tratar de que no se presente con el tiempo el desprendimiento de la misma.

Existen casos en los que con la sustitución del cristalino por el lente intraocular, es suficiente para no requerir el uso de lentes.

El segundo tratamiento es la aplicación directa del láser.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

Dios mediante hasta el próximo lunes…..mi correo: rich_ir @ hot mail.com

La Miopía

Cuando una persona no puede ver nítidas las imágenes independientemente de la distancia en la que se encuentre el objeto y tiene que llevarse éste cerca de sus ojos a fin de tener una clara definición, se dice que está miope.

La miopía es, pues, la dificultad de ver nítidas las imágenes a menos que las tenga cerca de los ojos. El origen de la miopía es básicamente genético.

Los síntomas de la miopía son, entre otros, la propia disminución de la vista condicionada a la corta distancia, dolor de cabeza, presencia de puntos negros en su visión, cansancio de párpados e irritación en los ojos.

La miopía puede ser causa de otras alteraciones algunas muy delicadas en el órgano visual, como puede ser el desprendimiento de la retina o del vítreo posterior.

La miopía hace cambiar la forma del globo ocular ya que éste resiente un crecimiento en su parte media, en el eje anterior-posterior que va desde el frente hacia atrás, lo que provoca que el ojo redondo se haga ovalado.

Este crecimiento irregular hace que la visión se encuentre con el objeto antes de que éste llegue a la retina que es la parte del ojo donde se define la visión lo que produce una imagen borrosa la que se compensa por medio del uso de lentes que hacen llegar a la retina la figura clara.

El propio crecimiento central del globo genera un adelgazamiento en ese lugar de los tejidos del ojo que puede ser la causa del desprendimiento de retina.

La atención oportuna de este daño puede evitar problemas innecesarios.

Siendo el primer paso para tratar la miopía el uso de lentes conviene considerar que la alta graduación que el paciente requiere, motiva que aún con micas ligeras los anteojos serán pesados independientemente del problema estético en la persona; Se recomienda como solución el uso de lentes de contacto, que son muy ligeros.

Si el paciente de miopía decide un tratamiento más definitivo, puede recurrir a la cirugía que se presenta en dos formas: la cirugía refractiva por medio de facoemulsificación y la cirugía refractiva por láser.

El primer tratamiento es muy similar al que se realiza en cirugía de catarata que consiste en sustituir el cristalino por un lente ocular con la potencia del requerimiento del paciente. Es recomendable una aplicación de laser a la retina, posterior la operación, para fortalecer y tratar de que no se presente con el tiempo el desprendimiento de la misma.

Existen casos en los que con la sustitución del cristalino por el lente intraocular, es suficiente para no requerir el uso de lentes.

El segundo tratamiento es la aplicación directa del láser.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

Dios mediante hasta el próximo lunes…..mi correo: rich_ir @ hot mail.com