/ jueves 13 de junio de 2019

Falta cooperación de padres de familia para la conservación de escuelas

Hay escuelas que están deterioradas que requieren del apoyo de las cabezas de familia para su mantenimiento.

CELAYA, Gto.- (OEM-Informex).- Las escuelas están en serio peligro de desmoronarse y derruirse debido a la falta de solidaridad de muchos padres de familia que no cooperan para su sostenimiento, reconoció en entrevista la supervisora de la zona No. 111 de Educación primaria, maestra y profesora Ma. Cristina Rodríguez. Por lo regular, los padres de familia que menos cooperan son los que más exigen, reconoció la inspectora a pregunta de este medio.

Interrogada sobre la percepción de que las escuelas en la zona urbana de Celaya parecieran que se están cayendo debido falta de mantenimiento debido a denominadores comunes como la falta de cooperación, la falta de solidaridad y la falta de integración de padres de familia y como que ellos ya no quieren cooperar, dijo que en las escuelas se forman la Sociedades de Padres de Familia. Esta rige que se efectúen actividades para mejoras de la escuela, para estar viendo cuáles son sus necesidades. Es lo básico.



Sabemos, prosiguió, que al inicio o muchas veces, al finalizar el ciclo se inscriben a los niños y se solicita cooperación voluntaria. Ésta surge de una reunión general donde ellos se ponen de acuerdo, cuál sería la cooperación módica y ellos plantean qué hacer y un plan de trabajo con el director para determinar en que se encauzarán los recursos.

En unión con maestros de grupo también se determinan mejoras y de ahí una priorización de necesidades. En base a esto se llega a una reunión general y se avisan necesidades. Ejemplificó que hay ocasiones en que vamos a hablar de que son 100 padres de familia, se queda el acuerdo de cuota pero resulta que de esos 100 padres de familia sólo 40 dieron su aportación voluntaria; de estos 40 no alcanza para nada y con la situación de robos y todo ello se debe crear un guardado para reponer; robos de bombas de agua, tazas de baño, robo de cableados y no son 100 pesos y a veces son miles de pesos para reponer y no tienen ese dinero.

Todo ese es el proceso de qué se hace con las cuotas. Son pocas las personas que cooperan y que están al pendiente del plantel. Podemos ver que la mayoría de padres de familia dicen no coopero porque no es obligatorio. Presentan como argumento que esa no obligatoriedad es señalada en las redes sociales, en televisión, etc., y les he pedido a los directores que señalen eso, que se tenga la conciencia de que la escuela sí va a deteriorándose. Que el gobierno no nos va a dar para todo; la escuela es su casa y tenemos que cuidarla y tenemos que hacerle las mejoras necesarias en bien de los niños para que ellos estén a gusto y bien; no es para el maestro ni para el director; es para los niños que acuden a estas instituciones, para los hijos de todos esos padres de familia que tiene el plantel. Las escuelas son de ellos y para ellos.

En las reuniones, lo que tratamos de hacer, es crear conciencia en padres de familia, en las tres reuniones que se tienen al año y a donde asisten comités de revisión de libros, lo que se hace con el dinero. No se trata sólo de recaudar dinero y ver en qué se ocurre gastarlo; hay un protocolo y un departamento de padres de familia que nos lleva todo registrado, actas constitutivas, integrantes, quiénes son los que administran el dinero y recalcar que los directores no son quienes manejan dinero y tampoco los maestros. El director marca necesidades en ese plan y ellos determinan las compras y se dice desde la delegación que deben tener los gastos comprobados, en orden y con facturas.

Los niños, reflejan en la escuela lo que son en la casa: supervisora

La supervisora escolar de la zona No. 111 reconoció que no se puede trabajar en ocurrencias. Explicó que tiene que trabajarse en base al plan de trabajo. El dinero que se recoge de esas cuotas y cualquier petición económica es en beneficio de la misma escuela y de los niños. No se puede, como en otros tiempos, organizar eventos y gastar el dinero, en eso no, reiteró.

O en regalos, o por el día del maestro organizar un almuerzo, comida. Es para la escuela el dinero, pero son pocas las cuotas. Es verdad, las escuelas se están desmoronando y cayendo por la poca respuesta de padres de familia.

Expresó que la zona No. 111 tiene actualmente 20 escuelas a su cargo, 15 oficiales y 5 particulares, y en su mayoría se trabaja por parte de los grupos de padres de familia que pone su esfuerzo en sus hijos; lo que tratamos es de tomar las cosas positivamente. Si de 10 solo 5 quieren trabajar, con esos 5 trabajaremos por los niños, porque por ellos somos y a ellos servimos.

Abordado el tema de las cooperaciones, se plasman durante la entrevista diversos cuestionamientos. Se pregunta sobre los gastos en materia de limpieza y el comentario muy común de algunos padres de familia cuando se pide a los niños colaborar en la limpieza del plantel cuestionan a maestros y directivos de “por qué mi hijo debe recoger basura; para que lo ponen a hacer eso si para eso hay quien lo haga”.

Se cuestiona también a la supervisora sobre las realidades de que quien tira la basura en la escuela, debe ser el mismo que la recoja y que pasa en este aspecto de formación, de si se ha perdido el cariño a la escuela y de si esto es consecuencia de que muchos padres de familia arrastran una inadecuada formación y señaló: “los valore no es que se pierdan; esos están ahí”.

Lo que pasa, explicó, es que no se practican y no se practican desde la casa. Lo que un niño hace en la escuela es reflejo de lo que es en su casa. Ahora, si un niño le es fomentado hábitos de limpieza colaborando en actividades de limpieza en la escuela, el papá se ofende si lo ve barriendo el salón. Antaño en la escuela eso se fomentaba y formaba. Se ayudaba a lavar platos en la casa y eso era normal. Ahora es diferente pero no por eso los padres de familia deben de permitir estas anti actitudes. Los maestros tratamos de que los salones estén limpios; si el alumno llega a una aula que está limpia, por qué ese alumno debe entregarla sucia.

Los maestros tienen área de guardia, no para estar parados ahí en un punto del plantel, sino para ir, cuidar y ayudar a la casa común que es la escuela y fomentar estos valores. Los hábitos de limpieza, entre otros, apuntó la inspectora escolar.

Los padres de familia que se “desaparecen” con las cuotas

En cuanto a escuelas cuyos padres de familia aportan pero que no se ven resultados ni obras y el qué se debe hacer en esos casos, la maestra Rodríguez dijo que hay cuotas que “desaparecen” porque desafortunadamente se nombran a los representantes de padres de familia y a los dos o tres meses también desaparecen con todo el dinero; el director y maestro no pueden demandar, toca esa acción a los padres de familia. El problema es que muchas veces no se comprometen a proceder contra estas personas. Aquí lo que necesitamos es que ellos como comunidad se conozcan y a la hora que elijan, detecten a los adecuados. El director no puede decidir y señalar quién sea el directivo. Los padres de familia deben presentar denuncia, testigos y testimonios y el derecho de señalar estas situaciones, reconoció la maestra y profesora Rodríguez.



En cuanto a los que cooperan y los que no cooperan, y si estos últimos son los que más atacan lo que no se hace o deja de hacer en la escuela, dijo que “sí llega a suceder; tenemos que hay padres de familia, los que menos cooperan y que más exigen y tienen la idea que el gobierno debe solventar todo: libros, todo lo que la escuela necesita, etc”.

Pero, prosiguió, el gobierno paga sueldos e intendente, donde se tiene, pero hay papás conflictivos. Son quienes dicen “No dí porque no tengo porque dar”. Exigen para sus hijos baños limpios y una buena butaca, todo lo necesario, pero no cooperan. Exigen servicios que ni en su casa tienen.

Pero hablemos de lo positivo, finalizó. Aquí, con los pocos que están al pendiente de sus hijos y que están con nosotros trabajando, tenemos resultados positivos a pesar de los que no quieren cooperar.

CELAYA, Gto.- (OEM-Informex).- Las escuelas están en serio peligro de desmoronarse y derruirse debido a la falta de solidaridad de muchos padres de familia que no cooperan para su sostenimiento, reconoció en entrevista la supervisora de la zona No. 111 de Educación primaria, maestra y profesora Ma. Cristina Rodríguez. Por lo regular, los padres de familia que menos cooperan son los que más exigen, reconoció la inspectora a pregunta de este medio.

Interrogada sobre la percepción de que las escuelas en la zona urbana de Celaya parecieran que se están cayendo debido falta de mantenimiento debido a denominadores comunes como la falta de cooperación, la falta de solidaridad y la falta de integración de padres de familia y como que ellos ya no quieren cooperar, dijo que en las escuelas se forman la Sociedades de Padres de Familia. Esta rige que se efectúen actividades para mejoras de la escuela, para estar viendo cuáles son sus necesidades. Es lo básico.



Sabemos, prosiguió, que al inicio o muchas veces, al finalizar el ciclo se inscriben a los niños y se solicita cooperación voluntaria. Ésta surge de una reunión general donde ellos se ponen de acuerdo, cuál sería la cooperación módica y ellos plantean qué hacer y un plan de trabajo con el director para determinar en que se encauzarán los recursos.

En unión con maestros de grupo también se determinan mejoras y de ahí una priorización de necesidades. En base a esto se llega a una reunión general y se avisan necesidades. Ejemplificó que hay ocasiones en que vamos a hablar de que son 100 padres de familia, se queda el acuerdo de cuota pero resulta que de esos 100 padres de familia sólo 40 dieron su aportación voluntaria; de estos 40 no alcanza para nada y con la situación de robos y todo ello se debe crear un guardado para reponer; robos de bombas de agua, tazas de baño, robo de cableados y no son 100 pesos y a veces son miles de pesos para reponer y no tienen ese dinero.

Todo ese es el proceso de qué se hace con las cuotas. Son pocas las personas que cooperan y que están al pendiente del plantel. Podemos ver que la mayoría de padres de familia dicen no coopero porque no es obligatorio. Presentan como argumento que esa no obligatoriedad es señalada en las redes sociales, en televisión, etc., y les he pedido a los directores que señalen eso, que se tenga la conciencia de que la escuela sí va a deteriorándose. Que el gobierno no nos va a dar para todo; la escuela es su casa y tenemos que cuidarla y tenemos que hacerle las mejoras necesarias en bien de los niños para que ellos estén a gusto y bien; no es para el maestro ni para el director; es para los niños que acuden a estas instituciones, para los hijos de todos esos padres de familia que tiene el plantel. Las escuelas son de ellos y para ellos.

En las reuniones, lo que tratamos de hacer, es crear conciencia en padres de familia, en las tres reuniones que se tienen al año y a donde asisten comités de revisión de libros, lo que se hace con el dinero. No se trata sólo de recaudar dinero y ver en qué se ocurre gastarlo; hay un protocolo y un departamento de padres de familia que nos lleva todo registrado, actas constitutivas, integrantes, quiénes son los que administran el dinero y recalcar que los directores no son quienes manejan dinero y tampoco los maestros. El director marca necesidades en ese plan y ellos determinan las compras y se dice desde la delegación que deben tener los gastos comprobados, en orden y con facturas.

Los niños, reflejan en la escuela lo que son en la casa: supervisora

La supervisora escolar de la zona No. 111 reconoció que no se puede trabajar en ocurrencias. Explicó que tiene que trabajarse en base al plan de trabajo. El dinero que se recoge de esas cuotas y cualquier petición económica es en beneficio de la misma escuela y de los niños. No se puede, como en otros tiempos, organizar eventos y gastar el dinero, en eso no, reiteró.

O en regalos, o por el día del maestro organizar un almuerzo, comida. Es para la escuela el dinero, pero son pocas las cuotas. Es verdad, las escuelas se están desmoronando y cayendo por la poca respuesta de padres de familia.

Expresó que la zona No. 111 tiene actualmente 20 escuelas a su cargo, 15 oficiales y 5 particulares, y en su mayoría se trabaja por parte de los grupos de padres de familia que pone su esfuerzo en sus hijos; lo que tratamos es de tomar las cosas positivamente. Si de 10 solo 5 quieren trabajar, con esos 5 trabajaremos por los niños, porque por ellos somos y a ellos servimos.

Abordado el tema de las cooperaciones, se plasman durante la entrevista diversos cuestionamientos. Se pregunta sobre los gastos en materia de limpieza y el comentario muy común de algunos padres de familia cuando se pide a los niños colaborar en la limpieza del plantel cuestionan a maestros y directivos de “por qué mi hijo debe recoger basura; para que lo ponen a hacer eso si para eso hay quien lo haga”.

Se cuestiona también a la supervisora sobre las realidades de que quien tira la basura en la escuela, debe ser el mismo que la recoja y que pasa en este aspecto de formación, de si se ha perdido el cariño a la escuela y de si esto es consecuencia de que muchos padres de familia arrastran una inadecuada formación y señaló: “los valore no es que se pierdan; esos están ahí”.

Lo que pasa, explicó, es que no se practican y no se practican desde la casa. Lo que un niño hace en la escuela es reflejo de lo que es en su casa. Ahora, si un niño le es fomentado hábitos de limpieza colaborando en actividades de limpieza en la escuela, el papá se ofende si lo ve barriendo el salón. Antaño en la escuela eso se fomentaba y formaba. Se ayudaba a lavar platos en la casa y eso era normal. Ahora es diferente pero no por eso los padres de familia deben de permitir estas anti actitudes. Los maestros tratamos de que los salones estén limpios; si el alumno llega a una aula que está limpia, por qué ese alumno debe entregarla sucia.

Los maestros tienen área de guardia, no para estar parados ahí en un punto del plantel, sino para ir, cuidar y ayudar a la casa común que es la escuela y fomentar estos valores. Los hábitos de limpieza, entre otros, apuntó la inspectora escolar.

Los padres de familia que se “desaparecen” con las cuotas

En cuanto a escuelas cuyos padres de familia aportan pero que no se ven resultados ni obras y el qué se debe hacer en esos casos, la maestra Rodríguez dijo que hay cuotas que “desaparecen” porque desafortunadamente se nombran a los representantes de padres de familia y a los dos o tres meses también desaparecen con todo el dinero; el director y maestro no pueden demandar, toca esa acción a los padres de familia. El problema es que muchas veces no se comprometen a proceder contra estas personas. Aquí lo que necesitamos es que ellos como comunidad se conozcan y a la hora que elijan, detecten a los adecuados. El director no puede decidir y señalar quién sea el directivo. Los padres de familia deben presentar denuncia, testigos y testimonios y el derecho de señalar estas situaciones, reconoció la maestra y profesora Rodríguez.



En cuanto a los que cooperan y los que no cooperan, y si estos últimos son los que más atacan lo que no se hace o deja de hacer en la escuela, dijo que “sí llega a suceder; tenemos que hay padres de familia, los que menos cooperan y que más exigen y tienen la idea que el gobierno debe solventar todo: libros, todo lo que la escuela necesita, etc”.

Pero, prosiguió, el gobierno paga sueldos e intendente, donde se tiene, pero hay papás conflictivos. Son quienes dicen “No dí porque no tengo porque dar”. Exigen para sus hijos baños limpios y una buena butaca, todo lo necesario, pero no cooperan. Exigen servicios que ni en su casa tienen.

Pero hablemos de lo positivo, finalizó. Aquí, con los pocos que están al pendiente de sus hijos y que están con nosotros trabajando, tenemos resultados positivos a pesar de los que no quieren cooperar.

Local

Apostará Guanajuato para atraer inversiones de gas natural

Dará más competitividad al sector productivo del estado: Diego Sinhue

Policiaca

Lesionan por arma de fuego a un estilista en Acámbaro

Fue reportado a la central de emergencias 911 un ataque a una persona en el interior de una peluquería

Local

Entrega Gobernador apoyos a damnificados de Abasolo

Con acciones transversales, dependencias estatales atienden necesidades prioritarias de afectados por las inundaciones

Local

Entrega Gobernador apoyos a damnificados de Abasolo

Con acciones transversales, dependencias estatales atienden necesidades prioritarias de afectados por las inundaciones

Policiaca

Lesionan por arma de fuego a un estilista en Acámbaro

Fue reportado a la central de emergencias 911 un ataque a una persona en el interior de una peluquería

Policiaca

Vinculan a proceso a los tres detenidos por secuestro en Apaseo el Alto

Podrían alcanzar una mínima de 50 años y una máxima de 100 años en prisión

Círculos

Reparten cenas en noche mexicana

Los vivieres fueron reunidos por el líder del grupo Daniel Centeno

Círculos

Tony Santiago recibió reconocimiento y promueve sencillo

Tony continúa con su gira por la República Mexicana promocionando su más reciente tema y su tercer material discográfico

Policiaca

Mueren tres personas en ataque armado en San Miguel de Allende

El ataque fue a media noche donde dos más resultaron heridos