/ sábado 11 de diciembre de 2021

Uno de los barrios más antiguos en Celaya

En el barrio de la Resurrección se venera a Jesús Resucitado. Su templo fue devastado por la inundación de 1912 y fue rescatado con el apoyo de los vecinos

CELAYA, Gto. (OEM-Informex).- El Barrio del Señor de la Resurrección, que en el siglo XVII se construyó una capilla para atender las necesidades de los indios, se fue convirtiendo en un importante centro de comercio a partir de la construcción del Mercado de Abastos “Benito Juárez” y de la Central Camionera “Francisco Eduardo Tresguerras”; pero actualmente sigue siendo uno de los puntos de desarrollo económico más sobresalientes del municipio, en donde se concentra la mayoría de los comerciantes ambulantes, fijos y semifijos.

Es uno de los barrios más antiguos de Celaya. Ya en el siglo XVII se había construido una capilla para atender las necesidades de los indios, principalmente de los purépechas, que después se fueron mezclando con otros grupos étnicos. En este barrio se venera a Jesús Resucitado. Su templo fue devastado por la inundación de 1912 y fue rescatado con el apoyo de los vecinos.


⬇️Da clic aquí⬇️

Desde sus orígenes, algunas actividades artesanales de mayor importancia fue la elaboración de dulces tradicionales con fruta de temporada y las figuras de yeso para nacimiento. Sin embargo, en las últimas décadas se ha diversificado su actividad comercial, primero por el Mercado de Abastos y después por la Comercial Mexicana en una plaza que nunca tuvo un gran apogeo. Después, con la construcción del Mercado El Dorado, y la creación del pasaje o Plaza del Quinto Sol, que en un principio no fue redituable, pero con el paso de los años es paso obligatorio de muchos celayenses de comunidades que llegan a la Central Camionera para dirigirse al centro u a otros puntos de la ciudad.

Mapas modernos indican que la Central Camionera y el Mercado de Abastos se encuentran en la colonia El Vergel; sin embargo, vecinos de calle antiguas aseguran que dichos centros comerciales pertenecieron por mucho tiempo al Barrio de la Resurrección; pero al margen de ello, la zona ha sido el centro comercial más importante de Celaya, en donde los lunes llegan para abastecerse más de 15 mil personas, y a lo largo de la semana un promedio de 5 mil personas al día, según encargados del Mercado de Abastos.



La Plaza del Quinto Sol no tuvo un buen inicio, pero poco a poco se fue llenando de de negocios. | Foto: Alfonso Berber | El Sol del Bajío



A pesar que Celaya expandió su desarrollo comercial con una amplia gama de centros de autoservicio con estacionamiento, el Barrio de la Resurrección es actualmente un pulmón de actividad económica, no sólo por el Tianguis de los Lunes y el de los Domingos, sino por el comercio en pequeño, tanto establecido como ambulante, que todos los días saturan las calles, como es Antonio Plaza y Jaime Nunó.

Aunque el corazón de un barrio es su fiesta religiosa popular, el templo del Barrio de la Resurrección también se involucró, dentro de sus límites eclesiásticos, en un movimiento social, como fue el dar consuelo por medio de las homilías para los familiares de los afectados y difuntos del llamado Domingo Negro, incluso en el lugar de las explosiones, aunque en los últimos años se dejó de hacer la ceremonia religiosa.


Las calles del Barrio de la Resurrección están llenas de comercio, en donde todo el día fluye un río de gente y autos. | Foto: Alfonso Berber | El Sol del Bajío


Otro centro importante, es el edificio de la Confederación Nacional Campesina (CNC), que se construyó en 1959 como centro comercial, pero no se concretó el proyecto, y se utilizó por los primeros dos años como Casa Agraria. Después, y a petición del gobierno municipal, se prestaron las instalaciones a la Cruz Roja, hasta que tres años más tarde, cuando ya contaban con su edificio, se retiraron los socorristas y el edificio siguió en manos de los ejidatarios, explicó Alfonso Granados Gámez, actual presidente del Comité Regional Campesina de la CNC.

DATOS DUROS

El Barrio de la Resurrección operan cerca de mil 100 establecimientos, que en conjunto emplean alrededor de 123, y la mayoría de estos establecimientos se dedican a comercio minorista. El barrio abarca un área cercana a 51 hectáreas. Al norte colinda con el boulevard Adolfo López Mateos; al sur, la avenida Constituyentes; al poniente, calle Allende; y al oriente, 12 de Abril o las vías, aunque en mapas recientes la demarcación es hasta Antonio Plaza; y de dicha avenida a las vías la clasifican como colonia El Vergel. .



Viven alrededor de 5,330 personas en 1,380 hogares, siendo una de las colonias más pobladas de Celaya, incluso de Guanajuato. Se contabilizan 1,035 habitantes por km2, con una edad promedio de 33 años y una escolaridad promedio de 9 años cursados.

De las 6,000 personas que habitan en el Barrio de la Resurrección, 2,000 son menores de 14 años y 2,000 tienen entre 15 y 29 años de edad. Cuando se analizan los rangos etarios más altos, se contabilizan 2,000 personas con edades de entre 30 y 59 años, y 790 individuos de más de 60 años.


Por muchos años, en el barrio se trabajó la cera como una expresión artística. | Foto: Alfonso Berber | El Sol del Bajío


ECONOMÍA

Según estimaciones de MarketDataMéxico, el Barrio de la Resurrección tiene un output económico estimado anual en mil 600 millones pesos, de los cuales 290 millones corresponde a ingresos generados por los hogares y unos 1,300 millones a ingresos de los 1,100 establecimientos que allí operan.

Adicionalmente, se estima que en la colonia laboran 4 mil personas, lo que eleva el total de residentes y trabajadores a 9 mil, ya que muchos de ellos sólo son trabajadores.

Se registran unos 1,100 establecimientos comerciales en operación. Entre las principales empresas (tanto públicas como privadas) con presencia en el barrio, se encuentra Farmacias El Fénix del Pacífico SA de CV, que junto a otras dos organizaciones emplean unas 123 personas, equivalente al 78% del total de los empleos en la colonia.

HISTORIAS

Graciela Castañeda Martínez y Rosario González Martínez nacieron en el Barrio de la Resurrección, hace 68 y 76 años, respectivamente, y desde pequeñas ya eran amigas que iban detrás de sus padres y abuelos vendiendo artesanías, dulces y rebozos a toda la gente que iba pasando.

“Yo nací en esta casa, a pocos metros del templo, frente a lo que hoy es la Casa Agraria, y aunque los muros están viejos, todavía se mantienen de pie, gracias a que fueron hechos por la misma familia”, dijo doña Chelita, como la conoce la gente.

Rodeada de imágenes religiosas, pájaros y ropa de su vendimia, extendió su mano derecha para señalar que allá, desde la vía, hasta de aquél otro lado, la calle Allende, es el Barrio de la Resurrección.

Con notable nostalgia en sus ojos, doña Chelita dijo que ha sido muy feliz el vivir en el corazón de Celaya, en donde tuvo seis hijos, de los cuales le viven dos. “En esta su pobre casa vivo con mi yerno, mi hija y mi hijo, dedicados todos al comercio”.

Por su parte, la señora Rosario González comentó que tuvo 7 hijos, le viven 6, y aseguró que a pesar que el barrio está hecho de comercios y comercios, también está hecho de fé, de oraciones, de plegarias, de su templo y de la fiesta que es el último día de la Semana Santa, el domingo de Resurrección.

CELAYA, Gto. (OEM-Informex).- El Barrio del Señor de la Resurrección, que en el siglo XVII se construyó una capilla para atender las necesidades de los indios, se fue convirtiendo en un importante centro de comercio a partir de la construcción del Mercado de Abastos “Benito Juárez” y de la Central Camionera “Francisco Eduardo Tresguerras”; pero actualmente sigue siendo uno de los puntos de desarrollo económico más sobresalientes del municipio, en donde se concentra la mayoría de los comerciantes ambulantes, fijos y semifijos.

Es uno de los barrios más antiguos de Celaya. Ya en el siglo XVII se había construido una capilla para atender las necesidades de los indios, principalmente de los purépechas, que después se fueron mezclando con otros grupos étnicos. En este barrio se venera a Jesús Resucitado. Su templo fue devastado por la inundación de 1912 y fue rescatado con el apoyo de los vecinos.


⬇️Da clic aquí⬇️

Desde sus orígenes, algunas actividades artesanales de mayor importancia fue la elaboración de dulces tradicionales con fruta de temporada y las figuras de yeso para nacimiento. Sin embargo, en las últimas décadas se ha diversificado su actividad comercial, primero por el Mercado de Abastos y después por la Comercial Mexicana en una plaza que nunca tuvo un gran apogeo. Después, con la construcción del Mercado El Dorado, y la creación del pasaje o Plaza del Quinto Sol, que en un principio no fue redituable, pero con el paso de los años es paso obligatorio de muchos celayenses de comunidades que llegan a la Central Camionera para dirigirse al centro u a otros puntos de la ciudad.

Mapas modernos indican que la Central Camionera y el Mercado de Abastos se encuentran en la colonia El Vergel; sin embargo, vecinos de calle antiguas aseguran que dichos centros comerciales pertenecieron por mucho tiempo al Barrio de la Resurrección; pero al margen de ello, la zona ha sido el centro comercial más importante de Celaya, en donde los lunes llegan para abastecerse más de 15 mil personas, y a lo largo de la semana un promedio de 5 mil personas al día, según encargados del Mercado de Abastos.



La Plaza del Quinto Sol no tuvo un buen inicio, pero poco a poco se fue llenando de de negocios. | Foto: Alfonso Berber | El Sol del Bajío



A pesar que Celaya expandió su desarrollo comercial con una amplia gama de centros de autoservicio con estacionamiento, el Barrio de la Resurrección es actualmente un pulmón de actividad económica, no sólo por el Tianguis de los Lunes y el de los Domingos, sino por el comercio en pequeño, tanto establecido como ambulante, que todos los días saturan las calles, como es Antonio Plaza y Jaime Nunó.

Aunque el corazón de un barrio es su fiesta religiosa popular, el templo del Barrio de la Resurrección también se involucró, dentro de sus límites eclesiásticos, en un movimiento social, como fue el dar consuelo por medio de las homilías para los familiares de los afectados y difuntos del llamado Domingo Negro, incluso en el lugar de las explosiones, aunque en los últimos años se dejó de hacer la ceremonia religiosa.


Las calles del Barrio de la Resurrección están llenas de comercio, en donde todo el día fluye un río de gente y autos. | Foto: Alfonso Berber | El Sol del Bajío


Otro centro importante, es el edificio de la Confederación Nacional Campesina (CNC), que se construyó en 1959 como centro comercial, pero no se concretó el proyecto, y se utilizó por los primeros dos años como Casa Agraria. Después, y a petición del gobierno municipal, se prestaron las instalaciones a la Cruz Roja, hasta que tres años más tarde, cuando ya contaban con su edificio, se retiraron los socorristas y el edificio siguió en manos de los ejidatarios, explicó Alfonso Granados Gámez, actual presidente del Comité Regional Campesina de la CNC.

DATOS DUROS

El Barrio de la Resurrección operan cerca de mil 100 establecimientos, que en conjunto emplean alrededor de 123, y la mayoría de estos establecimientos se dedican a comercio minorista. El barrio abarca un área cercana a 51 hectáreas. Al norte colinda con el boulevard Adolfo López Mateos; al sur, la avenida Constituyentes; al poniente, calle Allende; y al oriente, 12 de Abril o las vías, aunque en mapas recientes la demarcación es hasta Antonio Plaza; y de dicha avenida a las vías la clasifican como colonia El Vergel. .



Viven alrededor de 5,330 personas en 1,380 hogares, siendo una de las colonias más pobladas de Celaya, incluso de Guanajuato. Se contabilizan 1,035 habitantes por km2, con una edad promedio de 33 años y una escolaridad promedio de 9 años cursados.

De las 6,000 personas que habitan en el Barrio de la Resurrección, 2,000 son menores de 14 años y 2,000 tienen entre 15 y 29 años de edad. Cuando se analizan los rangos etarios más altos, se contabilizan 2,000 personas con edades de entre 30 y 59 años, y 790 individuos de más de 60 años.


Por muchos años, en el barrio se trabajó la cera como una expresión artística. | Foto: Alfonso Berber | El Sol del Bajío


ECONOMÍA

Según estimaciones de MarketDataMéxico, el Barrio de la Resurrección tiene un output económico estimado anual en mil 600 millones pesos, de los cuales 290 millones corresponde a ingresos generados por los hogares y unos 1,300 millones a ingresos de los 1,100 establecimientos que allí operan.

Adicionalmente, se estima que en la colonia laboran 4 mil personas, lo que eleva el total de residentes y trabajadores a 9 mil, ya que muchos de ellos sólo son trabajadores.

Se registran unos 1,100 establecimientos comerciales en operación. Entre las principales empresas (tanto públicas como privadas) con presencia en el barrio, se encuentra Farmacias El Fénix del Pacífico SA de CV, que junto a otras dos organizaciones emplean unas 123 personas, equivalente al 78% del total de los empleos en la colonia.

HISTORIAS

Graciela Castañeda Martínez y Rosario González Martínez nacieron en el Barrio de la Resurrección, hace 68 y 76 años, respectivamente, y desde pequeñas ya eran amigas que iban detrás de sus padres y abuelos vendiendo artesanías, dulces y rebozos a toda la gente que iba pasando.

“Yo nací en esta casa, a pocos metros del templo, frente a lo que hoy es la Casa Agraria, y aunque los muros están viejos, todavía se mantienen de pie, gracias a que fueron hechos por la misma familia”, dijo doña Chelita, como la conoce la gente.

Rodeada de imágenes religiosas, pájaros y ropa de su vendimia, extendió su mano derecha para señalar que allá, desde la vía, hasta de aquél otro lado, la calle Allende, es el Barrio de la Resurrección.

Con notable nostalgia en sus ojos, doña Chelita dijo que ha sido muy feliz el vivir en el corazón de Celaya, en donde tuvo seis hijos, de los cuales le viven dos. “En esta su pobre casa vivo con mi yerno, mi hija y mi hijo, dedicados todos al comercio”.

Por su parte, la señora Rosario González comentó que tuvo 7 hijos, le viven 6, y aseguró que a pesar que el barrio está hecho de comercios y comercios, también está hecho de fé, de oraciones, de plegarias, de su templo y de la fiesta que es el último día de la Semana Santa, el domingo de Resurrección.

Policiaca

Incendio de tiendas de conveniencia y vehículos atemorizan a irapuatenses [Video]

Fue necesario que rescatistas llegarán a las tiendas de conveniencia con extintores y la ciudadanía con temor comenzó a retirarse rumbo a sus viviendas

Local

Libia Dennise no descarta la candidatura a la gubernatura en 2024

“¿A quién no le gustaría gobernar a este maravilloso estado?”, dijo durante su visita a Irapuato

Policiaca

Incendio de tiendas de conveniencia y vehículos atemorizan a irapuatenses [Video]

Fue necesario que rescatistas llegarán a las tiendas de conveniencia con extintores y la ciudadanía con temor comenzó a retirarse rumbo a sus viviendas

Sociedad

Ruinas de una mina: exminero explica por qué se inundó el pozo del carbón El Pinabete

Hace más de treinta años este complejo minero dio trabajo a casi mil personas

Política

EU apoyará al gobierno de Colima para recuperar la seguridad: Ken Salazar

El embajador de Estados Unidos en México ofreció el respaldo del gobierno norteamericano para ayudar a la entidad

Sociedad

Detienen a líder de policías comunitarias en Guerrero

Fuentes oficiales confirmaron que el detenido había sido trasladado al Centro de Readaptación Social del municipio de Tlapa de Comonfort