/ lunes 6 de julio de 2020

Se retrasa repatriación de 500 paisanos muertos por Covid-19

La visita de AMLO a EU retrasará la repatriación en un avión militar de las cenizas de más de 700 connacionales de Nueva York

Ochenta días después de perder la vida en Brooklyn, Nueva York, a causa del Covid 19, y a más de 30 años de haber partido de su tierra en busca del sueño americano, Arnulfo Huerta Trinidad regresará a Atlixco. Será en un avión y hecho cenizas.

Casi tres meses es lo que se ha alargado el duelo de cientos de poblanos que perdieron a un familiar en Estados Unidos a causa del coronavirus, pues es la fecha en que no pueden recibir las cenizas de sus seres queridos para darles el último adiós, primero por las restricciones debido la pandemia, y ahora por la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos, lo cual habría retrasado el plan del gobierno mexicano para repatriar los restos de más de 700 restos de migrantes indocumentados.

El jueves pasado concluyó el plazo para entregar las urnas con las cenizas de mexicanos al consulado en Nueva York, donde estarán debidamente identificados hasta que un avión de la Fuerza Aérea Mexicana los recoja y traslade a nuestro país paraer entregados a sus familiares.

Fuentes de la Secretaría de la Defensa Nacional indicaron a El Sol de México que ya se enviaron a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) las solicitudes de permisos correspondientes para que se transmitan al gobierno de Estados Unidos y se permita el ingreso al país del avión militar que recogerá las urnas.

Sin embargo, la cancillería aseguró que todavía no hay una fecha confirmada para que el avión vuele a Estados Unidos, pues “hay otros asuntos que están corriendo” en la relación con el vecino país.

DE ATLIXCO A “PUEBLAYORK”

Inconsolable, la madre de Arnulfo Huerta pidió a los hermanos del migrante atlixquence realizar los trámites correspondientes ante el consulado mexicano para tenerlo de regreso. “No sabemos si viajaremos hasta la Ciudad de México, a la capital poblana o incluso hay versiones de la entrega a domicilio para cerrar todo el proceso”, dice uno de sus familiares.

Willy -como era conocido-, de 55 años de edad, murió el 19 de abril pasado en el hospital Bellevue de Manhattan a causa del Covid-19. Vivía con familiares cercanos, quienes describieron así a su tío desde el otro lado de la frontera: “nos dejas un vacío inmenso imposible de llenar. Te vamos a extrañar demasiado. No hay palabras para describir el dolor. Eras una persona alegre y siempre ayudabas a todos, reías sin importar la circunstancia”.

Arnulfo tuvo dos oficios en Nueva York: primero estuvo el ramo de la construcción, pero el mayor tiempo se ocupó como chef en distintos restaurantes donde la mayoría de trabajadores eran poblanos.

Nueva York es conocido entre los migrantes como “PueblaYork” por el gran número de oriundos de esa tierra en la Gran Manzana. De acuerdo con cifras oficiales, Atlixco es el municipio poblano con el mayor número de migrantes muertos por coronavirus en los Estados Unidos. La mayoría de ellos ilegales y con residencia en esa ciudad y New Jersey.

Tras el fallecimiento de Arnulfo, el impacto resultó doble: “es algo aún inexplicable, no puedo creer sucediera rápido. Un día antes de la muerte hablamos y dijiste estabas bien y con ánimos para salir adelante, y de repente por la tarde llegó la fatal noticia de las complicaciones.

El corazón dejó de responder. No debes preocuparte por nada, tío, fuiste el mejor”. Según la Secretaría de Relaciones Exteriores, mil 407 mexicanos han muerto en ese país a causa del coronavirus. De estos, 719 fallecieron en Nueva York.

Adolfo Huerta era oriundo de Atlixco / Foto: El Sol de Puebla

LLEGARÁN EN DOS VUELOS

De acuerdo con la Fundación Pies Secos, la repatriación de cenizas de mexicanos será en dos etapas. En la primera 500 urnas con cenizas de connacionales de Puebla, Oaxaca, Guerrero y el Estado de México, principalmente, serán trasladados en un vuelo de Nueva York a la Ciudad de México, y las restantes se trasladarán en un segundo viaje.

Los mil 800 dólares para cubrir los gastos funerarios corren por parte del gobierno mexicano, de acuerdo con Jorge Islas, cónsul general de México en Nueva York. Debido a la gran demanda en el consulado para registrar restos de migrantes, el plazo se extendió hasta el pasado jueves 2 de julio. Ahora sólo habrá que esperar la fecha final para el vuelo que los traerá de vuelta.

La SRE, encabezada por Marcelo Ebrard, aseguró desconocer qué tipo de aeronave será la que acuda a recoger las cenizas de los connacionales, aunque en marzo pasado, ya el avión Gulfstream G550 viajó a Perú para rescatar a una connacional contagiada por el virus, cuyo esposo murió en Cusco y cuyos restos también fueron repatriados.

La cancillería aseguró que, en su momento, dará los pormenores de la estrategia para repatriar los restos de los connacionales, pues aseguró que “hasta el momento no hay nada confirmado”.

VISITA E INCERTIDUMBRE

Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitará Washington para reunirse con su homólogo estadounidense, Donald Trump, en el que será su primer viaje al extranjero desde que asumió la presidencia de México, el 1 de diciembre de 2018.

Aunque el objetivo de la visita del mandatario mexicano, según ha dicho, es la puesta en marcha del Tratado Comercial entre los dos países y Canadá, el TMEC, no se descarta que López Obrador trate la repatriación de los connacionales con su homólogo Donald Trump.

Mientras tanto, Margarita Mejía, quien desde el pasado 10 de abril perdió a su hermano Lorenzo a causa del virus, cuenta que fue notificada diez días después de la muerte, ya que Lorenzo no tenía hijos ni esposa que dieran aviso a la familia. Murió solo a miles de kilómetros de su casa.

Al dolor de perder a su familiar de forma tan repentina, lamenta, se suma la angustia de no saber si podrán traerlo para su sepultura y la incertidumbre de que los restos que lleguen realmente pertenezcan a Lorenzo.

En tanto, la familia de Arnulfo Huerta se prepara para el arribo del vuelo de los muertos. Por el momento no saben dónde quedarán sus cenizas. Quizá en casa de su madre o en un mausoleo. La única certeza es una: descansará en paz en su tierra por el resto de la vida: Atlixco.


Con información de Roxana González y El Sol de Puebla



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Ochenta días después de perder la vida en Brooklyn, Nueva York, a causa del Covid 19, y a más de 30 años de haber partido de su tierra en busca del sueño americano, Arnulfo Huerta Trinidad regresará a Atlixco. Será en un avión y hecho cenizas.

Casi tres meses es lo que se ha alargado el duelo de cientos de poblanos que perdieron a un familiar en Estados Unidos a causa del coronavirus, pues es la fecha en que no pueden recibir las cenizas de sus seres queridos para darles el último adiós, primero por las restricciones debido la pandemia, y ahora por la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos, lo cual habría retrasado el plan del gobierno mexicano para repatriar los restos de más de 700 restos de migrantes indocumentados.

El jueves pasado concluyó el plazo para entregar las urnas con las cenizas de mexicanos al consulado en Nueva York, donde estarán debidamente identificados hasta que un avión de la Fuerza Aérea Mexicana los recoja y traslade a nuestro país paraer entregados a sus familiares.

Fuentes de la Secretaría de la Defensa Nacional indicaron a El Sol de México que ya se enviaron a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) las solicitudes de permisos correspondientes para que se transmitan al gobierno de Estados Unidos y se permita el ingreso al país del avión militar que recogerá las urnas.

Sin embargo, la cancillería aseguró que todavía no hay una fecha confirmada para que el avión vuele a Estados Unidos, pues “hay otros asuntos que están corriendo” en la relación con el vecino país.

DE ATLIXCO A “PUEBLAYORK”

Inconsolable, la madre de Arnulfo Huerta pidió a los hermanos del migrante atlixquence realizar los trámites correspondientes ante el consulado mexicano para tenerlo de regreso. “No sabemos si viajaremos hasta la Ciudad de México, a la capital poblana o incluso hay versiones de la entrega a domicilio para cerrar todo el proceso”, dice uno de sus familiares.

Willy -como era conocido-, de 55 años de edad, murió el 19 de abril pasado en el hospital Bellevue de Manhattan a causa del Covid-19. Vivía con familiares cercanos, quienes describieron así a su tío desde el otro lado de la frontera: “nos dejas un vacío inmenso imposible de llenar. Te vamos a extrañar demasiado. No hay palabras para describir el dolor. Eras una persona alegre y siempre ayudabas a todos, reías sin importar la circunstancia”.

Arnulfo tuvo dos oficios en Nueva York: primero estuvo el ramo de la construcción, pero el mayor tiempo se ocupó como chef en distintos restaurantes donde la mayoría de trabajadores eran poblanos.

Nueva York es conocido entre los migrantes como “PueblaYork” por el gran número de oriundos de esa tierra en la Gran Manzana. De acuerdo con cifras oficiales, Atlixco es el municipio poblano con el mayor número de migrantes muertos por coronavirus en los Estados Unidos. La mayoría de ellos ilegales y con residencia en esa ciudad y New Jersey.

Tras el fallecimiento de Arnulfo, el impacto resultó doble: “es algo aún inexplicable, no puedo creer sucediera rápido. Un día antes de la muerte hablamos y dijiste estabas bien y con ánimos para salir adelante, y de repente por la tarde llegó la fatal noticia de las complicaciones.

El corazón dejó de responder. No debes preocuparte por nada, tío, fuiste el mejor”. Según la Secretaría de Relaciones Exteriores, mil 407 mexicanos han muerto en ese país a causa del coronavirus. De estos, 719 fallecieron en Nueva York.

Adolfo Huerta era oriundo de Atlixco / Foto: El Sol de Puebla

LLEGARÁN EN DOS VUELOS

De acuerdo con la Fundación Pies Secos, la repatriación de cenizas de mexicanos será en dos etapas. En la primera 500 urnas con cenizas de connacionales de Puebla, Oaxaca, Guerrero y el Estado de México, principalmente, serán trasladados en un vuelo de Nueva York a la Ciudad de México, y las restantes se trasladarán en un segundo viaje.

Los mil 800 dólares para cubrir los gastos funerarios corren por parte del gobierno mexicano, de acuerdo con Jorge Islas, cónsul general de México en Nueva York. Debido a la gran demanda en el consulado para registrar restos de migrantes, el plazo se extendió hasta el pasado jueves 2 de julio. Ahora sólo habrá que esperar la fecha final para el vuelo que los traerá de vuelta.

La SRE, encabezada por Marcelo Ebrard, aseguró desconocer qué tipo de aeronave será la que acuda a recoger las cenizas de los connacionales, aunque en marzo pasado, ya el avión Gulfstream G550 viajó a Perú para rescatar a una connacional contagiada por el virus, cuyo esposo murió en Cusco y cuyos restos también fueron repatriados.

La cancillería aseguró que, en su momento, dará los pormenores de la estrategia para repatriar los restos de los connacionales, pues aseguró que “hasta el momento no hay nada confirmado”.

VISITA E INCERTIDUMBRE

Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitará Washington para reunirse con su homólogo estadounidense, Donald Trump, en el que será su primer viaje al extranjero desde que asumió la presidencia de México, el 1 de diciembre de 2018.

Aunque el objetivo de la visita del mandatario mexicano, según ha dicho, es la puesta en marcha del Tratado Comercial entre los dos países y Canadá, el TMEC, no se descarta que López Obrador trate la repatriación de los connacionales con su homólogo Donald Trump.

Mientras tanto, Margarita Mejía, quien desde el pasado 10 de abril perdió a su hermano Lorenzo a causa del virus, cuenta que fue notificada diez días después de la muerte, ya que Lorenzo no tenía hijos ni esposa que dieran aviso a la familia. Murió solo a miles de kilómetros de su casa.

Al dolor de perder a su familiar de forma tan repentina, lamenta, se suma la angustia de no saber si podrán traerlo para su sepultura y la incertidumbre de que los restos que lleguen realmente pertenezcan a Lorenzo.

En tanto, la familia de Arnulfo Huerta se prepara para el arribo del vuelo de los muertos. Por el momento no saben dónde quedarán sus cenizas. Quizá en casa de su madre o en un mausoleo. La única certeza es una: descansará en paz en su tierra por el resto de la vida: Atlixco.


Con información de Roxana González y El Sol de Puebla



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Policiaca

Matan a joven al interior de taller de motos en El Rejalgar

El hecho fue registrado sobre la avenida México en la calle Félix María Zuloaga

Policiaca

Buscan fosas de personas desaparecidas en Salvatierra

Los trabajos de búsqueda comenzaron desde la tarde del martes 20 de octubre

Policiaca

Repuntan homicidios durante septiembre en Guanajuato

Alfonso Durazo comparó el número de homicidios dolosos ocurridos durante los 78 días posteriores a la captura de El Marro

Finanzas

Disruptores | Esta plataforma promete regresar el control a restaurantes

Justo es un ecosistema en internet que otorga a los restauranteros control total del contacto con sus clientes para que no les pierdan la pista

Doble Vía

Con música y títeres, promueven la prevención contra Covid

Los artistas se suben a los autobuses con canciones inventadas o con la letra modificada para invitar a mantener el distanciamiento

Finanzas

Aumenta 9.2% reclamo por fraude electrónico

Las compras por comercio electrónico aumentaron 30% en el primer semestre, lo que detonó los delitos

Mundo

Último debate rumbo a la Casa Blanca: Estos son los temas claves

Covid-19, cambio climático y seguridad nacional, entre otras posturas, definirán los perfiles de Donald Trump y Joe Biden en el último cara a cara

Finanzas

México adelantará 7 mil mdp este año para vacuna: Arturo Herrera

Lo más importante para la economía es mantener la pandemia controlada, dijo el secretario de Hacienda

Sociedad

Función Pública inhabilita a Pisa y Dimesa por falsear información

El presidente López Obrador las ha acusado por prácticas monopólicas y generar desabasto