imagotipo

Del agua y la vida

  • LIC. JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

DEL AGUA Y LA VIDA.

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA.

1.- Porqué tenemos problemas de agua en México. La Providencia es pródiga y México es un edén, un paraíso. Pero, el eterno “pero” ¿Por qué no alcanza para todas las poblaciones, para todos los niveles? Poblados, rancherías y hasta ciudades se han visto mermados, o de plano, privados del vital líquido. ¿Mala planeación de nuestras autoridades?, ¿Malos ingenieros en hidráulica?, No, tenemos de los mejores del mundo.

2.- Todo parece indicar que se debe a una política en donde deliberadamente, se está privando a los pobladores del agua que normalmente les corresponde para atender intereses superiores, no nacionales, sino extranjeros, para poder cumplir con sus multimillonarios fines lucrativos, que requieren de su uso, por tanto, los manantiales, los ríos se contaminan y se desvían, así como el agua de las presas, de pozos están llegando a unas manos codiciosas.

3.-  La Constitución Federal refiere que la propiedad de las aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares, no en perjuicio de los núcleos de población existentes sean indígenas, comuneros, campesinos, que son los usufructuarios originarios y no para beneficio de algunos “particulares”.

4.- En tanto, a los mexicanos se nos limita el uso del agua, o se raciona por horas y a los campesinos también, desde hace años, se les asigna, se les reparte medida. Se tienen noticias que algunos de los poseedores de pozos son obligados, incluso con fuerza pública, a abandonar esos terrenos y el pozo que ha sido, bien, heredado de sus antepasados, o bien, comprado, se les obliga a dejarlo sin pagar lo justo, y en otros casos, obligados a venderlo a empresas extranjeras canadienses y norteamericanas, que la necesitan para sus fines mercantilistas, vía minería explotadora.

5.- En esta época de sonrisas y de dulces y quiméricas promesas, como cada tres años, como en todas las elecciones de esos que dicen ser “nuestros” representantes, una vez sentaditos en el poder, se les olvida el pueblo, al que nunca quisieron y al que se deben, se les olvida el verdadero patriotismo, que tampoco tuvieron y menos el amor al prójimo. ¿Qué es eso? Ya todas las gestiones van para su provecho y enriquecimiento desmedido y para cumplirles y beneficiar a sus pares.

6.- ¿Donde perdieron su corazón nuestras autoridades? ¿Por qué no es importa su pueblo y su pobreza, cuya ignorancia es cotidianamente aprovechada? ¿Y la devastación de su territorio?

7.- La Minería es una de las principales riquezas de México y riqueza y su explotación requiere grandes cantidades de agua y los lugareños, los pobladores, jamás tienen beneficio de esa fortuna. El problema es que solo cuatro mexicanos tienen acceso a esa riqueza y son: Germán Larrea Mota Velasco, Ricardo Salinas Pliego, Alberto Bailleres González y Carlos Slim Helú. El resto de los codiciosos explotadores son mayoritariamente empresas extranjeras canadienses y norteamericanas, estos son los que se llevan las mayores tajadas de ganancia. Y nuestros connacionales son los (casi siempre enfermos) mineros, mal pagados, y negados y burlados de las altas utilidades de las empresas. Si se respetara el pago de la repartición de utilidades….

8.- Así que por eso tenemos los mexicanos problemas con la carencia de aguas; en la pluma investigadora del premiado periodista michoacano J. Jesús Lemus, en su libro “MÉXICO A CIELO ABIERTO”, del sello editorial Grijalbo, más de 100 acuíferos con los que cuenta México, de los 625 existentes, están contaminados, lo que es criminal.

9.- ¿Solución? Tener autoridades de los tres niveles que les interese su pueblo con preferencia a su bienestar; no solo explotarlo y enriquecerse. ¿Tendrán la limpia voluntad de hacerlo? Para no caer rendidos de rodillas ante la promesa enriquecedora o incluso, porque la legalidad para hacerlo existe.