imagotipo

Natalia Lafourcade rechaza hacer música “más moderna”

La mexicana Natalia Lafourcade quería “bajar de la nube” en la que vivía tras el éxito de su disco Hasta la raíz (2015) y para ello decidió “esconderse” del mundo y componer un álbum “íntimo”, con el que ir aun más contra la corriente musical, pero “sin atacarla”.

No te pierdas: Lafourcade llevará “Musas” a teatros históricos de México

“Sería un error hacer música más moderna porque los chavos están escuchando eso, no es mi papel en este mundo de la música, soy muy afortunada por traer algo de antes a las nuevas generaciones”, dijo Lafourcade en entrevista con EFE en Miami, un día antes de que la gira con motivo de su más reciente trabajo, Musas, pase por esa ciudad de EU.

En Musas, su quinto álbum de estudio, la artista viaja al pasado, a una época en la que ella misma reconoce que le gustaría vivir, con cinco canciones originales y siete versiones de clásicos de, entre otros, Simón Díaz, Agustín Lara y, con la que más se “identifica”, Violeta Parra.

En canciones como Mi tierra veracruzana, Qué he sacado con quererte y Rocío de todos los campos, la voz de soprano de Lafourcade suena más ligada que nunca a la cultura musical de su país.

Te recomendamos: Lafourcade exalta el folclore latinoamericano

Parte de la “culpa” del sonido del álbum la tienen Los Macorinos, un dúo de ilustres veteranos de la guitarra formado por el mexicano Miguel Peña y el argentino Juan Carlos Allende, con los que Lafourcade forma un equipo que supera “brechas generacionales”.