imagotipo

Psicología en la Discapacidad

  • HABLEMOS DE DISCAPACIDAD

Hablemos de Discapacidad

Por: José José Grimaldo Colmenero.

 

Psicología en la Discapacidad

 

Hablar de discapacidad ya no es algo íntimo pero si complicado en nuestra sociedad actual. Un reto de hoy es sin duda la integración plena de quienes viven en esta condición, pero también es fundamental el autoconocimiento, la autoestima, de quienes tenemos una discapacidad, congénita o adquirida.

Una persona que se ama, es menos frecuente de padecer un trastorno psicológico como puede ser sentir lástima por uno mismo. Y este aspecto se convierte muchas veces en un muro que impide el autodesarrollo de las personas con discapacidad.

Maritza Maldonado Arroyo, persona con parálisis cerebral, quien tiene una Ingeniería en Sistemas y actualmente Desarrolladora de Programas en importante casa de estudios en nuestra entidad, hacía referencia precisamente a lo anterior durante una charla con psicólogos.

“Una persona con discapacidad debe encontrar sus habilidades y explotarlas, independientemente de su discapacidad, de esta manera encontrará un sentido a la vida y se alejará de situaciones como el sentir lástima por ella misma”, decía Maritza.

Darle sentido a la vida, dentro de la discapacidad, es uno de los aspectos fundamentales en la tarea encomendada a nuestro Instituto Guanajuatense para las Personas con Discapacidad. Trabajamos con nuestras diversas acciones, con el objetivo de adaptar a la persona a una nueva condición de vida en donde sus habilidades y sus capacidades, deberán ocupar una parte preponderante en su estilo de vida.

Las concepciones que sobre este tema han existido durante cientos de años por como se venía tratando el tema, generan sin duda estados de ánimo en una persona con discapacidad. Ello conlleva a reforzar la parte anímica desde el interior de la familia: el autoconocimiento, autoestima, independencia y autonomía son conceptos prioritarios para que el individuo sea protagonista de su propia vida.

La familia es importante, es uno de los ejes fundamentales en esta tarea porque ninguna familia está preparada para vivir la discapacidad y es necesario vincularles a tareas que les permita tener conocimiento del tema.

Es necesario entonces que el profesionista de la psicología trabaje con el paciente para adaptarlo anímicamente a una nueva condición de vida o aprendiendo desde temprana edad a vivirla, en el caso de que el caso sea congénito y de manera paralela, con la familia.

Se requiere avanzar hacia protocolos de atención psicológica a personas con discapacidad así como a sus familiares, que eliminen estereotipos culturales prevalecientes en las sociedades actuales.

La intervención desde el llamado proceso de duelo, la sexualidad y la discapacidad, salud, entre otros, es darles otro panorama de inclusión a la vida cuando una persona adquiere una discapacidad: darles un sentido de vida dentro de la discapacidad, adaptar a la persona a una nueva condición de vida. Hasta la próxima.