/ sábado 26 de diciembre de 2020

Jornaleros ganan menos de dos salarios mínimos

Solamente el 9.2 por ciento está inscrito al IMSS

CELAYA, Gto. (OEM-Informex).- A nivel nacional, el 83.3 por ciento de los jornaleros perciben hasta uno y máximo dos salarios mínimos y solo un 3.3 por ciento gana más de dos y hasta cinco salarios mínimos, de acuerdo a un informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), además, solo el 9.2 por ciento están inscritos en el IMSS.

➡️Suscríbete a nuestra edición digital

Aunque durante esta administración federal se ha incrementado en un 30 por ciento el minisalario, aún está pendiente un salario digno para los trabajadores del campo, garantizado por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos.


⬇️Da clic aquí⬇️

Desde hace décadas, los campesinos mexicanos carecen de adecuados servicios de salud, buena alimentación y educación, pero además no cuentan con un salario digno y estable, en la mayoría de los casos no supera el mínimo establecido y además los jornaleros carecen, en su mayoría, de un contrato laboral.

El Centro de Estudios elaboró un informe en el que destacó que 83.3 por ciento de los jornaleros perciben hasta uno y máximo dos salarios mínimos.

El 13.3 por ciento gana más de dos y hasta cinco salarios mínimos y solamente un 0.6 por ciento tienen ingresos mayores a cinco salarios mínimos.

Su actividad es primordial para el país. Sin embargo, carecen de derechos laborales y derechos humanos. Aunque la Ley Federal del Trabajo los reconoce y menciona los servicios a los que pueden acceder, como agua, medicamentos, atención a su salud, seguro de vida, entre otros, la mayoría de las ocasiones los patrones no garantizan ninguna.

El año pasado, el 87.7 por ciento de los jornaleros se empleó en actividades no reguladas y bajo condiciones vulnerables que no garantizaron sus derechos laborales como vacaciones, aguinaldo, acceso a instituciones de salud, entre otros que marca la Ley.

Se contabilizaron 3,7 millones de trabajadores subordinados, de los cuales, 2.9 millones recibió una remuneración y 778,684 no percibieron ninguna remuneración.

Existen tres tipos de jornaleros: Quienes viven y trabajan en su lugar de origen, las y los migrantes temporales que trabajan en la agricultura intensiva, (en cultivos de exportación) y salen de su lugar de origen a los campos de los estados productores y, finalmente, los migrantes asentados en las regiones de atracción de agricultura intensiva.

Los datos de CEDRSSA, con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 2019, detallan que existen 3,7 millones trabajadores subordinados, de los cuales, 2.9 millones recibió una remuneración y 778 mil 684 no percibieron ninguna.

De los subordinados que reciben una remuneración por su trabajo, 2,8 millones de trabajadores reciben un salario y 180,597 perciben una remuneración no monetaria, la cual puede ser en especie o en cualquier acuerdo que lleguen a tener el patrón y el trabajador.

Del total de jornaleros que trabajan el 47 por ciento tiene un rango de edad de 20 a 39 años, el 29.1 por ciento de 40 a 59 años, 15.7 por ciento de 15 a 19 años y el 8.1 por ciento 60 años y más. El el 89.6 por ciento son hombres y el 10.4 por ciento mujeres.

De los jornaleros que forman parte del sector primario, solamente el 9.2 por ciento están registrados en el IMSS, lo que deja fuera de seguridad social al 91.8 por ciento, y también fuera de lo que marca la Ley Federal del Trabajo.

CELAYA, Gto. (OEM-Informex).- A nivel nacional, el 83.3 por ciento de los jornaleros perciben hasta uno y máximo dos salarios mínimos y solo un 3.3 por ciento gana más de dos y hasta cinco salarios mínimos, de acuerdo a un informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), además, solo el 9.2 por ciento están inscritos en el IMSS.

➡️Suscríbete a nuestra edición digital

Aunque durante esta administración federal se ha incrementado en un 30 por ciento el minisalario, aún está pendiente un salario digno para los trabajadores del campo, garantizado por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos.


⬇️Da clic aquí⬇️

Desde hace décadas, los campesinos mexicanos carecen de adecuados servicios de salud, buena alimentación y educación, pero además no cuentan con un salario digno y estable, en la mayoría de los casos no supera el mínimo establecido y además los jornaleros carecen, en su mayoría, de un contrato laboral.

El Centro de Estudios elaboró un informe en el que destacó que 83.3 por ciento de los jornaleros perciben hasta uno y máximo dos salarios mínimos.

El 13.3 por ciento gana más de dos y hasta cinco salarios mínimos y solamente un 0.6 por ciento tienen ingresos mayores a cinco salarios mínimos.

Su actividad es primordial para el país. Sin embargo, carecen de derechos laborales y derechos humanos. Aunque la Ley Federal del Trabajo los reconoce y menciona los servicios a los que pueden acceder, como agua, medicamentos, atención a su salud, seguro de vida, entre otros, la mayoría de las ocasiones los patrones no garantizan ninguna.

El año pasado, el 87.7 por ciento de los jornaleros se empleó en actividades no reguladas y bajo condiciones vulnerables que no garantizaron sus derechos laborales como vacaciones, aguinaldo, acceso a instituciones de salud, entre otros que marca la Ley.

Se contabilizaron 3,7 millones de trabajadores subordinados, de los cuales, 2.9 millones recibió una remuneración y 778,684 no percibieron ninguna remuneración.

Existen tres tipos de jornaleros: Quienes viven y trabajan en su lugar de origen, las y los migrantes temporales que trabajan en la agricultura intensiva, (en cultivos de exportación) y salen de su lugar de origen a los campos de los estados productores y, finalmente, los migrantes asentados en las regiones de atracción de agricultura intensiva.

Los datos de CEDRSSA, con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 2019, detallan que existen 3,7 millones trabajadores subordinados, de los cuales, 2.9 millones recibió una remuneración y 778 mil 684 no percibieron ninguna.

De los subordinados que reciben una remuneración por su trabajo, 2,8 millones de trabajadores reciben un salario y 180,597 perciben una remuneración no monetaria, la cual puede ser en especie o en cualquier acuerdo que lleguen a tener el patrón y el trabajador.

Del total de jornaleros que trabajan el 47 por ciento tiene un rango de edad de 20 a 39 años, el 29.1 por ciento de 40 a 59 años, 15.7 por ciento de 15 a 19 años y el 8.1 por ciento 60 años y más. El el 89.6 por ciento son hombres y el 10.4 por ciento mujeres.

De los jornaleros que forman parte del sector primario, solamente el 9.2 por ciento están registrados en el IMSS, lo que deja fuera de seguridad social al 91.8 por ciento, y también fuera de lo que marca la Ley Federal del Trabajo.

Local

Mejoran aspectos de escuelas tras un año de estar solas

En algunas realizan obras de construcción, mientras que en otras están en evidente abandono

Local

Sube dos pesos el kilo de tortilla en Acámbaro

Debido al incremento en los servicios de agua, luz y gas, así como de la materia prima y mano de obra 

Local

Mejoran aspectos de escuelas tras un año de estar solas

En algunas realizan obras de construcción, mientras que en otras están en evidente abandono

Local

Sube dos pesos el kilo de tortilla en Acámbaro

Debido al incremento en los servicios de agua, luz y gas, así como de la materia prima y mano de obra 

Local

Es personaje central de las Batallas de Celaya: “El Niño Corneta”

Jesús Martínez vivió su actuación más importante durante las Batallas de Celaya, acaecidas en nuestra ciudad en 1915

Local

Pide alcaldesa a empresas contaminantes ser responsables

La Dirección de Medio Ambiente en días pasados reconoció que en los últimos días se ha registrado con mayor intensidad la emanación de los malos olores

Local

Llevarán a cabo evento de adopción de perros

La Asociación Conexión Animal A.C, el próximo 17 de abril en las instalaciones del Centro de Protección Animal

Local

Azota sequía extrema a 19 de 46 municipios

Todo el estado de Guanajuato sufre pérdidas de cultivos y pastos y enfrenta riesgos de más incendios forestales