/ jueves 18 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

Tumores y Afectaciones en la Orbita

En nuestra colaboración de la semana pasada dejamos sentado que cuando hablamos de enfermedades orbitarias nos referimos a enfermedades del ojo dentro de su órbita, no precisamente a enfermedades propias del área ósea.

Dijimos también que muchas son las causas que originan las enfermedades orbitarias y que varían de sencillas a graves.

Veamos hoy un caso: la existencia de un tumor que bien puede ser benigno o maligno.

El primero es de crecimiento lento lo que nos permite atacarlo desde el momento mismo en que es detectado. La presencia del tumor pude venir acompañada de dolor o con visión doble o deterioro en la visión.

Existen estudios computarizados que se realizan a solicitud del oftalmólogo, cuando éste lo considera necesario y oportuno, con los que se auxilia a detectar y conocer los tumores y su categoría. Por ejemplo, el estudio de ecografía, nos permite conocer el estado del ojo desde dentro, la campimetría que nos señala, entre otras cosas, la presencia del tumor y la resonancia magnética que funciona en forma similar. Es por ello la importancia de los estudios periódicos de la vista a pesar de creer no necesitarlos.

Para terminar el tema trataremos algunos casos en que la órbita, la parte ósea que protege al ojo, llega a tener infecciones radicadas en su área.

El cráneo tiene cavidades similares a las de las órbitas como los senos paranasales que se encuentran tanto en la frente como en la nariz. Cuando éstos sufren de alguna infección, es susceptible que el daño alcance a afectar la órbita.

Es frecuente que las infecciones dentarias y de la nariz, repercutan en afectaciones en la órbita caso que se conoce con el nombre médico de “celulitis preseptal” que se caracteriza por una tumefacción alrededor de la órbita que duele al ser tocada.

Esta alteración se trata en forma ambulatoria, esto es, que no requiere de hospitalización, mediante la toma o aplicación de antibióticos recetados por su oftalmólogo ex profeso para el daño, ya que no todos son aplicables.

Los niños menores de 5 años son susceptibles de enfermarse por infección en los senos conocidos con el nombre de “etmoidales”.

Esta enfermedad se presenta en los niños por un crecimiento del ojo hacia adelante, generalmente con dolor e inflamación de párpados y conjuntiva.

Su tratamiento se inicia con tomas de cultivo de la conjuntiva y faringe del paciente las que nos pueden señalar el origen de la enfermedad. Los gérmenes que la causan son los estafilococos y los estreptococos y en ocasiones llegan a tener el grado de necesidad de hospitalización.

Con las conclusiones obtenidas se procederá a atacar el daño con antibióticos propios del caso y si no hubiera la respuesta deseada tal vez sea necesario recurrir a exploración quirúrgica y el dren de los senos paranasales.

Existen más casos que dejaremos para otra oportunidad.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

Dios mediante hasta la próxima..mi correo: rich_ir @ hot mail.com

Tumores y Afectaciones en la Orbita

En nuestra colaboración de la semana pasada dejamos sentado que cuando hablamos de enfermedades orbitarias nos referimos a enfermedades del ojo dentro de su órbita, no precisamente a enfermedades propias del área ósea.

Dijimos también que muchas son las causas que originan las enfermedades orbitarias y que varían de sencillas a graves.

Veamos hoy un caso: la existencia de un tumor que bien puede ser benigno o maligno.

El primero es de crecimiento lento lo que nos permite atacarlo desde el momento mismo en que es detectado. La presencia del tumor pude venir acompañada de dolor o con visión doble o deterioro en la visión.

Existen estudios computarizados que se realizan a solicitud del oftalmólogo, cuando éste lo considera necesario y oportuno, con los que se auxilia a detectar y conocer los tumores y su categoría. Por ejemplo, el estudio de ecografía, nos permite conocer el estado del ojo desde dentro, la campimetría que nos señala, entre otras cosas, la presencia del tumor y la resonancia magnética que funciona en forma similar. Es por ello la importancia de los estudios periódicos de la vista a pesar de creer no necesitarlos.

Para terminar el tema trataremos algunos casos en que la órbita, la parte ósea que protege al ojo, llega a tener infecciones radicadas en su área.

El cráneo tiene cavidades similares a las de las órbitas como los senos paranasales que se encuentran tanto en la frente como en la nariz. Cuando éstos sufren de alguna infección, es susceptible que el daño alcance a afectar la órbita.

Es frecuente que las infecciones dentarias y de la nariz, repercutan en afectaciones en la órbita caso que se conoce con el nombre médico de “celulitis preseptal” que se caracteriza por una tumefacción alrededor de la órbita que duele al ser tocada.

Esta alteración se trata en forma ambulatoria, esto es, que no requiere de hospitalización, mediante la toma o aplicación de antibióticos recetados por su oftalmólogo ex profeso para el daño, ya que no todos son aplicables.

Los niños menores de 5 años son susceptibles de enfermarse por infección en los senos conocidos con el nombre de “etmoidales”.

Esta enfermedad se presenta en los niños por un crecimiento del ojo hacia adelante, generalmente con dolor e inflamación de párpados y conjuntiva.

Su tratamiento se inicia con tomas de cultivo de la conjuntiva y faringe del paciente las que nos pueden señalar el origen de la enfermedad. Los gérmenes que la causan son los estafilococos y los estreptococos y en ocasiones llegan a tener el grado de necesidad de hospitalización.

Con las conclusiones obtenidas se procederá a atacar el daño con antibióticos propios del caso y si no hubiera la respuesta deseada tal vez sea necesario recurrir a exploración quirúrgica y el dren de los senos paranasales.

Existen más casos que dejaremos para otra oportunidad.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

Dios mediante hasta la próxima..mi correo: rich_ir @ hot mail.com

viernes 14 de agosto de 2020

Una Mirada a tus Ojos

miércoles 05 de agosto de 2020

Una Mirada a tus Ojos

miércoles 29 de julio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

miércoles 22 de julio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

miércoles 08 de julio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

martes 30 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

jueves 25 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

jueves 18 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

jueves 11 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

jueves 04 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

Cargar Más