/ jueves 23 de septiembre de 2021

A Fuego Lento, la nueva novela de Paula Hawkins, autora de La Chica del Tren

A la gente le gustan las vidas comunes con giros oscuros, dice en la presentación de su nuevo libro, A fuego lento

La chica del tren (Planeta, 2016) es uno de los libros más vendidos de la última década, pero su autora, Paula Hawkins, no sabe cómo es que sucedió. Lo dice ahora y lo ha dicho siempre: la literatura no es una fórmula del éxito.

Los bestsellers y las filas de fans pertenecen a un Olimpo al que muy pocos escritores tienen acceso. Sin embargo, esta escritora británica no se siente parte de ese mundo exclusivo. Su sencillez no sólo radica en su prosa: también en su persona.

Al hablar sobre su nueva novela, A fuego lento (Planeta, 2021), intuye que sus libros se leen por una razón que parece muy simple: a la gente le gustan los personajes comunes y corrientes. Esa, dice, es la clave de casi cualquier thriller exitoso.

“Hay mucho apetito por este tipo de ficción porque se habla de personas ordinarias que podrían ser tus vecinos o tus familiares. Mis personajes, por ejemplo, no son espías ni gángsters: son gente normal. Por eso ha habido un boom de las historias de crímenes reales en cualquier plataforma, desde los podcasts hasta las series de Netflix”, asegura Hawkins, quien antes de escribir novelas se dedicaba al periodismo económico y financiero.

Tras ser cuestionada sobre el gran éxito comercial que han tenido sus libros, la autora concluye que al público siempre le han llamado la atención las personas ordinarias cuyas vidas han dado giros muy oscuros. Ejemplo de ello es, justamente, A fuego lento, cuyos personajes llevan al lector, inevitablemente, a reflexionar en torno al perdón y la venganza.

“Me interesa preguntarme si el perdón ayuda, si la venganza ayuda. La venganza quizás no, ¿pero el perdón? Nadie es un juez tan bondadoso como para poder perdonar”, comenta Hawkins, quien no cree que su nueva novela sea llevada al cine, como sí sucedió con La chica del tren.

Este libro está ambientado en Londres, la ciudad donde la autora vive actualmente. La capital inglesa, tan rebosante de historias ordinarias y extraordinarias, ha sido la caldera de emociones con la que Hawkins experimenta hasta moldear personajes contradictorios y complejos: terriblemente humanos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

¿Cómo es que una persona que sufrió en el pasado puede hoy tener un terco impulso de matar? ¿Cómo es que una persona busca desahogar su odio en quien jamás la hirió sólo porque tiene sed de venganza? Esas son sólo algunas de las preguntas que se hacen las protagonistas de A fuego lento.

Sobre el sesgo feminista de su prosa, explica: “Creo que las mujeres han hecho su propio espacio en el mercado literario, y creo que sí hay mucho respeto por las escritoras que hacen literatura sobre crímenes. Se puede escribir siendo feminista sin que estas ideas sean explícitas: eso sólo se logra si te enfocas en los personajes y no tratando de pensar en que quieres demostrar un punto ideológico. Son importantes los mensajes feministas, pero mi forma de expresarlos es a través de la historia, no directamente”, concluye Hawkins.

La chica del tren (Planeta, 2016) es uno de los libros más vendidos de la última década, pero su autora, Paula Hawkins, no sabe cómo es que sucedió. Lo dice ahora y lo ha dicho siempre: la literatura no es una fórmula del éxito.

Los bestsellers y las filas de fans pertenecen a un Olimpo al que muy pocos escritores tienen acceso. Sin embargo, esta escritora británica no se siente parte de ese mundo exclusivo. Su sencillez no sólo radica en su prosa: también en su persona.

Al hablar sobre su nueva novela, A fuego lento (Planeta, 2021), intuye que sus libros se leen por una razón que parece muy simple: a la gente le gustan los personajes comunes y corrientes. Esa, dice, es la clave de casi cualquier thriller exitoso.

“Hay mucho apetito por este tipo de ficción porque se habla de personas ordinarias que podrían ser tus vecinos o tus familiares. Mis personajes, por ejemplo, no son espías ni gángsters: son gente normal. Por eso ha habido un boom de las historias de crímenes reales en cualquier plataforma, desde los podcasts hasta las series de Netflix”, asegura Hawkins, quien antes de escribir novelas se dedicaba al periodismo económico y financiero.

Tras ser cuestionada sobre el gran éxito comercial que han tenido sus libros, la autora concluye que al público siempre le han llamado la atención las personas ordinarias cuyas vidas han dado giros muy oscuros. Ejemplo de ello es, justamente, A fuego lento, cuyos personajes llevan al lector, inevitablemente, a reflexionar en torno al perdón y la venganza.

“Me interesa preguntarme si el perdón ayuda, si la venganza ayuda. La venganza quizás no, ¿pero el perdón? Nadie es un juez tan bondadoso como para poder perdonar”, comenta Hawkins, quien no cree que su nueva novela sea llevada al cine, como sí sucedió con La chica del tren.

Este libro está ambientado en Londres, la ciudad donde la autora vive actualmente. La capital inglesa, tan rebosante de historias ordinarias y extraordinarias, ha sido la caldera de emociones con la que Hawkins experimenta hasta moldear personajes contradictorios y complejos: terriblemente humanos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

¿Cómo es que una persona que sufrió en el pasado puede hoy tener un terco impulso de matar? ¿Cómo es que una persona busca desahogar su odio en quien jamás la hirió sólo porque tiene sed de venganza? Esas son sólo algunas de las preguntas que se hacen las protagonistas de A fuego lento.

Sobre el sesgo feminista de su prosa, explica: “Creo que las mujeres han hecho su propio espacio en el mercado literario, y creo que sí hay mucho respeto por las escritoras que hacen literatura sobre crímenes. Se puede escribir siendo feminista sin que estas ideas sean explícitas: eso sólo se logra si te enfocas en los personajes y no tratando de pensar en que quieres demostrar un punto ideológico. Son importantes los mensajes feministas, pero mi forma de expresarlos es a través de la historia, no directamente”, concluye Hawkins.

Policiaca

Incendian una casa con un cadáver en su interior en Acámbaro

Al arribar los elementos de bomberos se confirmó el reporte encontrando una casa en llamas

Policiaca

Incendian una segunda casa en Acámbaro

En menos de una hora se registraron dos incendios de casa habitación en el municipio

Policiaca

Asesinan a dos personas en Acámbaro

Según testigos, se escucharon fuertes detonaciones de arma de fuego en el lugar

Policiaca

Incendian una segunda casa en Acámbaro

En menos de una hora se registraron dos incendios de casa habitación en el municipio

Policiaca

Incendian una casa con un cadáver en su interior en Acámbaro

Al arribar los elementos de bomberos se confirmó el reporte encontrando una casa en llamas

Mundo

Secuestran a 17 misioneros de EU y sus familias, incluyendo niños, en Haití

La banda criminal  denominada "400 mawozo" los raptó cuando se encontraban en un autobús que se dirigía desde el orfanato al aeropuerto

Ciencia

Neri Vela: Si los empresarios no fueran tan egoístas habrían más viajes al espacio

El astronauta mexicano celebró los 36 años de la primera visita de un mexicano al espacio