imagotipo

Descartan crisis en el campo por TLC

  • José Sánchez
  • en LOCAL

Miembros del Consejo Estatal Agroalimentario descartan que se vaya a dar una crisis en el campo por la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, pues no puede haber un rompimiento total, más bien es una negociación donde ellos quieren sacar provecho pero los mexicanos deben estar preparados para buscar lo mismo.

Frente a este panorama y la importancia de las exportaciones del sector agrícola en Guanajuato, que ocupan el segundo lugar, después del ramo automotriz, el secretario de Desarrollo Agroalimentario y Rural (Sdayr), Paulo Bañuelos habló de la solicitud que hizo el estado para estar presente en una posible negociación del TLC.

Durante la reunión mensual del Consejo Estatal Agroalimentario, en donde estuvo el titular de la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAYR), Paulo Bañuelos, Soto Gutiérrez expuso que estas empresas podrían acercarse a otro tipo de mercado, no sólo de Canadá, sino de Corea, Rusia, Suramérica, ya que la inversión que se ha hecho en inocuidad y en tecnología de punta ha permitido alcanzar los más altos parámetros de calidad.

“No creo que la relación del mercado en Estados Unidos se ponga en riesgo con un rompimiento total; más bien, es una negociación para sacar provecho, y los americanos buscan tener las mejores oportunidades, lo que obliga al mexicano  estar preparado para hacer lo mismo y buscar los puntos de ventaja y defenderlos con razones”, dijo durante el evento.

Soto Gutiérrez, aseguró que en Guanajuato se ha dado un nuevo tipo de desarrollo agrícola y una nueva cultura en la tecnificación, y se refleja en la calidad de producción, procesamiento y exportación, por parte de las empresas guanajuatenses que están al nivel de los mejores países del mundo.

Comentó que, posiblemente, en Estados Unidos se tema que haya mayores daños, pero no en el tema del campo, sino en el sector automotriz y de manufactura, porque el vecino país del norte requiere de la mano de obra de los mexicanos para levantar sus cosechas.   

Opinó que el gran temor del comercio de México, en todos los sectores, es que se impongan aranceles y por ello la importancia de estar próximo en una posible negociación del Tratado de Libre Comercio.

En su momento, el titular de la SDAYR  presentó a los integrantes del Consejo Estatal Agroalimentario el programa de apoyos 2017, así como la solicitud de participación para que el estado esté presente en una posible negociación del Tratado de Libre Comercio, tomando en cuenta que el sector agrícola ocupa en Guanajuato el segundo lugar en exportación a Estados Unidos, después del ramo automotriz.

En este tema, Soto Gutiérrez informó que las economías de ambos países están profundamente integradas, sobre todo el sector agrícola, por lo que hablar de una cancelación del Tratado de Libre Comercio no convendría a ninguna de las dos naciones.

Enfatizó que lo más loable es una negociación, y es lo que se ha manejado en los planos económicos  internacionales, pero ante este panorama consideró fundamental estar preparados y hacer una negociación bien cuidada.

Explicó que si los representantes van a negociar, sin estar sensibilizados de la importancia de la vida actividad agrícola no sólo del Bajío, sino del país, corren el riesgo de poner en puntos frágiles al sector alimentario y en consecuencia afectar a Guanajuato.

Contextualizó que Guanajuato es número uno en brócoli, y posiblemente a otros estados no les importe, porque la producción es distinta; también el estado es el segundo productor de sorgo a nivel nacional; de igual forma, Guanajuato ocupa el primer lugar de producción de cebada de calidad; se está tomando una importancia relevante en berris; y también a nivel nacional ocupa el estado el sexto lugar de producción de leche.

“Todo esto se tiene que valorar y así dar su importancia en el caso de participar en una posible negociación del Tratado de Libre Comercio, por lo que no se descarta una crisis en una eventual salida de México en el TLC”, concluyó Soto Gutiérrez.