/ jueves 25 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

Hablemos del Párpado

El párpado ejerce importantes funciones dentro del sistema ocular por lo que cuando sufre alguna alteración se corre el riesgo de que ésta repercuta en su mal funcionamiento con consecuencias que pueden llegar a considerarse enfermedades.

Una de las funciones principales del párpado es la distribución uniforme de la lágrima en toda la superficie del globo ocular, hidratándolo. En cada parpadeo la lágrima debe cubrir el ojo íntegramente, sin dejar espacios secos ya que éstos pueden generar enfermedades.

Veamos algunos casos en los que el párpado sufre alteraciones.

El párpado, para cumplir con sus funciones, es necesario que permanezca pegado al globo ocular lo que sucede debido a los ligamentos constituidos por el tarso y los tendones internos del mismo. Cuando éstos por algún accidente pierden su fuerza para mantener el párpado en su estabilidad horizontal y su posición contra el ojo, comienzan a perder su forma y se separan del mismo.

Esta alteración se da regularmente en el parpado inferior. Al perder su fuerza el párpado para permanecer pegado al ojo por flaccidez de los músculos, tiende a enrollarse lo que puede suceder hacia fuera o hacia dentro de su propia constitución. Si es hacia fuera se conoce el caso como “ectropión” y si es hacia dentro se habla de un “entropión”.

Cuando tenemos el caso de párpado fláccido separado del ojo, la primera consecuencia es que la lágrima no se distribuye uniformemente sobre la superficie del ojo dejando algunos espacios sin lubricar lo que seguramente provocará la presencia del “ojo seco” y sus consecuencias que ya hemos visto en colaboraciones anteriores.

Caso más sencillo pero que si no se atiende puede volverse delicado, es cuando por alguna alteración del ojo mismo la persona siente comezón y en lugar de buscar el origen y atacarlo, se contenta con el alivio momentáneo de tallárselo lo que puede provocar una infección o, lo menos, una inflamación al párpado que requerirá de un tratamiento para su alivio.

Un caso muy frecuente es cuando un objeto extraño penetra al ojo debido a un ambiente enrarecido que contenga partículas de tierra u otro elemento que produzca molestias. La actitud de la persona en sus principios, será la misma que el caso anterior pero diferenciado con el alto riesgo de que el objeto extraño provoque ralladuras o lesiones en el globo ocular. Lo correcto en este caso, para lograr el alivio, será extraer el cuerpo extraño. Mientras esto se logra, el ojo y el párpado sufrirán consecuencias.

Un caso para cerrar estos comentarios: el párpado, como cualquier parte del cuerpo, envejece. En ocasiones es este el origen de la pérdida de fuerza de los ligamentos y la flaccidez consecuente del párpado.

El párpado también se enferma. Esto lo veremos la próxima semana.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

Dios mediante hasta la próxima..mi correo: rich_ir @ hot mail.com

Hablemos del Párpado

El párpado ejerce importantes funciones dentro del sistema ocular por lo que cuando sufre alguna alteración se corre el riesgo de que ésta repercuta en su mal funcionamiento con consecuencias que pueden llegar a considerarse enfermedades.

Una de las funciones principales del párpado es la distribución uniforme de la lágrima en toda la superficie del globo ocular, hidratándolo. En cada parpadeo la lágrima debe cubrir el ojo íntegramente, sin dejar espacios secos ya que éstos pueden generar enfermedades.

Veamos algunos casos en los que el párpado sufre alteraciones.

El párpado, para cumplir con sus funciones, es necesario que permanezca pegado al globo ocular lo que sucede debido a los ligamentos constituidos por el tarso y los tendones internos del mismo. Cuando éstos por algún accidente pierden su fuerza para mantener el párpado en su estabilidad horizontal y su posición contra el ojo, comienzan a perder su forma y se separan del mismo.

Esta alteración se da regularmente en el parpado inferior. Al perder su fuerza el párpado para permanecer pegado al ojo por flaccidez de los músculos, tiende a enrollarse lo que puede suceder hacia fuera o hacia dentro de su propia constitución. Si es hacia fuera se conoce el caso como “ectropión” y si es hacia dentro se habla de un “entropión”.

Cuando tenemos el caso de párpado fláccido separado del ojo, la primera consecuencia es que la lágrima no se distribuye uniformemente sobre la superficie del ojo dejando algunos espacios sin lubricar lo que seguramente provocará la presencia del “ojo seco” y sus consecuencias que ya hemos visto en colaboraciones anteriores.

Caso más sencillo pero que si no se atiende puede volverse delicado, es cuando por alguna alteración del ojo mismo la persona siente comezón y en lugar de buscar el origen y atacarlo, se contenta con el alivio momentáneo de tallárselo lo que puede provocar una infección o, lo menos, una inflamación al párpado que requerirá de un tratamiento para su alivio.

Un caso muy frecuente es cuando un objeto extraño penetra al ojo debido a un ambiente enrarecido que contenga partículas de tierra u otro elemento que produzca molestias. La actitud de la persona en sus principios, será la misma que el caso anterior pero diferenciado con el alto riesgo de que el objeto extraño provoque ralladuras o lesiones en el globo ocular. Lo correcto en este caso, para lograr el alivio, será extraer el cuerpo extraño. Mientras esto se logra, el ojo y el párpado sufrirán consecuencias.

Un caso para cerrar estos comentarios: el párpado, como cualquier parte del cuerpo, envejece. En ocasiones es este el origen de la pérdida de fuerza de los ligamentos y la flaccidez consecuente del párpado.

El párpado también se enferma. Esto lo veremos la próxima semana.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

Dios mediante hasta la próxima..mi correo: rich_ir @ hot mail.com

viernes 14 de agosto de 2020

Una Mirada a tus Ojos

miércoles 05 de agosto de 2020

Una Mirada a tus Ojos

miércoles 29 de julio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

miércoles 22 de julio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

miércoles 08 de julio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

martes 30 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

jueves 25 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

jueves 18 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

jueves 11 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

jueves 04 de junio de 2020

Una Mirada a tus Ojos

Cargar Más