/ miércoles 2 de enero de 2019

El celayense metamórfico, Octavio Ocampo

Creación que aprisiona en cada segmento de su universo pictórico el estilo metamórfico de texturas, colores, imágenes y espacios que se transforman a la vez en múltiples interpretaciones plasmadas.

CELAYA, Gto. - (OEM-Informex). - Octavio Ocampo es un artista trascendente no sólo por sus técnicas o por sus imágenes, si no por el espíritu que alienta su obra.

Egresado de la escuela nacional de pintura y escultura “La Esmeralda” (INBA), también estudió en el Art Institute de San Francisco, California. Dedicándose por un tiempo a la escenografía del cine mexicano y norteamericano.

Ocampo, con sus pinturas, nos reta a imaginar, descubrir e indagar que hay más allá de lo primordial, más allá de una mirada a simple vista.

Nacido en la ciudad de la cajeta, la puerta de Oro del Bajío, Celaya, Gto., el 28 de febrero de 1943, justo en el momento que, en Michoacán, el volcán Paricutín hacia erupción, el cielo envuelto en cenizas, daba la bienvenida a uno de los niños que iba hacer historia.


Tal vez te interese leer: Reconocen a artistas celayenses en vida


Debido al extraño suceso ocurrido en su nacimiento, Octavio siempre se sintió especial, sentía que algo andaba demás en su cerebro, lo cual le daba habilidades extraordinarias, así también torpezas ilógicas, como el de no saber distinguir la derecha o la izquierda.

Aunque era un recién nacido, él tiene presente muchos de los sonidos, sensaciones e imágenes de la habitación del Hospital.

Su familia siempre estuvo involucrada en el arte, uno de ellos, su bisabuelo paterno Don Rafael Arroyo, quien pintó algunas de las casas que hasta hace poco todavía existían en la ciudad cajetera, también estaba su abuelo Gregorio Ocampo, el de profesión era médico,

sin embargo en sus ratos libres tallaba madera y tenía una habilidad excelente.

El tío Arnulfo, hermano mayor del papá de Octavio, era contador, carrera que le permitía mantener a su hermosa familia, formada por su esposa y sus cuatro hijas, el pintaba al óleo y acuarela, siempre buscaba el espacio y el momento para relajarse y así echar volar su imaginación.


Visita al Museo de Arte Octavio Ocampo en Celaya / Foto: Karina Llanos Mariñelarena



Su padre, Rafael Ángel Ocampo, era Ingeniero mecánico electricista, nació en aquellos tiempos de Madero, se dedicó a la ciencia y al desarrollo de maquinaria agrícola.

Cuando se retiró, se puso a pintar con acuarelas bellos paisajes.

Su madre, Octaviana González, se dedicaba al hogar, hacía bellas artesanías de tela, tejido y le gustaba actuar con él, cuando tenía participación en la escuela.

Para Octavio, su principal motivación fue su madre, pues recuerda que cuando viajaban largas horas en carro, para tranquilizarlos les decía, <<Miren aquellas nubes, son borreguitos saltando la pradera y esas de allá, unos elefantes regordetes>> y fue esa obsesiva idea de buscar e imaginar objetos, siluetas, formas las que hoy día abundan en la cabeza del pintor.


Héctor Llanos y Octavio Ocampo en el Museo de Arte / Foto: Karina Llanos Mariñelarena



Octavio Román Ocampo González, fue el segundo de cuatro hermanos: Ángel, Eduardo y Gregorio.

Desde pequeños sus padres buscaban actividades recreativas para que pudieran desenvolver esa inquietud de talento, tocaban piano, pintaban, bailaban y hacían espectáculos familiares.

Cómo estudiante nunca fue muy bueno, siempre pasaba de “panzazo” todas sus materias, excepto aquellas que tenían que ver con el arte y el dibujo.


Esta nota será de tu agrado: Parque Ximhai: Una experiencia familiar y cultural


Odiaba estar encerrado en el salón de clases, siempre escogía sentarse cerca de la ventana para así poder admirar el cielo, buscar entre las nubes alguna figura, formas, objetos, cualquier cosa que le permitiera, soñar y crear.

Tomó clases con el profesor Salvador Zúñiga, quien le enseño variedad de técnicas, moldeado en barro, acuarela, óleo, cartonería entre otras.

El maestro Zúñiga, aparte de enseñar, hizo varios monumentos públicos y esculturas de las cuales aún se encuentran en la Ciudad de Celaya, cómo la del multifacético Eduardo Tresguerras aún costado del templo del Carmen, el Cura Hidalgo frente a la Calzada Independencia.

Desilusionado del fracaso que había obtenido en el medio artístico, a la edad de 33 años se dió cuenta que no tenía una carrera consolidada.


Poco a poco se fue dando a conocer por sus pinturas, hacia pequeños bazares en su casa de Tepoztlán, vendía sus obras a precios muy bajos.

Las primeras pinturas metamórficas fueron de su amigo Armando, su esposa y la actriz July Furlong.

Varios murales, cómo los que tenemos aún en la ciudad de Celaya, a la entrada del Palacio Municipal, lo cual sigue siendo motivo de visitas de varios turistas.

En los años 70 conoció al compositor guanajuatense José Alfredo Jiménez cuando se encontraba actuando en los Estudios América.


Esta nota fue relevante: Presentan obras del maestro Octavio Ocampo


El 17 de mayo de 1997, justo el día de su cumpleaños, su hermano Ángel falleció, fue un golpe demasiado fuerte para el pintor.


El arte es lo más sublime de la creación del ser humano, pero debe existir un mínimo de calidad para que exista, en un cantante debe haber un mínimo de voz, un mínimo de entonación, de armonía, es decir, en todas las artes debe de haber un mínimo de oficio, de calidad, porque entonces no es arte, es una mamarrachada.

Octavio Ocampo


Las obras del maestro Ocampo forman parte de varias colecciones en México y otros países; en el Instituto Nacional de Bellas Artes en México, en el Jimmy Carter Museum, de Atlanta, California y el Museo Reina Sofía, en Madrid, España.

En la Ciudad de Celaya se encuentra el Museo de Arte de Octavio Ocampo, donde exponen varias de sus obras más reconocidas, recientemente, el pasado 20 de diciembre del 2018, se inauguró la pintura "El Pipila" y se actualizó la obra de "Beethoven"


Por si te lo perdiste: Presentan video “Los Muros Heridos”


OBRAS DESTACADAS:

  • · A MOZART
  • · JHON LENON
  • · EL ESPEJO DE MARILYN
  • · LOS MURALES DE PRESIDENCIA MUNICIPAL DE CELAYA
  • · ZAPATA Y LIBERTAD
  • · LAS VISIONES DEL QUIJOTE
  • · APARICIÓN LUNAR.

CELAYA, Gto. - (OEM-Informex). - Octavio Ocampo es un artista trascendente no sólo por sus técnicas o por sus imágenes, si no por el espíritu que alienta su obra.

Egresado de la escuela nacional de pintura y escultura “La Esmeralda” (INBA), también estudió en el Art Institute de San Francisco, California. Dedicándose por un tiempo a la escenografía del cine mexicano y norteamericano.

Ocampo, con sus pinturas, nos reta a imaginar, descubrir e indagar que hay más allá de lo primordial, más allá de una mirada a simple vista.

Nacido en la ciudad de la cajeta, la puerta de Oro del Bajío, Celaya, Gto., el 28 de febrero de 1943, justo en el momento que, en Michoacán, el volcán Paricutín hacia erupción, el cielo envuelto en cenizas, daba la bienvenida a uno de los niños que iba hacer historia.


Tal vez te interese leer: Reconocen a artistas celayenses en vida


Debido al extraño suceso ocurrido en su nacimiento, Octavio siempre se sintió especial, sentía que algo andaba demás en su cerebro, lo cual le daba habilidades extraordinarias, así también torpezas ilógicas, como el de no saber distinguir la derecha o la izquierda.

Aunque era un recién nacido, él tiene presente muchos de los sonidos, sensaciones e imágenes de la habitación del Hospital.

Su familia siempre estuvo involucrada en el arte, uno de ellos, su bisabuelo paterno Don Rafael Arroyo, quien pintó algunas de las casas que hasta hace poco todavía existían en la ciudad cajetera, también estaba su abuelo Gregorio Ocampo, el de profesión era médico,

sin embargo en sus ratos libres tallaba madera y tenía una habilidad excelente.

El tío Arnulfo, hermano mayor del papá de Octavio, era contador, carrera que le permitía mantener a su hermosa familia, formada por su esposa y sus cuatro hijas, el pintaba al óleo y acuarela, siempre buscaba el espacio y el momento para relajarse y así echar volar su imaginación.


Visita al Museo de Arte Octavio Ocampo en Celaya / Foto: Karina Llanos Mariñelarena



Su padre, Rafael Ángel Ocampo, era Ingeniero mecánico electricista, nació en aquellos tiempos de Madero, se dedicó a la ciencia y al desarrollo de maquinaria agrícola.

Cuando se retiró, se puso a pintar con acuarelas bellos paisajes.

Su madre, Octaviana González, se dedicaba al hogar, hacía bellas artesanías de tela, tejido y le gustaba actuar con él, cuando tenía participación en la escuela.

Para Octavio, su principal motivación fue su madre, pues recuerda que cuando viajaban largas horas en carro, para tranquilizarlos les decía, <<Miren aquellas nubes, son borreguitos saltando la pradera y esas de allá, unos elefantes regordetes>> y fue esa obsesiva idea de buscar e imaginar objetos, siluetas, formas las que hoy día abundan en la cabeza del pintor.


Héctor Llanos y Octavio Ocampo en el Museo de Arte / Foto: Karina Llanos Mariñelarena



Octavio Román Ocampo González, fue el segundo de cuatro hermanos: Ángel, Eduardo y Gregorio.

Desde pequeños sus padres buscaban actividades recreativas para que pudieran desenvolver esa inquietud de talento, tocaban piano, pintaban, bailaban y hacían espectáculos familiares.

Cómo estudiante nunca fue muy bueno, siempre pasaba de “panzazo” todas sus materias, excepto aquellas que tenían que ver con el arte y el dibujo.


Esta nota será de tu agrado: Parque Ximhai: Una experiencia familiar y cultural


Odiaba estar encerrado en el salón de clases, siempre escogía sentarse cerca de la ventana para así poder admirar el cielo, buscar entre las nubes alguna figura, formas, objetos, cualquier cosa que le permitiera, soñar y crear.

Tomó clases con el profesor Salvador Zúñiga, quien le enseño variedad de técnicas, moldeado en barro, acuarela, óleo, cartonería entre otras.

El maestro Zúñiga, aparte de enseñar, hizo varios monumentos públicos y esculturas de las cuales aún se encuentran en la Ciudad de Celaya, cómo la del multifacético Eduardo Tresguerras aún costado del templo del Carmen, el Cura Hidalgo frente a la Calzada Independencia.

Desilusionado del fracaso que había obtenido en el medio artístico, a la edad de 33 años se dió cuenta que no tenía una carrera consolidada.


Poco a poco se fue dando a conocer por sus pinturas, hacia pequeños bazares en su casa de Tepoztlán, vendía sus obras a precios muy bajos.

Las primeras pinturas metamórficas fueron de su amigo Armando, su esposa y la actriz July Furlong.

Varios murales, cómo los que tenemos aún en la ciudad de Celaya, a la entrada del Palacio Municipal, lo cual sigue siendo motivo de visitas de varios turistas.

En los años 70 conoció al compositor guanajuatense José Alfredo Jiménez cuando se encontraba actuando en los Estudios América.


Esta nota fue relevante: Presentan obras del maestro Octavio Ocampo


El 17 de mayo de 1997, justo el día de su cumpleaños, su hermano Ángel falleció, fue un golpe demasiado fuerte para el pintor.


El arte es lo más sublime de la creación del ser humano, pero debe existir un mínimo de calidad para que exista, en un cantante debe haber un mínimo de voz, un mínimo de entonación, de armonía, es decir, en todas las artes debe de haber un mínimo de oficio, de calidad, porque entonces no es arte, es una mamarrachada.

Octavio Ocampo


Las obras del maestro Ocampo forman parte de varias colecciones en México y otros países; en el Instituto Nacional de Bellas Artes en México, en el Jimmy Carter Museum, de Atlanta, California y el Museo Reina Sofía, en Madrid, España.

En la Ciudad de Celaya se encuentra el Museo de Arte de Octavio Ocampo, donde exponen varias de sus obras más reconocidas, recientemente, el pasado 20 de diciembre del 2018, se inauguró la pintura "El Pipila" y se actualizó la obra de "Beethoven"


Por si te lo perdiste: Presentan video “Los Muros Heridos”


OBRAS DESTACADAS:

  • · A MOZART
  • · JHON LENON
  • · EL ESPEJO DE MARILYN
  • · LOS MURALES DE PRESIDENCIA MUNICIPAL DE CELAYA
  • · ZAPATA Y LIBERTAD
  • · LAS VISIONES DEL QUIJOTE
  • · APARICIÓN LUNAR.

Gossip

Salvaterrense es finalista en programa emitido en Estados Unidos “Tengo talento mucho talento”

Su infancia y adolescencia la vivió en Puerta del Monte de Salvatierra, Guanajuato

Policiaca

Muere menor de edad en un accidente en el Eje Clouthier

En el hecho otro menor y una mujer resultaron heridos

Policiaca

Catean y aseguran casas en Dolores Hidalgo

Unidades ministeriales apoyadas por el ejército se observaron en el Fraccionamiento Guanajuato, Vista Hermosa y  Lindavista

Mundo

EU crea línea para denunciar corrupción en El Salvador, Guatemala y Honduras

El gobierno de Joe Biden anunció la creación de una línea directa para comunicar denuncias de corrupción

Gossip

Salvaterrense es finalista en programa emitido en Estados Unidos “Tengo talento mucho talento”

Su infancia y adolescencia la vivió en Puerta del Monte de Salvatierra, Guanajuato

Sociedad

Afganos deportados por el INM fueron notificados directamente, asegura la SRE

El INM aclaró este viernes que la pareja de afganos fue regresada a Estambul porque al llegar al filtro migratorio incurrieron en inconsistencias

Local

Sin estacionamiento en la subterránea durante el FIC

Esta medida tiene como objetivo mantener la Subterránea libre para evitar congestionamientos viales