/ domingo 16 de febrero de 2020

Adulto mayor camina 2 horas para recibir apoyo federal

Alrededor de 60 mil personas en la región están registradas para el programa

CELAYA, Gto.- (OEM-Informex).- El 100% del apoyo que recibe el señor Genaro Tierrablanca por parte del Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores 68 y Más, lo destina para pagar los medicamentos y tratamientos de su esposa que padece cáncer de garganta desde hace tres años, y quien actualmente se encuentra en un Hospital de León recibiendo atención especializada.

El señor Genaro, de 83 años, en septiembre de 2019 recibió por primera vez el recurso federal y desde ese día y cada bimestre acude caminando desde las 7 de la noche desde su casa en la colonia Monte Blanco, hasta las oficinas de Telégrafos ubicadas a un costado de la Deportiva Norte. Esto significa que realiza 2 horas de trayecto en compañía de su bastón, así como de una silla y durante su paso, intercambia los pensamientos entre su esposa enferma y el recuerdo de su hijo que le fue robado cuando éste tenía 8 años.



“Esta es la tercera vez que recibo mi apoyo, lo que me dan apenas sale para pagar los medicamentos y tratamientos de mi esposa que tiene cáncer de garganta y se encuentra en León, me da tristeza porque mi viejita ya no tiene su cabellito y tan bonito que lo tenía”.

“Cuando voy caminado me acuerdo de todas las penas que ella sufre, pero cuando veo a familias con sus niños me pongo muy triste, porque hace muchos años yo tenía un hijo de 8 años que me fue robado por una muchacha que no conocemos y hasta la fecha no sabemos nada de él”, recuerda con nostalgia en entrevista con El Sol del Bajío.

Al llegar a las oficinas de Telégrafos abre su silla y se sienta en ella. La espera de 12 horas en el lugar vale la pena con tal de que su compañera de vida se mejore. Lo más triste de este calvario es que don Genaro ni siquiera sabe cuánto dinero recibe, también para eso va su hija.




PASAN LA NOCHE FORMADOS EN LA CALLE

En esta ocasión olvidó llevar una cobija, por lo que pasó la noche con mucho frío y a partir de las 3:00 de la mañana estuvo acompañado por cinco personas que llegaron también para hacer fila y posteriormente por las casi 300 personas que llegaban hasta la parada de autobuses de la entrada principal del estadio de futbol.

Refirió que la orden de pago que le fue entregada, se la lleva su hija a las 8:00 de la mañana que es cuando abren las oficinas y se pone la mesita de los apoyos y le ayuda a leer si es necesario, ya que el señor Genaro no sabe, ni tampoco escribir. Contó que tiene otros 3 hijos, uno que se encuentra con su mamá, otro al que le falta una pierna y el que le fue sustraído.

“El hijo que me robaron tenía 8 años en el año 76, él se llama Baltazar Tierrablanca Tierrablanca y lo único que sé es que vieron que se lo llevó una muchacha que no conocemos cuando yo me encontraba en el Pasaje Guadalupe, nosotros no pusimos denuncia porque no sabíamos antes que se podía hacer eso. Hace tiempo una señora que conoce mucho y ve cosas, dijo que mi hijo está bien, en el Vaticano y eso me reconforta, porque está bien”.

Indicó que conoce personas que reciben el dinero a través de la tarjeta, pero desconoce por qué unos cuentan con ella y otros no.



FILAS DE CIENTOS DE PERSONAS

Don Genaro no es el único celayense que padece la espera de horas para recibir sus 2 mil 620 pesos, sino que cada dos meses, afuera de la oficina de Telégrafos se forman las mismas filas de más de 100 adultos mayores con el mismo propósito, los cuales mencionaron que tienen 20 días para recogerlo.

La señora María de Jesús Vargas mencionó que cada bimestre que acude a recoger el apoyo, se encuentra con largas filas y debe esperar hasta 2 horas para que le atiendan, aunque precisó que siempre le han otorgado el recurso.

Considera que estar mucho tiempo en el lugar los pone en peligro, ya que los delincuentes saben perfectamente que van a retirar dinero, y aunque dijo que el recurso que les dan es muy poco, tiene miedo de ser asaltada.

Por su parte, el señor Tereso Arredondo refirió que la primera vez que acudió a recibir su apoyo lo hizo 3 días antes de cumplir el plazo a las 11:00 de la mañana y la fila era muy larga, comentó que tuvo que regresar al día siguiente porque a partir de las 10 personas que estaban antes que él, les dijeron que se había acabado el dinero y regresaran al día siguiente.

Al día siguiente regresó más temprano a las 8:00 de la mañana y la fila ya era muy larga, pero afortunadamente ya no tuvo que regresar porque alcanzó a recibir su pago. Después de esa experiencia, dijo que aprendió a no dejar las cosas a la mera hora “como buen mexicano” y acude a los 3 o 4 días de haber recibido su apoyo a las 11:00 de la mañana, cuando las filas no son tan largas y hasta sobran fichas.

En el caso del señor Antonio Flores, quien también acude los primeros días de haber recibido la orden de pago, estar casi una hora y media esperando a que le toque su turno para recibir el apoyo, a veces lo hace sentir mal de salud, ya que el frío de la mañana y luego los rayos del sol que comienzan a salir lo comienzan a marear un poco, pero aseguró que es un hombre muy fuerte y gracias a ello puede soportar estar de pie para recibir los pocos pesos que le ayudan muchísimo.



EN LA REGIÓN EXISTEN 60 MIL ADULTOS MAYORES EN EL PROGRAMA

Gerardo Sierra Ríos, subdelegado de la Secretaría del Bienestar en Guanajuato, recordó que el Programa es 68 y Más en la zona urbana, mientras que para las comunidades indígenas es 65 y Más, atienden a aproximadamente 60 mil adultos mayores.

Recordó que se les paga a aproximadamente 284 personas el monto de 2 mil 620 pesos, aclaró que al principio recibían 2 mil 550 pesos, pero con la entrada de este gobierno federal el 1 de diciembre de 2018, la cifra subió.

Refirió que diariamente se realiza una calendarización para cubrir la totalidad de las personas derechohabientes en un mes. También indicó que el apoyo se le da directamente al beneficiario o a un auxiliar acreditado por el derechohabiente.

Explicó en entrevista con El Sol del Bajío que quienes ya contaban con el Programa 65 y Más del gobierno federal pasado son a quienes ya se les deposita el apoyo en las tarjetas.

“A los nuevos derechohabientes se les da una orden de pago en lo que se les genera la tarjeta para que reciban ahí su apoyo. Tardan de un bimestre hasta seis meses para ser entregada, porque el banco a veces no quiere reconocer la CURP, pero eso se va a resolver con la instalación de los aproximadamente 2 mil 700 Bancos de Bienestar en todo el país que existirán para que las personas con su tarjeta puedan recoger ahí su dinero”.

Indicó que las fichas que los beneficiarios sacan en Telégrafos no depende de ellos, ni los recursos se los proporcionan a ellos, por eso dijo, que a quien no se le entregue o tengan duda de en dónde será la mesa de atención acuda con confianza a los Centros Integradores ubicados en la avenida Irrigación S/N, Camargo, y en la colonia Romeral, en Celaya.

Dentro de las comunidades de San Juan de la Vega, Capulines, San Nicolás Esquiros, San Elías, Yustis, San José de Guanajuato, San Isidro de Crespo, Roque, primea Fracción de Crespo, Tenería del Santuario, San Miguel de Octopan, Los Mancera, La Luz, El Puesto, Juan Martín, Rincón de Tamayo, El Sauz de Villaseñor, Ojo Seco, San Lorenzo, La laja, y se va a instalar uno en la colonia Girasoles en la cabecera municipal.

CELAYA, Gto.- (OEM-Informex).- El 100% del apoyo que recibe el señor Genaro Tierrablanca por parte del Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores 68 y Más, lo destina para pagar los medicamentos y tratamientos de su esposa que padece cáncer de garganta desde hace tres años, y quien actualmente se encuentra en un Hospital de León recibiendo atención especializada.

El señor Genaro, de 83 años, en septiembre de 2019 recibió por primera vez el recurso federal y desde ese día y cada bimestre acude caminando desde las 7 de la noche desde su casa en la colonia Monte Blanco, hasta las oficinas de Telégrafos ubicadas a un costado de la Deportiva Norte. Esto significa que realiza 2 horas de trayecto en compañía de su bastón, así como de una silla y durante su paso, intercambia los pensamientos entre su esposa enferma y el recuerdo de su hijo que le fue robado cuando éste tenía 8 años.



“Esta es la tercera vez que recibo mi apoyo, lo que me dan apenas sale para pagar los medicamentos y tratamientos de mi esposa que tiene cáncer de garganta y se encuentra en León, me da tristeza porque mi viejita ya no tiene su cabellito y tan bonito que lo tenía”.

“Cuando voy caminado me acuerdo de todas las penas que ella sufre, pero cuando veo a familias con sus niños me pongo muy triste, porque hace muchos años yo tenía un hijo de 8 años que me fue robado por una muchacha que no conocemos y hasta la fecha no sabemos nada de él”, recuerda con nostalgia en entrevista con El Sol del Bajío.

Al llegar a las oficinas de Telégrafos abre su silla y se sienta en ella. La espera de 12 horas en el lugar vale la pena con tal de que su compañera de vida se mejore. Lo más triste de este calvario es que don Genaro ni siquiera sabe cuánto dinero recibe, también para eso va su hija.




PASAN LA NOCHE FORMADOS EN LA CALLE

En esta ocasión olvidó llevar una cobija, por lo que pasó la noche con mucho frío y a partir de las 3:00 de la mañana estuvo acompañado por cinco personas que llegaron también para hacer fila y posteriormente por las casi 300 personas que llegaban hasta la parada de autobuses de la entrada principal del estadio de futbol.

Refirió que la orden de pago que le fue entregada, se la lleva su hija a las 8:00 de la mañana que es cuando abren las oficinas y se pone la mesita de los apoyos y le ayuda a leer si es necesario, ya que el señor Genaro no sabe, ni tampoco escribir. Contó que tiene otros 3 hijos, uno que se encuentra con su mamá, otro al que le falta una pierna y el que le fue sustraído.

“El hijo que me robaron tenía 8 años en el año 76, él se llama Baltazar Tierrablanca Tierrablanca y lo único que sé es que vieron que se lo llevó una muchacha que no conocemos cuando yo me encontraba en el Pasaje Guadalupe, nosotros no pusimos denuncia porque no sabíamos antes que se podía hacer eso. Hace tiempo una señora que conoce mucho y ve cosas, dijo que mi hijo está bien, en el Vaticano y eso me reconforta, porque está bien”.

Indicó que conoce personas que reciben el dinero a través de la tarjeta, pero desconoce por qué unos cuentan con ella y otros no.



FILAS DE CIENTOS DE PERSONAS

Don Genaro no es el único celayense que padece la espera de horas para recibir sus 2 mil 620 pesos, sino que cada dos meses, afuera de la oficina de Telégrafos se forman las mismas filas de más de 100 adultos mayores con el mismo propósito, los cuales mencionaron que tienen 20 días para recogerlo.

La señora María de Jesús Vargas mencionó que cada bimestre que acude a recoger el apoyo, se encuentra con largas filas y debe esperar hasta 2 horas para que le atiendan, aunque precisó que siempre le han otorgado el recurso.

Considera que estar mucho tiempo en el lugar los pone en peligro, ya que los delincuentes saben perfectamente que van a retirar dinero, y aunque dijo que el recurso que les dan es muy poco, tiene miedo de ser asaltada.

Por su parte, el señor Tereso Arredondo refirió que la primera vez que acudió a recibir su apoyo lo hizo 3 días antes de cumplir el plazo a las 11:00 de la mañana y la fila era muy larga, comentó que tuvo que regresar al día siguiente porque a partir de las 10 personas que estaban antes que él, les dijeron que se había acabado el dinero y regresaran al día siguiente.

Al día siguiente regresó más temprano a las 8:00 de la mañana y la fila ya era muy larga, pero afortunadamente ya no tuvo que regresar porque alcanzó a recibir su pago. Después de esa experiencia, dijo que aprendió a no dejar las cosas a la mera hora “como buen mexicano” y acude a los 3 o 4 días de haber recibido su apoyo a las 11:00 de la mañana, cuando las filas no son tan largas y hasta sobran fichas.

En el caso del señor Antonio Flores, quien también acude los primeros días de haber recibido la orden de pago, estar casi una hora y media esperando a que le toque su turno para recibir el apoyo, a veces lo hace sentir mal de salud, ya que el frío de la mañana y luego los rayos del sol que comienzan a salir lo comienzan a marear un poco, pero aseguró que es un hombre muy fuerte y gracias a ello puede soportar estar de pie para recibir los pocos pesos que le ayudan muchísimo.



EN LA REGIÓN EXISTEN 60 MIL ADULTOS MAYORES EN EL PROGRAMA

Gerardo Sierra Ríos, subdelegado de la Secretaría del Bienestar en Guanajuato, recordó que el Programa es 68 y Más en la zona urbana, mientras que para las comunidades indígenas es 65 y Más, atienden a aproximadamente 60 mil adultos mayores.

Recordó que se les paga a aproximadamente 284 personas el monto de 2 mil 620 pesos, aclaró que al principio recibían 2 mil 550 pesos, pero con la entrada de este gobierno federal el 1 de diciembre de 2018, la cifra subió.

Refirió que diariamente se realiza una calendarización para cubrir la totalidad de las personas derechohabientes en un mes. También indicó que el apoyo se le da directamente al beneficiario o a un auxiliar acreditado por el derechohabiente.

Explicó en entrevista con El Sol del Bajío que quienes ya contaban con el Programa 65 y Más del gobierno federal pasado son a quienes ya se les deposita el apoyo en las tarjetas.

“A los nuevos derechohabientes se les da una orden de pago en lo que se les genera la tarjeta para que reciban ahí su apoyo. Tardan de un bimestre hasta seis meses para ser entregada, porque el banco a veces no quiere reconocer la CURP, pero eso se va a resolver con la instalación de los aproximadamente 2 mil 700 Bancos de Bienestar en todo el país que existirán para que las personas con su tarjeta puedan recoger ahí su dinero”.

Indicó que las fichas que los beneficiarios sacan en Telégrafos no depende de ellos, ni los recursos se los proporcionan a ellos, por eso dijo, que a quien no se le entregue o tengan duda de en dónde será la mesa de atención acuda con confianza a los Centros Integradores ubicados en la avenida Irrigación S/N, Camargo, y en la colonia Romeral, en Celaya.

Dentro de las comunidades de San Juan de la Vega, Capulines, San Nicolás Esquiros, San Elías, Yustis, San José de Guanajuato, San Isidro de Crespo, Roque, primea Fracción de Crespo, Tenería del Santuario, San Miguel de Octopan, Los Mancera, La Luz, El Puesto, Juan Martín, Rincón de Tamayo, El Sauz de Villaseñor, Ojo Seco, San Lorenzo, La laja, y se va a instalar uno en la colonia Girasoles en la cabecera municipal.

Policiaca

Atacan a balazos domicilio en Las Insurgentes, dos personas lesionadas

En el tramo comprendido entre las calles Micaela Bedolla y María Josefa González

Local

Cancelan fondo de apoyo a exbraceros

En Guanajuato son alrededor de 70 mil los exbraceros registrados y sólo a una tercera parte le ha sido entregado el pago

Política

Acusan a Irma Eréndira Sandoval de proteger a hermano

Un morenista se unió a la oposición en los señalamientos a la titular de la SFP de encubrir la corrupción

Mundo

Furia en Italia por nuevas medidas anti-covid

Las acciones europeas cayeron ayer debido a que la aversión al riesgo lastró los mercados ante el agresivo rebrote de contagios en la UE

Mundo

Nadadores de Perú regresan al mar por el virus

El cierre de las albercas locales obliga a los deportistas a utilizar el mar abierto como lugar de entrenamiento

Sociedad

México supera 10 veces proyección de muertes por Covid

Las estadísticas se acercan peligrosamente a las 90 mil defunciones en poco más de siete meses

Finanzas

Elecciones EU: El peso resiste dura campaña

La moneda vive un efecto de "montaña rusa" desde las convenciones bipartidistas de EU

Finanzas

Banjercito invierte 27 mdp en biométricos

Con estos dispositivos, el banco capturará huellas digitales, el rostro y la voz de los cuentahabientes