imagotipo

… El que sigue

  • DIARIO DE FINANZAS

Por: Victor Luis Muro Salinas.

“Para tener éxito hay que tener amigos; pero para mantener mucho éxito hay que tener muchos amigos.”

Frank Sinatra.

El fin de semana fue sumamente intenso, pues la celebración del día del padre brindó la oportunidad perfecta para la reunión familiar, los brindis, las canciones, los brindis, el karaoke, los brindis, y pues era tan escandalosa la demostración de afecto de los vecinos que me costó trabajo concentrarme en la elaboración de ésta columna, y sin embargo… aquí esta.

Ya que no podía concentrarme mucho debido a los constantes brindis y a las muy significativas muestras de afecto de los vecinos hacia los papás, y dado que no fui requerido a tal festejo, me fui al cine, y mire usted que de toda la cartelera disponible decidí entrar a ver “Cars 3”, pues pensé que de alguna manera me podría distraer y al mismo tiempo divertirme; pero la película resultó toda una enseñanza empresarial, y si no es así, entonces quizá yo ya veo finanzas hasta en las caricaturas.

Así que permítame contarle, sin afán de que usted no vea la película, sino al contrario, que la historia se me hizo similar a la carrera profesional o empresarial de una persona, llega el éxito, se está en la cima, hay gran popularidad y reconocimiento, pero como en las carreras deportivas, llega un momento en que la edad define el futuro y por supuesto la no continuidad en la actividad que se realiza.

Y analícelo, que difícil es darse cuenta de que ya no se está en la mejor condición para competir con los más jóvenes, los cuales tienen toda el potencial que les da la juventud, pero como lo sugiere la película, quizá con la fuerza que se tiene ya no es suficiente para competir con los más jóvenes, pero una cosa si se adquiere a través de los años: la experiencia.

Y obviamente con esa experiencia se sustituye en mucho la fuerza con la que ya no se cuenta para competir con los “novatos”, o véalo así: lo nuevo sustituye a lo que no es tan nuevo, pero no olvide que si ya pasó por sus mejores años de juventud y fuerza, seguramente queda mucha experiencia y madurez por aplicar a cada problema que se presente.

La película también trata sobre la reflexión que es necesaria para poder tomar decisiones y cambiar de papel, según la actividad a la cual nos dediquemos, pero está claro que no es sencillo entender que las nuevas generaciones cíclicamente ocupan los lugares en determinadas actividades, y un ejemplo muy evidente son los equipos de futbol, en donde prácticamente cada año hay debutantes y salen veteranos, veteranos de 30 a 35 años con toda una vida por delante, pero no como jugadores activos, pues sus posibilidades físicas ya no son las suficientes como para realizar un trabajo adecuado.

Es así de simple, la sustitución es generacional, y debe ser muy complicado entender para un jugador de futbol que su condición física ya no es la misma, que su fuerza ya no rinde igual, y que su recuperación es más lenta, por lo que si no se está preparado, el impacto emocional puede ser incluso alarmante.

Me encantó la película, pues en mi opinión es un gran mensaje de que a pesar de las dificultades la vida sigue.

Así que sea cual sea la actividad que usted realice, debe estar siempre listo para decir: … el que sigue; y usted continuar en otra actividad que le permita seguir creciendo. Comentarios y sugerencias: vmurosal@prodigy.net.mx o bien en twitter: @victorlmuro