/ miércoles 8 de abril de 2020

Constellation Brands reduce actividades en cerveceras de México por Covid-19

La empresa informó que la reducción de operaciones en las plantas continuará hasta que la autoridad levante las restricciones

Constellation Brands inició el proceso para reducir la operación de sus plantas cerveceras en Nava, Coahuila; y Ciudad Obregón, Sonora, para cumplir con las restricciones decretadas por el gobierno federal ante la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19.

La productora y comercializadora de bebidas alcohólicas que provee de manera exclusiva al mercado estadounidense marcas de cerveza como Corona y Modelo, informó que la reducción de sus actividades en México continuará hasta que la autoridad levante las restricciones.

"Estamos tomando estas medidas adicionales después de tener mayor claridad sobre la respuesta del gobierno mexicano ante esta crisis de salud y económica. Estas acciones son adicionales a las medidas rigurosas que la compañía ya ha implementado para asegurar la salud y seguridad de nuestros colaboradores y visitantes", dijo Bill Newlands, presidente y CEO de Constellation Brands.

El 1 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la cervecera estadounidense Constellation Brands aceptó conciliar con su gobierno por la cancelación de la construcción de una planta de la compañía en el norte del país.

"Me reuní con los directivos de la cervecera y platicamos en un ambiente de respeto. (...) Fue buena la reunión, abriendo posibilidades: una la denuncia jurídica y acudir a tribunales, y la otra la vía de la conciliación, y ellos aceptaron la segunda", dijo el mandatario en conferencia matutina.

López Obrador afirmó que se reunió con representantes de la firma para analizar otras opciones para la construcción de la planta localizada en Mexicali, Baja California, y cuya inversión total se estima en 1.400 millones de dólares.

"Explicamos que era una decisión tomada por la ciudadanos en donde no se podía operar la cervecera en Mexicali, y ellos ya han aceptado eso porque fue la voluntad de los ciudadanos y se respeta", detalló el presidente.

Habitantes de Mexicali rechazaron la construcción de la planta mediante un polémico referendo organizado por el gobierno y efectuado el 22 de marzo, que tensó nuevamente la relación entre el empresariado y el presidente izquierdista.

En la consulta participó menos del 5% de los ciudadanos habilitados para votar en Mexicali. La obra había causado inconformidad en habitantes de esta región desértica por el consumo de agua que tendría la planta.

La semana pasada el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, invitó a Constellation Brands a invertir en su distrito, resaltando la suficiencia de agua en su territorio.

López Obrador ha dicho que la obra de la cervecera fue una decisión que heredó de la administración pasada.

Al inicio de su gobierno, el mandatario canceló -también mediante consulta popular-, la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), valuado en 13 mil millones de dólares, y promovido igualmente por la administración anterior.

La decisión generó una crisis de confianza entre inversionistas locales y extranjeros que, según expertos, explica mucho del pobre desempeño de la economía mexicana en 2019, cuando anotó su primera contracción anual en una década.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Constellation Brands inició el proceso para reducir la operación de sus plantas cerveceras en Nava, Coahuila; y Ciudad Obregón, Sonora, para cumplir con las restricciones decretadas por el gobierno federal ante la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19.

La productora y comercializadora de bebidas alcohólicas que provee de manera exclusiva al mercado estadounidense marcas de cerveza como Corona y Modelo, informó que la reducción de sus actividades en México continuará hasta que la autoridad levante las restricciones.

"Estamos tomando estas medidas adicionales después de tener mayor claridad sobre la respuesta del gobierno mexicano ante esta crisis de salud y económica. Estas acciones son adicionales a las medidas rigurosas que la compañía ya ha implementado para asegurar la salud y seguridad de nuestros colaboradores y visitantes", dijo Bill Newlands, presidente y CEO de Constellation Brands.

El 1 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la cervecera estadounidense Constellation Brands aceptó conciliar con su gobierno por la cancelación de la construcción de una planta de la compañía en el norte del país.

"Me reuní con los directivos de la cervecera y platicamos en un ambiente de respeto. (...) Fue buena la reunión, abriendo posibilidades: una la denuncia jurídica y acudir a tribunales, y la otra la vía de la conciliación, y ellos aceptaron la segunda", dijo el mandatario en conferencia matutina.

López Obrador afirmó que se reunió con representantes de la firma para analizar otras opciones para la construcción de la planta localizada en Mexicali, Baja California, y cuya inversión total se estima en 1.400 millones de dólares.

"Explicamos que era una decisión tomada por la ciudadanos en donde no se podía operar la cervecera en Mexicali, y ellos ya han aceptado eso porque fue la voluntad de los ciudadanos y se respeta", detalló el presidente.

Habitantes de Mexicali rechazaron la construcción de la planta mediante un polémico referendo organizado por el gobierno y efectuado el 22 de marzo, que tensó nuevamente la relación entre el empresariado y el presidente izquierdista.

En la consulta participó menos del 5% de los ciudadanos habilitados para votar en Mexicali. La obra había causado inconformidad en habitantes de esta región desértica por el consumo de agua que tendría la planta.

La semana pasada el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, invitó a Constellation Brands a invertir en su distrito, resaltando la suficiencia de agua en su territorio.

López Obrador ha dicho que la obra de la cervecera fue una decisión que heredó de la administración pasada.

Al inicio de su gobierno, el mandatario canceló -también mediante consulta popular-, la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), valuado en 13 mil millones de dólares, y promovido igualmente por la administración anterior.

La decisión generó una crisis de confianza entre inversionistas locales y extranjeros que, según expertos, explica mucho del pobre desempeño de la economía mexicana en 2019, cuando anotó su primera contracción anual en una década.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Policiaca

[Transmisión] Matan hombre a balazos en la colonia Capitales de Europa

De acuerdo con vecinos, se escucharon al menos nueve disparos

Doble Vía

Psicoterapeutas, los más buscados en tiempos de Covid

Los mexicanos buscaron más ayuda sicológica a distancia que médicos para tratarse por Covid

Política

Denuncia contra García Cabeza de Vaca, basada en notas periodistas

Alejandro Rojas presentó una denuncia basada en links de distintos medios

Cultura

Cultura Profética hacen reggae con causa

Cultura Profética aspira al Grammy internacional por su disco Sobrevolando

Gossip

Marisol del Olmo, una villana enamorada en Te acuerdas de mí

En Te acuerdas de mí, es la antagonista que vive una complicada historia de amor  

Gossip

Mimí Contigo, el nuevo programa de debate en TV Azteca 

Mimí contigo es el nuevo programa de debate conducirá la cantante por TV Azteca, a partir del próximo lunes

Finanzas

México, favorito de hackers en América Latina

El año pasado, el país recibió 14 billones de ataques de 41 billones que hubo en la región