/ lunes 24 de agosto de 2020

Aceleran revolución agrícola en el desierto

Con granjas controladas por computadora, Dubái busca reducir su dependencia alimentaria de las importaciones, que actualmente cubren 90% de la demanda


DUBÁI. Al Badia, ultramoderna granja erigida en medio del desierto, demuestra la voluntad de Dubái de llevar a cabo su propia “revolución agrícola” para limitar su muy fuerte dependencia alimentaria.

Esta granja hortícola produce diferentes verduras usando avanzadas técnicas y reciclando 90 por ciento del agua.

“Es una revolución agrícola en medio del desierto” declara el director de la granja, Bassel Jamal. “Le aportamos a cada planta la cantidad de luz, humedad, calor y agua que necesita. Es como si fuera un cliente de un hotel cinco estrellas”.

Al plantear el riesgo de un problema de suministro a escala mundial de bienes perecederos, la pandemia de Covid-19 ha puesto en evidencia la importancia de la seguridad alimentaria.

Dubái y los Emiratos Árabes en general tienen escasos recursos en agua, pocas tierras cultivables y un entorno desértico hostil a la agricultura.

La cuestión de la seguridad alimentaria no se planteaba hace algunas décadas cuando Dubái y sus vecinos eran habitados únicamente por beduinos que sólo comen dátiles y leche de dromedario.

Pero con la riqueza generada por el petróleo a partir de la década de 1970 y la llegada de millones de extranjeros, Dubái cuenta hoy con más de 3.3 millones de habitantes de 200 nacionalidades, por lo que las necesidades alimentarias han aumentado y se han diversificado.

Dubái debe cubrir las necesidades alimentarias de sus más de tres millones de habitantes / Foto: AFP

AL NIVEL DE OCCIDENTE

Dubái, como los otros seis miembros de la federación de Emiratos Árabes Unidos, importa 90 por ciento de sus necesidades alimentarias, de acuerdo con las estadísticas oficiales.

Los productos, en especial los frescos, llegan por vía aérea de todo el mundo, y los mercados de Dubái no tienen nada que envidiar a los occidentales. Pero en esta inestable región, ubicada frente a Irán, la autosuficiencia alimentaria se ha convertido en un objetivo a largo plazo.

Hace más de 10 años, los Emiratos empezaron a comprar o alquilar tierras agrícolas en el extranjero, principalmente en África oriental, para garantizar el abastecimiento incluso en tiempos de crisis.

Pero la inestabilidad política en África los ha llevado a dirigirse a Australia o a Europa del Este, así como adoptar otras estrategias, como la constitución de reservas y una agricultura de alta tecnología.

Para Bassel Jamal, el modelo de la granja que dirige -donde todo está controlado por ordenadores- es una “opción para el futuro”.

“No queremos depender de las importaciones. Queremos producir localmente, a lo largo de todo el año sin preocuparnos por el cambio climático, la lluvia o la sequía”, afirma.

Igual que Al Badia, varias granjas similares se han desarrollado en Dubái y en los países vecinos.

Abdellatif al Banna cultiva piñas en cuatro invernaderos, donde todo está cuidadosamente controlado por computadoras, y vende su producción a través de una plataforma de internet.

La piscicultura se desarrolla igualmente con una factoría de salmones en Dubái, y una calidad de producción que es respetada en todo el emirato.

Respecto a la ganadería, Dubái tiene varias granjas que suministran a lecherías, con lo que responden a parte de las necesidades del mercado en productos lácteos.

RESERVA ESTRATÉGICA

Gracias al mantenimiento del transporte aéreo de mercaderías, Dubái ha podido incluso garantizar la reexportación de algunos productos alimentarios hacia los países vecinos.

En el Fresh Market, gran mercado de productos frescos, los obreros trabajan para transportar y almacenar toneladas de productos frescos importados.

“Dubái tiene una infraestructura adecuada y unas reservas capaces de responder a las necesidades de los Emiratos e incluso a necesidades de los países vecinos”, asegura el director ejecutivo de esta plataforma, Redha al-Mansuri.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️


DUBÁI. Al Badia, ultramoderna granja erigida en medio del desierto, demuestra la voluntad de Dubái de llevar a cabo su propia “revolución agrícola” para limitar su muy fuerte dependencia alimentaria.

Esta granja hortícola produce diferentes verduras usando avanzadas técnicas y reciclando 90 por ciento del agua.

“Es una revolución agrícola en medio del desierto” declara el director de la granja, Bassel Jamal. “Le aportamos a cada planta la cantidad de luz, humedad, calor y agua que necesita. Es como si fuera un cliente de un hotel cinco estrellas”.

Al plantear el riesgo de un problema de suministro a escala mundial de bienes perecederos, la pandemia de Covid-19 ha puesto en evidencia la importancia de la seguridad alimentaria.

Dubái y los Emiratos Árabes en general tienen escasos recursos en agua, pocas tierras cultivables y un entorno desértico hostil a la agricultura.

La cuestión de la seguridad alimentaria no se planteaba hace algunas décadas cuando Dubái y sus vecinos eran habitados únicamente por beduinos que sólo comen dátiles y leche de dromedario.

Pero con la riqueza generada por el petróleo a partir de la década de 1970 y la llegada de millones de extranjeros, Dubái cuenta hoy con más de 3.3 millones de habitantes de 200 nacionalidades, por lo que las necesidades alimentarias han aumentado y se han diversificado.

Dubái debe cubrir las necesidades alimentarias de sus más de tres millones de habitantes / Foto: AFP

AL NIVEL DE OCCIDENTE

Dubái, como los otros seis miembros de la federación de Emiratos Árabes Unidos, importa 90 por ciento de sus necesidades alimentarias, de acuerdo con las estadísticas oficiales.

Los productos, en especial los frescos, llegan por vía aérea de todo el mundo, y los mercados de Dubái no tienen nada que envidiar a los occidentales. Pero en esta inestable región, ubicada frente a Irán, la autosuficiencia alimentaria se ha convertido en un objetivo a largo plazo.

Hace más de 10 años, los Emiratos empezaron a comprar o alquilar tierras agrícolas en el extranjero, principalmente en África oriental, para garantizar el abastecimiento incluso en tiempos de crisis.

Pero la inestabilidad política en África los ha llevado a dirigirse a Australia o a Europa del Este, así como adoptar otras estrategias, como la constitución de reservas y una agricultura de alta tecnología.

Para Bassel Jamal, el modelo de la granja que dirige -donde todo está controlado por ordenadores- es una “opción para el futuro”.

“No queremos depender de las importaciones. Queremos producir localmente, a lo largo de todo el año sin preocuparnos por el cambio climático, la lluvia o la sequía”, afirma.

Igual que Al Badia, varias granjas similares se han desarrollado en Dubái y en los países vecinos.

Abdellatif al Banna cultiva piñas en cuatro invernaderos, donde todo está cuidadosamente controlado por computadoras, y vende su producción a través de una plataforma de internet.

La piscicultura se desarrolla igualmente con una factoría de salmones en Dubái, y una calidad de producción que es respetada en todo el emirato.

Respecto a la ganadería, Dubái tiene varias granjas que suministran a lecherías, con lo que responden a parte de las necesidades del mercado en productos lácteos.

RESERVA ESTRATÉGICA

Gracias al mantenimiento del transporte aéreo de mercaderías, Dubái ha podido incluso garantizar la reexportación de algunos productos alimentarios hacia los países vecinos.

En el Fresh Market, gran mercado de productos frescos, los obreros trabajan para transportar y almacenar toneladas de productos frescos importados.

“Dubái tiene una infraestructura adecuada y unas reservas capaces de responder a las necesidades de los Emiratos e incluso a necesidades de los países vecinos”, asegura el director ejecutivo de esta plataforma, Redha al-Mansuri.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Recorte de 120 plazas en Presidencia

El Gobierno Municipal de Celaya, realiza un estudio de reingeniería, con el propósito de ahorrar 15 millones de pesos anuales con la baja de 120 plazas

Local

[Video] Hoy inicia vacunación en Celaya

De la farmacéutica Pfizer a menores de 15 a 17 años y rezagados mayores de 18 años de segunda dosis, se realiza en dos puntos: el Instituto Tecnológico de Celaya y el Ecofórum

Local

Parque Fundadores, un “elefante blanco”

El alcalde de Celaya Javier Mendoza Márquez, anunció que destinará 20 mdp del presupuesto del año próximo para darle vida al Parque Fundadores 450 y al Parque Bicentenario

Local

Requiere Cinvestav 100 mdp para actualizar equipamiento científico

Con todo y adversidades, Cinvestav cumple 40 años de haber sido creado

Local

Incentivo de EU para autos eléctricos podría perjudicar empleos en México

El líder del SITIMM llamó a pensar en planes alternos para que autos fabricados en México puedan ser adquiridos en el país

Local

[Video] [Galería] Primer Caminata por la Inclusión

Para conmemorar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el Gobierno Municipal organizó la primera “Caminata de la Inclusión”, con la asistencia de más de 500 personas

Local

Participan 30 organizaciones sociales en campaña

Con la misión de hacer felices aproximadamente a 10 mil niñas y niños de 100 comunidades diferentes, organizaciones de la sociedad civil de la región Laja-Bajío, llevan a cabo la ‘Campaña Conservando la Ilusión’

Local

Preocupa deserción escolar en bachilleratos

Ante el 3% de deserción escolar que tiene el Cetis 115, se trabaja en métodos que permitan la retención de alumnos

Local

Parque Fundadores, un “elefante blanco”

El alcalde de Celaya Javier Mendoza Márquez, anunció que destinará 20 mdp del presupuesto del año próximo para darle vida al Parque Fundadores 450 y al Parque Bicentenario