/ miércoles 8 de mayo de 2024

¡Tú, Eres viejo o Tienes Edad?

¿Te has puesto a pensar en los abuelos de los 70 y los del 2024?, vaya que es mucha la diferencia, pues a los de los 70 los mirábamos como ancianos pensando que sólo esperaban partir al otro plano y, actualmente sabemos que una mayoría permanecen activos, aunque la realidad de repente nos da un estate quieto y nos damos cuenta que abrir un simple bote de chiles jalapeños nos cuesta un trabajo del carambas o cargar al perro ya nos cuesta y pareciera que de repente nos encontramos peleando contra la humanidad porque nos quisieran tener sentados con la frase de “ya no tienes edad”, me pregunto, ¿hay edad para vivir o morir? o sólo es un número en la cabeza que a unos les pesa como la piedra del Pípila y a otros no nos afecta, algunos se dan por vencidos aceptando su “edad” para permanecer en su zona de confort pensando que el número es una carga que se lleva encima con el paso del tiempo y se hacen carga para hijos y extraños, otros seguimos activos, inquietos y deseosos de hacer. Pero, en qué consiste que unos sigamos activos y otros sentados en un sillón tal vez viendo la televisión o contemplando la eternidad, la diferencia consiste en que unos aceptamos las pérdidas físicas y de seres queridos, porque ese es tal vez el pago mayor de vivir muchos años, porque con los años sabes que las cosas vienen y van y retornan o no, pero los afectos que se fueron sólo permanecen en el corazón, y ahí está otra diferencia entre los que sí y los que no aceptamos la edad como una carga, el ver y reconocer que las cosas, sucesos y pérdidas son naturales y siempre nos dejan mensajes para aprender a seguir viviendo con ganas, como dice la canción compuesta para Clint Eastwood, no dejes al viejo entrar, y yo añado “jamás” jamás lo permitas porque el viejo entra rápidamente y se llama actitud; como los espejos existen y es imposible que desaparezcan, cuando nos vemos frente a él la realidad se refleja, las arrugas se ven y las canas brillan, lo que debemos aprender es a no renunciar a ser niños para seguir alumbrando como cuando éramos jóvenes.

Cuando jóvenes hablábamos y hablamos sin saber que el 97% de lo que hablamos se va al universo como pérdida y sólo el 3% persiste en nosotros y con quiénes hablamos, tal vez por eso, la edad te enseña a permanecer en silencios mayores, en hablar menos y escuchar más. Tal vez ahora comprendimos que la comunicación corporal es más efectiva y damos más abrazos y arropamos más a nietos y amigos y entendemos que lo que hace que impacte en nosotros y en otras personas es lo que manifestamos con nuestros gestos, con nuestro lenguaje corporal y con la frecuencia vibratoria del corazón, porque somos energía y de nosotros depende si la sacamos para crear un ambiente positivo o negativo, por eso, si en tu etapa de mayor edad no te has preparado para que esa energía positiva surja, te condenarás a vivir solo aunque estés acompañado, con o sin edad no dejes tus sueños, tus gustos, sigue activo, lee, aprende nuevos oficios, vive, vive solo o acompañado, inicia viajes de autodescubrimiento, también viajes para conocer nuevos sitios, se paciente y ten determinación para seguir viviendo, pregúntate si quieres ser una persona con edad o quieres ser un viejo, sin importante lo que el espejo y otras personas digan, y si eres viejo o con edad recuerda que hoy, tu país te necesita, sal, infórmate para que puedas ejercer el Voto libre y concienzudo para hacer que tu vejez pueda ser agradable y no sea en pocos años una vejez de miedo y desconciertos, sal y vota este mes de junio y mientras tanto escríbeme en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias.

¿Te has puesto a pensar en los abuelos de los 70 y los del 2024?, vaya que es mucha la diferencia, pues a los de los 70 los mirábamos como ancianos pensando que sólo esperaban partir al otro plano y, actualmente sabemos que una mayoría permanecen activos, aunque la realidad de repente nos da un estate quieto y nos damos cuenta que abrir un simple bote de chiles jalapeños nos cuesta un trabajo del carambas o cargar al perro ya nos cuesta y pareciera que de repente nos encontramos peleando contra la humanidad porque nos quisieran tener sentados con la frase de “ya no tienes edad”, me pregunto, ¿hay edad para vivir o morir? o sólo es un número en la cabeza que a unos les pesa como la piedra del Pípila y a otros no nos afecta, algunos se dan por vencidos aceptando su “edad” para permanecer en su zona de confort pensando que el número es una carga que se lleva encima con el paso del tiempo y se hacen carga para hijos y extraños, otros seguimos activos, inquietos y deseosos de hacer. Pero, en qué consiste que unos sigamos activos y otros sentados en un sillón tal vez viendo la televisión o contemplando la eternidad, la diferencia consiste en que unos aceptamos las pérdidas físicas y de seres queridos, porque ese es tal vez el pago mayor de vivir muchos años, porque con los años sabes que las cosas vienen y van y retornan o no, pero los afectos que se fueron sólo permanecen en el corazón, y ahí está otra diferencia entre los que sí y los que no aceptamos la edad como una carga, el ver y reconocer que las cosas, sucesos y pérdidas son naturales y siempre nos dejan mensajes para aprender a seguir viviendo con ganas, como dice la canción compuesta para Clint Eastwood, no dejes al viejo entrar, y yo añado “jamás” jamás lo permitas porque el viejo entra rápidamente y se llama actitud; como los espejos existen y es imposible que desaparezcan, cuando nos vemos frente a él la realidad se refleja, las arrugas se ven y las canas brillan, lo que debemos aprender es a no renunciar a ser niños para seguir alumbrando como cuando éramos jóvenes.

Cuando jóvenes hablábamos y hablamos sin saber que el 97% de lo que hablamos se va al universo como pérdida y sólo el 3% persiste en nosotros y con quiénes hablamos, tal vez por eso, la edad te enseña a permanecer en silencios mayores, en hablar menos y escuchar más. Tal vez ahora comprendimos que la comunicación corporal es más efectiva y damos más abrazos y arropamos más a nietos y amigos y entendemos que lo que hace que impacte en nosotros y en otras personas es lo que manifestamos con nuestros gestos, con nuestro lenguaje corporal y con la frecuencia vibratoria del corazón, porque somos energía y de nosotros depende si la sacamos para crear un ambiente positivo o negativo, por eso, si en tu etapa de mayor edad no te has preparado para que esa energía positiva surja, te condenarás a vivir solo aunque estés acompañado, con o sin edad no dejes tus sueños, tus gustos, sigue activo, lee, aprende nuevos oficios, vive, vive solo o acompañado, inicia viajes de autodescubrimiento, también viajes para conocer nuevos sitios, se paciente y ten determinación para seguir viviendo, pregúntate si quieres ser una persona con edad o quieres ser un viejo, sin importante lo que el espejo y otras personas digan, y si eres viejo o con edad recuerda que hoy, tu país te necesita, sal, infórmate para que puedas ejercer el Voto libre y concienzudo para hacer que tu vejez pueda ser agradable y no sea en pocos años una vejez de miedo y desconciertos, sal y vota este mes de junio y mientras tanto escríbeme en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 10 de julio de 2024

Y tú, ¿Eres Impersonal?

Tere Derbez

miércoles 03 de julio de 2024

Sexalescencia

Tere Derbez

miércoles 26 de junio de 2024

Y tú, ¿Cuándo Naciste?

Tere Derbez

miércoles 19 de junio de 2024

En Estos Tiempos

Tere Derbez

miércoles 12 de junio de 2024

Quiénes Somos Todos

Tere Derbez

domingo 02 de junio de 2024

La Suerte Está Echada

Tere Derbez

miércoles 29 de mayo de 2024

Tú. Qué Piensas Hacer

Tere Derbez

jueves 16 de mayo de 2024

Por tu Madre

Tere Derbez

Cargar Más