/ miércoles 6 de julio de 2022

Y Seguimos

Y seguimos viajando, porque de otra manera, en este momento, con todo lo que acontece no podría enfocarme en ser resiliente, la vida sigue gústele a quien le guste y a quien no, también, así que más vale ver el lado positivo de lo que vivimos y cómo lo vivimos. Ahora tras el bello Milán arribamos a la Isla de Mallorca, famosa, entre otras cosas, por sus bellas perlas cultivadas, así que casi obligatorio comprar al menos una de recuerdo, caminar y caminar hasta descubrir la Catedral de Mallorca conocida popularmente como La Seu, o catedral de Santa María de estilo gótico, cuenta con uno de los mayores rosetones (ventana circular calada, con vitrales) del mundo, cuya historia arranca en el año 1229 cuando Jaime I de Aragón después de la conquista de la ciudad ordenó la consagración a la Virgen María de la antigua mezquita como templo para el culto cristiano, lugar donde puedes recorrer maravillosos altares y subir a la torre después de montar más de 150 escalones para ver una bella vista de la isla. Seguir caminando hasta plaza mayor y pasar por una serie de plazas retacadas de cafés y restaurantes en las calles, parar súbitamente al escuchar una bellísima voz que emana de una soprano quien por monedas te canta una aria de tu ópera favorita, seguir a los baños árabes que datan del siglo XII, y, hacia final del año 903 la flota capitaneada por Issam al-Hawlaní consiguió su objetivo de conquistar las Islas Baleares trayendo la construcción de los baños, caminar y caminar, entrar al Palacio Real, seguir con paradas obligatorias, mientras tomas un fruto que refresque y continuar entre tiendas, gente y aparadores que jalan por sus mercancías y panes, visitar el Museo de Arte Religioso con sus pinturas y esculturas, algunas bizantinas. Vivir en Europa es comer con cultura y tradiciones, estar en Mallorca es disfrutar el pleito entre catalanes y mallorquinos por su lengua y tradiciones, hay tanto que ver y tanto por hacer y comer que no te da el tiempo y sin embargo, tras un nocturno descanso, regresar para tomar el tren a Solle y sentirte a principios del siglo XX entre trenes y tranvías de “trucutu” que cruzan montañas y túneles mostrando un bello paisaje mezclado con pueblos típicos con granjas familiares de olivos, contrastando con empresas fabricantes del aceite de oliva, al llegar a Solle bajar del tren y pasar al tranvía para arribar en el Porto de Solle lugar de novela de enamorados donde barcos, botes y yates desfilan en el trocadero esperando ser abordados por sus dueños. Tras caminar por el puerto sentarte a comer aioli con pan y camarones al ajillo con un spritz para refrescar la garganta es sentirte viva, regresar al tranvía y visitar Solle con sus calles llenas de atrapasueños, ya que aquí, si se cree que los sueños se realizan si en ellos crees, comer y comer, caminar y recorrer La bonita iglesia de San Bartomeu, en la Plaça de Sa Constitució, con su fachada modernista súper bien cuidada con bellos altares y esculturas construidas por el arquitecto Joan Rubió, a su lado el Banco de Sóller y cerca el palacio y museo y, y ha llegado el momento de abordar el tren de regreso pues el último que parte es a las 6.30 de la tarde, aunque ganas no faltan de quedarte a dormir. Llegar a Mallorca, tomar el bus al hotel por 2 euros y estar como águila con los ojos bien abiertos checando las paradas, porque hay de ti que te toque un chofer corajudo y te pases la parada porque lo menos que te dice es: no puedo hablar y conducir, ni dar información, o sea, averíguatelas cómo puedas Así , entre gozo y atarantamiento, al fin, regreso al hotel en calidad de bulto y aun así, tiempo hay para un buen café y digestivo antes de dormir y como no acaba hasta que termina, mañana será otro día con sus aventuras y dichas, mientras, espero oír sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx agradeciendo su lectura y esperando mi ensaimadas

Y seguimos viajando, porque de otra manera, en este momento, con todo lo que acontece no podría enfocarme en ser resiliente, la vida sigue gústele a quien le guste y a quien no, también, así que más vale ver el lado positivo de lo que vivimos y cómo lo vivimos. Ahora tras el bello Milán arribamos a la Isla de Mallorca, famosa, entre otras cosas, por sus bellas perlas cultivadas, así que casi obligatorio comprar al menos una de recuerdo, caminar y caminar hasta descubrir la Catedral de Mallorca conocida popularmente como La Seu, o catedral de Santa María de estilo gótico, cuenta con uno de los mayores rosetones (ventana circular calada, con vitrales) del mundo, cuya historia arranca en el año 1229 cuando Jaime I de Aragón después de la conquista de la ciudad ordenó la consagración a la Virgen María de la antigua mezquita como templo para el culto cristiano, lugar donde puedes recorrer maravillosos altares y subir a la torre después de montar más de 150 escalones para ver una bella vista de la isla. Seguir caminando hasta plaza mayor y pasar por una serie de plazas retacadas de cafés y restaurantes en las calles, parar súbitamente al escuchar una bellísima voz que emana de una soprano quien por monedas te canta una aria de tu ópera favorita, seguir a los baños árabes que datan del siglo XII, y, hacia final del año 903 la flota capitaneada por Issam al-Hawlaní consiguió su objetivo de conquistar las Islas Baleares trayendo la construcción de los baños, caminar y caminar, entrar al Palacio Real, seguir con paradas obligatorias, mientras tomas un fruto que refresque y continuar entre tiendas, gente y aparadores que jalan por sus mercancías y panes, visitar el Museo de Arte Religioso con sus pinturas y esculturas, algunas bizantinas. Vivir en Europa es comer con cultura y tradiciones, estar en Mallorca es disfrutar el pleito entre catalanes y mallorquinos por su lengua y tradiciones, hay tanto que ver y tanto por hacer y comer que no te da el tiempo y sin embargo, tras un nocturno descanso, regresar para tomar el tren a Solle y sentirte a principios del siglo XX entre trenes y tranvías de “trucutu” que cruzan montañas y túneles mostrando un bello paisaje mezclado con pueblos típicos con granjas familiares de olivos, contrastando con empresas fabricantes del aceite de oliva, al llegar a Solle bajar del tren y pasar al tranvía para arribar en el Porto de Solle lugar de novela de enamorados donde barcos, botes y yates desfilan en el trocadero esperando ser abordados por sus dueños. Tras caminar por el puerto sentarte a comer aioli con pan y camarones al ajillo con un spritz para refrescar la garganta es sentirte viva, regresar al tranvía y visitar Solle con sus calles llenas de atrapasueños, ya que aquí, si se cree que los sueños se realizan si en ellos crees, comer y comer, caminar y recorrer La bonita iglesia de San Bartomeu, en la Plaça de Sa Constitució, con su fachada modernista súper bien cuidada con bellos altares y esculturas construidas por el arquitecto Joan Rubió, a su lado el Banco de Sóller y cerca el palacio y museo y, y ha llegado el momento de abordar el tren de regreso pues el último que parte es a las 6.30 de la tarde, aunque ganas no faltan de quedarte a dormir. Llegar a Mallorca, tomar el bus al hotel por 2 euros y estar como águila con los ojos bien abiertos checando las paradas, porque hay de ti que te toque un chofer corajudo y te pases la parada porque lo menos que te dice es: no puedo hablar y conducir, ni dar información, o sea, averíguatelas cómo puedas Así , entre gozo y atarantamiento, al fin, regreso al hotel en calidad de bulto y aun así, tiempo hay para un buen café y digestivo antes de dormir y como no acaba hasta que termina, mañana será otro día con sus aventuras y dichas, mientras, espero oír sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx agradeciendo su lectura y esperando mi ensaimadas

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 03 de agosto de 2022

Hablemos de …

Tere Derbez

miércoles 27 de julio de 2022

Soy

Tere Derbez

miércoles 20 de julio de 2022

Fin de Fiesta

Tere Derbez

miércoles 13 de julio de 2022

Aún no Acaba

Tere Derbez

miércoles 06 de julio de 2022

Y Seguimos

Tere Derbez

miércoles 22 de junio de 2022

Padre, Papito, Papá

Tere Derbez

miércoles 15 de junio de 2022

Busca y Encuentra

Tere Derbez

miércoles 08 de junio de 2022

Vivir Para Evaluar

Tere Derbez

domingo 05 de junio de 2022

Vivir Para Evaluar

Tere Derbez

Cargar Más