imagotipo

La tradición tiene más fuerza que olvido

  • JONATAN EMANUEL ÁVILA LEZAMA
  • en Cultura

De entre tantos países y culturas, la música del mariachi no podía sino ser mexicana. Voces no faltan cuando de entonar una de estas canciones se trata. Desde aquel sobrio y recto que canta cual soldado en presencia del lábaro patrio, hasta el vencido por la gravedad que hace gala de diversiones pasadas al ras de las aceras.

El mariachi, como pocos, es un género que se vive, acompaña siempre a un acontecimiento. Bodas, reuniones, funerales y serenatas, los momentos que engalanan son, para quienes lo viven, inolvidables, pero ¿y los que viven del mariachi?

Para resolver esa incógnita habla Jorge Paredes, un mariachi de tercera generación que en más de 27 años de trabajo ha conocido las bondades y penurias de mantener viva una tradición asociada a lo festivo, pero también envuelta en dificultades económicas y sociales.

En su casa de Coacalco, Estado de México, los sombreros, los moños, toda la indumentaria de charro, contrasta con su motocicleta. Ambos le dan de comer, el mariachi es por las noches, durante las mañanas trabaja para una cadena de supermercados realizando perifoneo (anuncio de ofertas a través de un megáfono o grabación a bordo de un vehículo).

“Es necesario tener varias entradas. Lo del mariachi es por temporadas”, nos comenta antes de subir a cambiarse. A su regreso, poco queda del hombre de camiseta y mezclilla que nos recibió. Otro porte, otra sensación transmite, se ha puesto su traje de charro. No es el de gala, sin pretensión ostente el mismo que lo acompañó en su última aventura, el que aún huele a la fiesta de ayer.

Un chiste, quizá dos, ambos del paso del tiempo reflejado en lo ajustado de su traje, y empezamos la entrevista. Nada más valioso que el tiempo, al menos en la música, marca el ritmo, la cadencia, pero también la tarifa. “Puede ir de los mil 500 a los tres mil pesos la hora, depende”. Por los cálculos que hizo solo puedo entender que se requieren años de experiencia para saber todo lo que engloba un “depende”.

Surge el tema, don Trini, el trompetista, el maestro, su padre. “Fue el primero en incluir dos y hasta tres trompetas en un solo ensamble”, la admiración cubre su rostro mientras su esposa abre otra caja de fotos que tiene por mostrarnos; esta vez, sus primos, tíos, amigos surgen desde el polvo.

“Todo giraba en torno al mariachi”, recordó. “te enamorabas en familia del mariachi en las reuniones”. Aparece en su mente la plaza, el Tenampa, Garibaldi, por supuesto. 22 años pasó entre sus plazas y callejones. Solo los lunes perdonaba su pasión para descansar. Todas las noches eran de música, de bohemia, de desgaste.

Hoy solo se dedica a los eventos y serenatas. Buscar en las plazas y parques ya no le reditúa, “Es mucho desgaste”, asegura. Los años le han dado la fidelidad de clientes que, más que contratarlo, lo invitan a celebrar con ellos “Hay gente que ya me tiene preparada una copita o sabe lo que me gusta comer”.

Cambiamos de polo, hablamos del retiro. “Lo he pensado por la edad, pero no puedo, es algo que me llama”. No duda en asegurar que, de poder, volvería a elegir el mariachi como forma de vida, pero con la ventaja que ahora tienen los jóvenes. “Estudiaría más, es lo que deben hacer los jóvenes”.

No la tienen fácil, ni los nuevos ni los veteranos. Más del 90% de nuestros músicos trabajan en la informalidad, sin seguros médicos, sin pensiones, sin ser vistos por nadie más que por ellos mismos. La última estimación oficial eran cinco mil 200 mariachis los que se mantenían. Más del 70% superaban los 60 años.

Del retiro nos olvidamos, con sentimiento de alivio, “solo por enfermedad lo haría, de otro modo, esto lo llevaré hasta la muerte”, dice sin inmutarse, pero ¿qué miedo puede tener alguien que tantas veces ha cantado que no vale nada la vida?

Lo mismo pasa con el mariachi, poco le preocupa el paso del tiempo, música siempre habrá, la tradición tiene más fuerza que olvido. Queda claro que no se quedó en el pasado, ni es de ahora. No existe solo en septiembre, ni es música solo para hombres en cantinas. Como todo arte existe para sí y gracias a quien lo atesora, porque a fin de cuentas, como nos dice Jorge “La música viva siempre es mejor”.

Deja Márquez PLANGTO 2040

Deja Márquez PLANGTO 2040

GUANAJUATO, REFERENCIA NACIONAL

El Sol de Bajio

local

Isela Castro, 35 años dedicada a la gastronomía tradicional

Isela Castro, 35 años dedicada a la gastronomía tradicional

Su especialidad: los moles, chiles rellenos, caldillo de jitomate

Destacan estudiantes del ITR con proyectos innovadores

Destacan estudiantes del ITR con proyectos innovadores

Obtuvieron un segundo lugar en el Talen Tics 2017

Revocan licencia a Monserrat

Revocan licencia a Monserrat

La regidora no contenderá por la alcaldía

Inicia UCA festejo por 41 aniversario

Inicia UCA festejo por 41 aniversario

Durante la semana se realizarán: 14 conferencias

Invertirán 35 mdp en proyectos productivos

Invertirán 35 mdp en proyectos productivos

El año pasado se brindaron apoyos por 25 mdp

destacados

Monseñor del Vaticano declarado culpable de violencia sexual; pide negociar condena

Monseñor del Vaticano declarado culpable de violencia sexual; pide negociar condena

Pietro Amenta fue condenado también por posesión de material pornográfico infantil

Damnificados enfrentan burocracia; no pueden obtener certificado de reconstrucción

Damnificados enfrentan burocracia; no pueden obtener certificado de reconstrucción

Afectados de Osa Mayor pidieron licencia pero les advirtieron en Cuauhtémoc que ésta iba a tardar

Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Puebla, los estados más pobres del país

Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Puebla, los estados más pobres del país

En los cinco, más del 70% de sus trabajadores está ocupado en el sector informal

Ernesto Cordero pide a Canadá no excluir a México del TLCAN

Ernesto Cordero pide a Canadá no excluir a México del TLCAN

Tras las peticiones del presidente del senado, su homólogo en Canadá descartó un pacto bilateral entre Canadá y Estados Unidos

Investigan muerte de hombre en Torre Bancomer de Reforma

Investigan muerte de hombre en Torre Bancomer de Reforma

Existen dos hipótesis sobre la causa de muerte del hombre de aproximadamente 27 años