/ sábado 6 de junio de 2020

Una celayense en el epicentro del Covid-19

Ha visto morir a sus compañeros, pero sigue porque “creo que yo debo retribuir al país y a mis maestros y al ISSSTE lo que un día me dieron”: Diana Valenzuela González

CELAYA,Gto. (OEM-Informex).- “Empezamos a tomar en serio la enfermedad cuando se empezaron a morir nuestros compañeros. A principios de mayo”.

“Si se mueren un montón (los pacientes), se van como agua entre las manos. Cada tres días, se mueren todos y llegan otros, todavía la cama no se enfría y ya llegan otros. Así justo está pasando en todos lados. Y eso que el Tacuba está tranquilo, hay otros peor”.


Así de cruda es la realidad que le ha tocado vivir a la celayense Diana Valenzuela González, médico especialista en Otorrrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello, quien lleva mes y medio ayudando a los médicos que luchan en el frente de batalla contra el coronavirus en el Hospital General del ISSSTE de Tacuba, en la Ciudad de México.

Ella tiene 36 años. Estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de Guanajuato, en León, en la generación 2002-2008. Trabaja en el ISSSTE desde hace 10 años, cuando se fue a hacer la residencia y luego ya se quedó a vivir allá.



Su área de adscripción es la consulta externa de Otorrinolaringología y en quirófano, pero como ha habido pocas consultas, como 15 en un mes, decidió ayudar donde hay más demanda. No tiene que hacer horas extras, es dentro de su mismo horario normal.

“En realidad no estoy (en el área Covid) pero como he visto que mis compañeros de urgencias han tenido mucho trabajo y se han enfermado, tomé la decisión de bajar a apoyar a estas áreas”. Lo hizo alrededor del 20 de abril.

“Les ayudo en cosas básicas, como si regresara uno al internando y volviera uno a ser médico general y perdiera uno su especialidad. A veces me toca entrar a las áreas Covid y ayudar, pero realmente estoy como apoyo, no como médico tratante”.

Les ayuda con lo administrativo, como hacer tomografías, toma de muestras, recabar estudios de laboratorio, contó en entrevista con El Sol del Bajío.

“Mi percepción sería la siguiente: inicialmente disminuyó la carga de pacientes por temor de infectarse con coronavirus, se canceló la consulta externa y se hicieron guardias mínimas. Es decir la gente de especialidad se esperaba sólo cuando se requería.


Los médicos estaban incrédulos al principio

“Conforme fue pasando el tiempo, empezaron a llegar los primeros pacientes, la mayoría de los médicos incrédulos de que una enfermedad que se presentó en China no esperábamos que llegara tan pronto a México. Principalmente eran hombres con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, con obesidad y sobrepeso.

“Gradualmente, hasta que se saturó por completo el servicio y se tuvieron que reconvertir por completo los hospitales, después del 20 abril. Ahorita donde yo trabajo es un hospital híbrido, es decir, que atiende pacientes Covid y no Covid.


Murieron un doctor y su hermano, en pocos días

Diana Valenzuela ha visto morir a varios de sus compañeros médicos. Por lo menos cuatro de los que ella conoce. En mayo los últimos tres.

“A mí me sorprendió mucho la muerte de un compañero, yo estuve trabajan do con él codo a codo. En un periodo de tres días empezó con ataque al estado general, palidez, sudoraciones, malestares por diarrea, distención abdominal, fiebre, dificultad respiratoria.

“Se llamaba Fernando Hernández, era especialista en medicina interna. Nos realizaron la prueba al mismo tiempo a él y a mí. Y a la semana él queda internado y lo intuban. Tenía 41 años, sin otras enfermedades”.

Falleció en dos semanas, como su hermano, quien estuvo en contacto con el doctor porque lo ayudó a cambiar unos muebles y se contagió. El hermano estuvo buscando hospital dentro de la Secretaría de Salud, tocó varias puertas de hospitales hasta que finalmente entró en uno y ahí falleció. Con días de diferencia, a lo mejor una semana, después de su hermano médico.

La doctora celayense contó otro caso.

“Cuando hoy vi que mis compañeros se enfermaron fue porque un compañero de urgencias intubó a un paciente y no tenía el equipo adecuado. Trabajaba en urgencias, era Cardiólogo. A él le preocupaba mucho la docencia.

“Este médico de urgencias pasa al área de Covid y fallece intubado a las dos semanas, ya después el otro médico del que dijo primero. Se llamaba Daniel Leglisse Cisneros. Falleció en abril.

“Los dos eran médicos que siempre daban todo por sus pacientes, que no daban un ‘no’ por respuesta, ambos eran gente muy comprometida.


“No sabemos cuándo va a parar ni cómo”

“Me sentí triste, porque ha sido personal muy valioso, porque son pérdidas irreparables. Consternada pensando si se pudieran haber evitado. Y preocupada porque es muy difícil imaginarse la magnitud a la que va a allegar este problema, o sea no sabemos cuándo va a parar ni cómo”, expresó la doctora Valenzuela González.

Pero lo mismo pasa con los pacientes Covid.

“Si se mueren un montón, se van como agua entre las manos. Cada tres días, se mueren todos y llegan otros, todavía la cama no se enfría y ya llegan otros. Así justo está pasando en todos lados.

“Y eso que el Tacuba está tranquilo, hay otros peor. En el del Ajusto está peor, dicen que se mueren en la puerta.


Hay discriminación entre el personal

Diana confesó que a pesar de la gravedad de la situación, hay discriminación desde el mismo personal de salud. Porque hay ignorancia de médicos, de enfermeras, médicos, afirma.

Contó un caso: Un paciente de una doctora operaron de acceso de cuello, ambos se contagiaron de Covid. Ella se fue y Diana se quedó con ese paciente, y luego ya no lo quería atender enfermería y lo subieron al piso de Covid cuando el paciente todavía no tenía pruebas, hasta 5 días después.

“Entonces de ese paciente se contagiaron otras enfermeras, regresaron a trabajar, se contagiaron de Covid y ya no las querían las mismas enfermera y las mandaron al área Covid”.

“A los médicos de urgencias que van a presentar estudios no los dejan pasar a otras áreas o al descanso médico con el argumento de que contagias a los otros están infectado. O sea si tú estás ayudando a atender pacientes Covid, te ven con discriminación”.

Ella es de las discriminadas. “De hecho me dicen que a qué voy a arriesgar mi vida, que no me lo van a agradecer”.

-¿Y por qué lo haces entonces?, se le preguntó

“Porque yo estudié mi carrera gracias a las becas de la Universidad de Guanajuato y a mis maestros y yo creo que yo debo retribuir al país y a mis maestros y al ISSSTE lo que un día me dieron. Y todos podemos poner de granito en granito lo que podamos para salir de esta crisis. Que solo trabajando en equipo vamos a superar esto.

“También es cierto que hay muchas negligencias escondidas tras el Covid, como que se le niega la atención a los pacientes, pero no es algo abierto. O sea hay médicos que no entran a revisarlos por miedo. Y eso no sólo es médico, sino también es enfermería”.

“Todos (médicos) se han inventado enfermedades y se han ido de incapacidad. La mitad del ISSSTE. Muchos médicos que han buscando cómo no cumplir con sus obligaciones. Sobre todo de especialistas que no tienen nada que ver con Covid”, revela respecto a su gremio.


Ella tuvo que comprar su material de protección

En la entrevista, abordó también otro problema que ha tenido el personal médico en todo el país: la falta de equipo adecuado para protegerse cuando atienden a los pacientes.

“Yo compré mi propia material para tender y gasté como 10 mil pesos. Sí tenemos el equipo adecuado pero no es de muy buena calidad, porque los cubrebocas se rompen porque es una marca pirata china”.

Por estas carencias, comentó que el personal del Hospital del ISSSTE de Tacuba en donde labora, hizo una manifestación el 21 de abril. Ella no participó porque el director si los está apoyando pero el gobierno federal no está apoyando al director.

“Ya nos daban pero después de la manifestación nos dieron más equipo. Y sigue así. Sólo se les da a esas áreas urgencias y medicina interna, con el argumento de que es un hospital híbrido”.


CELAYA,Gto. (OEM-Informex).- “Empezamos a tomar en serio la enfermedad cuando se empezaron a morir nuestros compañeros. A principios de mayo”.

“Si se mueren un montón (los pacientes), se van como agua entre las manos. Cada tres días, se mueren todos y llegan otros, todavía la cama no se enfría y ya llegan otros. Así justo está pasando en todos lados. Y eso que el Tacuba está tranquilo, hay otros peor”.


Así de cruda es la realidad que le ha tocado vivir a la celayense Diana Valenzuela González, médico especialista en Otorrrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello, quien lleva mes y medio ayudando a los médicos que luchan en el frente de batalla contra el coronavirus en el Hospital General del ISSSTE de Tacuba, en la Ciudad de México.

Ella tiene 36 años. Estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de Guanajuato, en León, en la generación 2002-2008. Trabaja en el ISSSTE desde hace 10 años, cuando se fue a hacer la residencia y luego ya se quedó a vivir allá.



Su área de adscripción es la consulta externa de Otorrinolaringología y en quirófano, pero como ha habido pocas consultas, como 15 en un mes, decidió ayudar donde hay más demanda. No tiene que hacer horas extras, es dentro de su mismo horario normal.

“En realidad no estoy (en el área Covid) pero como he visto que mis compañeros de urgencias han tenido mucho trabajo y se han enfermado, tomé la decisión de bajar a apoyar a estas áreas”. Lo hizo alrededor del 20 de abril.

“Les ayudo en cosas básicas, como si regresara uno al internando y volviera uno a ser médico general y perdiera uno su especialidad. A veces me toca entrar a las áreas Covid y ayudar, pero realmente estoy como apoyo, no como médico tratante”.

Les ayuda con lo administrativo, como hacer tomografías, toma de muestras, recabar estudios de laboratorio, contó en entrevista con El Sol del Bajío.

“Mi percepción sería la siguiente: inicialmente disminuyó la carga de pacientes por temor de infectarse con coronavirus, se canceló la consulta externa y se hicieron guardias mínimas. Es decir la gente de especialidad se esperaba sólo cuando se requería.


Los médicos estaban incrédulos al principio

“Conforme fue pasando el tiempo, empezaron a llegar los primeros pacientes, la mayoría de los médicos incrédulos de que una enfermedad que se presentó en China no esperábamos que llegara tan pronto a México. Principalmente eran hombres con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, con obesidad y sobrepeso.

“Gradualmente, hasta que se saturó por completo el servicio y se tuvieron que reconvertir por completo los hospitales, después del 20 abril. Ahorita donde yo trabajo es un hospital híbrido, es decir, que atiende pacientes Covid y no Covid.


Murieron un doctor y su hermano, en pocos días

Diana Valenzuela ha visto morir a varios de sus compañeros médicos. Por lo menos cuatro de los que ella conoce. En mayo los últimos tres.

“A mí me sorprendió mucho la muerte de un compañero, yo estuve trabajan do con él codo a codo. En un periodo de tres días empezó con ataque al estado general, palidez, sudoraciones, malestares por diarrea, distención abdominal, fiebre, dificultad respiratoria.

“Se llamaba Fernando Hernández, era especialista en medicina interna. Nos realizaron la prueba al mismo tiempo a él y a mí. Y a la semana él queda internado y lo intuban. Tenía 41 años, sin otras enfermedades”.

Falleció en dos semanas, como su hermano, quien estuvo en contacto con el doctor porque lo ayudó a cambiar unos muebles y se contagió. El hermano estuvo buscando hospital dentro de la Secretaría de Salud, tocó varias puertas de hospitales hasta que finalmente entró en uno y ahí falleció. Con días de diferencia, a lo mejor una semana, después de su hermano médico.

La doctora celayense contó otro caso.

“Cuando hoy vi que mis compañeros se enfermaron fue porque un compañero de urgencias intubó a un paciente y no tenía el equipo adecuado. Trabajaba en urgencias, era Cardiólogo. A él le preocupaba mucho la docencia.

“Este médico de urgencias pasa al área de Covid y fallece intubado a las dos semanas, ya después el otro médico del que dijo primero. Se llamaba Daniel Leglisse Cisneros. Falleció en abril.

“Los dos eran médicos que siempre daban todo por sus pacientes, que no daban un ‘no’ por respuesta, ambos eran gente muy comprometida.


“No sabemos cuándo va a parar ni cómo”

“Me sentí triste, porque ha sido personal muy valioso, porque son pérdidas irreparables. Consternada pensando si se pudieran haber evitado. Y preocupada porque es muy difícil imaginarse la magnitud a la que va a allegar este problema, o sea no sabemos cuándo va a parar ni cómo”, expresó la doctora Valenzuela González.

Pero lo mismo pasa con los pacientes Covid.

“Si se mueren un montón, se van como agua entre las manos. Cada tres días, se mueren todos y llegan otros, todavía la cama no se enfría y ya llegan otros. Así justo está pasando en todos lados.

“Y eso que el Tacuba está tranquilo, hay otros peor. En el del Ajusto está peor, dicen que se mueren en la puerta.


Hay discriminación entre el personal

Diana confesó que a pesar de la gravedad de la situación, hay discriminación desde el mismo personal de salud. Porque hay ignorancia de médicos, de enfermeras, médicos, afirma.

Contó un caso: Un paciente de una doctora operaron de acceso de cuello, ambos se contagiaron de Covid. Ella se fue y Diana se quedó con ese paciente, y luego ya no lo quería atender enfermería y lo subieron al piso de Covid cuando el paciente todavía no tenía pruebas, hasta 5 días después.

“Entonces de ese paciente se contagiaron otras enfermeras, regresaron a trabajar, se contagiaron de Covid y ya no las querían las mismas enfermera y las mandaron al área Covid”.

“A los médicos de urgencias que van a presentar estudios no los dejan pasar a otras áreas o al descanso médico con el argumento de que contagias a los otros están infectado. O sea si tú estás ayudando a atender pacientes Covid, te ven con discriminación”.

Ella es de las discriminadas. “De hecho me dicen que a qué voy a arriesgar mi vida, que no me lo van a agradecer”.

-¿Y por qué lo haces entonces?, se le preguntó

“Porque yo estudié mi carrera gracias a las becas de la Universidad de Guanajuato y a mis maestros y yo creo que yo debo retribuir al país y a mis maestros y al ISSSTE lo que un día me dieron. Y todos podemos poner de granito en granito lo que podamos para salir de esta crisis. Que solo trabajando en equipo vamos a superar esto.

“También es cierto que hay muchas negligencias escondidas tras el Covid, como que se le niega la atención a los pacientes, pero no es algo abierto. O sea hay médicos que no entran a revisarlos por miedo. Y eso no sólo es médico, sino también es enfermería”.

“Todos (médicos) se han inventado enfermedades y se han ido de incapacidad. La mitad del ISSSTE. Muchos médicos que han buscando cómo no cumplir con sus obligaciones. Sobre todo de especialistas que no tienen nada que ver con Covid”, revela respecto a su gremio.


Ella tuvo que comprar su material de protección

En la entrevista, abordó también otro problema que ha tenido el personal médico en todo el país: la falta de equipo adecuado para protegerse cuando atienden a los pacientes.

“Yo compré mi propia material para tender y gasté como 10 mil pesos. Sí tenemos el equipo adecuado pero no es de muy buena calidad, porque los cubrebocas se rompen porque es una marca pirata china”.

Por estas carencias, comentó que el personal del Hospital del ISSSTE de Tacuba en donde labora, hizo una manifestación el 21 de abril. Ella no participó porque el director si los está apoyando pero el gobierno federal no está apoyando al director.

“Ya nos daban pero después de la manifestación nos dieron más equipo. Y sigue así. Sólo se les da a esas áreas urgencias y medicina interna, con el argumento de que es un hospital híbrido”.


Local

[Transmisión] Pequeños con comorbilidades se vacunan contra la Covid-19 en Acámbaro

El Hospital General empezó a recibir a pacientes con comorbilidades de alto riesgo para que fueran vacunados con el biológico Pfizer

Local

Celebran los 70 años de la coronación pontificia de nuestra señora del Carmen

A muy temprana hora después de salir de la santa misa la imagen titular de la virgen del Carmen inicio con el recorrido por algunas calles del centro de la ciudad recordando aquel año donde fue coronada pontifhttps://cue.oem.cue.cloud/cue-web/#main?name=Se+incendia+un+veh%C3%ADculo+en+el+centro+de+Ac%C3%A1mbaro&uri=https%3A%2F%2Fcue.oem.cue.cloud%2Fwebservice%2Fescenic%2Fcontent%2F7532226&mimetype=x-ece%2Fstoryicia

Local

Planea Guanajuato pactar coinversión con IP

El funcionario estatal manifestó que la disminución de recursos a Guanajuato tendrá un impacto negativo en el sector económico

Local

Artistas de la comunidad “Hidra” elaboraron un mural denominado “Silencio”

Se continuará haciendo honor a la inclusión a través del ámbito artístico en las instalaciones de INCLUDIS

Local

Apoyará Kansas City Southern de México el proyecto del Centro de Distribución de Granos en Celaya

En el caso del CDV en Comonfort, la empresa Suministros Industriales Potosinos (SIPSA) adquiere los terrenos en el municipio celayense

Local

Celebran los 70 años de la coronación pontificia de nuestra señora del Carmen

A muy temprana hora después de salir de la santa misa la imagen titular de la virgen del Carmen inicio con el recorrido por algunas calles del centro de la ciudad recordando aquel año donde fue coronada pontifhttps://cue.oem.cue.cloud/cue-web/#main?name=Se+incendia+un+veh%C3%ADculo+en+el+centro+de+Ac%C3%A1mbaro&uri=https%3A%2F%2Fcue.oem.cue.cloud%2Fwebservice%2Fescenic%2Fcontent%2F7532226&mimetype=x-ece%2Fstoryicia

Local

Planea Guanajuato pactar coinversión con IP

El funcionario estatal manifestó que la disminución de recursos a Guanajuato tendrá un impacto negativo en el sector económico

Literatura

Muñoz Ledo presenta “El poder y la república” en la FIL

La obra en su conjunto tensa el diálogo contra la autoproclamada Cuarta Transformación, apuntó Tonatiuh Bravo al presentar el libro