/ lunes 27 de mayo de 2024

Momias de Guanajuato sufren daño tras remodelación museográfica

INAH acusa falta de protocolos y capacitación de responsables

Tras investigaciones realizadas por especialistas, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) corroboró daños a cuerpos momificados del Museo de las Momias de Guanajuato durante la remodelación del inmueble que las resguarda. Esto, como respuesta a una denuncia pública, luego de que se difundiera en redes sociales el desprendimiento de un brazo de una momia conocida popularmente como “El ahogado”.

Así lo dio a conocer la Secretaría de Cultura Federal, a través de un comunicado en el que afirman que personal INAH en Guanajuato, “cuenta con evidencia documental y fotográfica que indica que, no obstante que ya existían afectaciones previas en el cuerpo momificado, los daños no eran tan severos como ahora”.

Desconocimiento de protocolos

De estos resultados, el INAH concluye que el proceso de movimiento de la colección del museo no ha sido la correcta, pues, en vez de “aplicar estrategias de conservación correctivas y preventivas, las acciones realizadas han incrementado los daños”, a más de un cuerpo momificado, y no sólo del que se hizo la denuncia.

“A todas luces, esta situación está relacionada con el desconocimiento de protocolos adecuados, así como con la falta de capacitación del personal encargado de realizar tales tareas”, acusa textualmente el documento, en el que el INAH advierte la necesidad del cuidado particular y especializado de cada momia del museo.

“Es importante enfatizar que, aunque todos los elementos del museo en cuestión son cuerpos momificados, no son iguales, puesto que cada uno representa singularidades en su naturaleza. Es por esta razón que, si no se actúa de manera adecuada, oportuna y responsable, se podría causar deterioros irreversibles e, incluso, su pérdida”.

No respetan acuerdos

En el documento el INAH acusó “el poco seguimiento y respeto a los acuerdos adquiridos y firmados con anterioridad” entre dicho instituto y las autoridades municipales de Guanajuato, las cuales entregaron el proyecto museográfico y los protocolos para su intervención después de realizados los cambios en el inmueble, a pesar de que el Centro INAH de Guanajuato se los solicitaron con anterioridad.

Museo de las Momias de Guanajuato. / Foto: Graciela López Herrera / Cuartoscuro.com

“Desde la Secretaría de Cultura federal y el INAH existe la buena voluntad para trabajar en conjunto por el bien y cuidado de unos de los símbolos patrimoniales más importantes de Guanajuato, como son estos cuerpos momificados. De igual modo, estas instituciones culturales reiteran la importancia de resignificar estos cuerpos como bienes que cuentan una historia y no como meras mercancías susceptibles de ser explotadas comercial y económicamente”, asegura la institución de carácter federal.

Harán nuevos diagnósticos

En los próximos días, el equipo de especialistas del INAH realizará un nuevo diagnóstico en el recinto, el cual permitirá estar en condiciones de evaluar con mayor detalle el estado actual de los cuerpos, así como el deterioro que han sufrido durante los últimos años.

Museo de las Momias asistencia. / Cuartoscuro.com

“Finalmente, se hace constar que, si se continúa ignorando al INAH y a sus especialistas, actuando sin protocolos adecuados y generados en conjunto, el deterioro de los cuerpos momificados continuará hasta que ocurran daños irreparables o incluso pérdidas, en detrimento del patrimonio de las y los guanajuatenses”, finaliza el comunicado.

Tras investigaciones realizadas por especialistas, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) corroboró daños a cuerpos momificados del Museo de las Momias de Guanajuato durante la remodelación del inmueble que las resguarda. Esto, como respuesta a una denuncia pública, luego de que se difundiera en redes sociales el desprendimiento de un brazo de una momia conocida popularmente como “El ahogado”.

Así lo dio a conocer la Secretaría de Cultura Federal, a través de un comunicado en el que afirman que personal INAH en Guanajuato, “cuenta con evidencia documental y fotográfica que indica que, no obstante que ya existían afectaciones previas en el cuerpo momificado, los daños no eran tan severos como ahora”.

Desconocimiento de protocolos

De estos resultados, el INAH concluye que el proceso de movimiento de la colección del museo no ha sido la correcta, pues, en vez de “aplicar estrategias de conservación correctivas y preventivas, las acciones realizadas han incrementado los daños”, a más de un cuerpo momificado, y no sólo del que se hizo la denuncia.

“A todas luces, esta situación está relacionada con el desconocimiento de protocolos adecuados, así como con la falta de capacitación del personal encargado de realizar tales tareas”, acusa textualmente el documento, en el que el INAH advierte la necesidad del cuidado particular y especializado de cada momia del museo.

“Es importante enfatizar que, aunque todos los elementos del museo en cuestión son cuerpos momificados, no son iguales, puesto que cada uno representa singularidades en su naturaleza. Es por esta razón que, si no se actúa de manera adecuada, oportuna y responsable, se podría causar deterioros irreversibles e, incluso, su pérdida”.

No respetan acuerdos

En el documento el INAH acusó “el poco seguimiento y respeto a los acuerdos adquiridos y firmados con anterioridad” entre dicho instituto y las autoridades municipales de Guanajuato, las cuales entregaron el proyecto museográfico y los protocolos para su intervención después de realizados los cambios en el inmueble, a pesar de que el Centro INAH de Guanajuato se los solicitaron con anterioridad.

Museo de las Momias de Guanajuato. / Foto: Graciela López Herrera / Cuartoscuro.com

“Desde la Secretaría de Cultura federal y el INAH existe la buena voluntad para trabajar en conjunto por el bien y cuidado de unos de los símbolos patrimoniales más importantes de Guanajuato, como son estos cuerpos momificados. De igual modo, estas instituciones culturales reiteran la importancia de resignificar estos cuerpos como bienes que cuentan una historia y no como meras mercancías susceptibles de ser explotadas comercial y económicamente”, asegura la institución de carácter federal.

Harán nuevos diagnósticos

En los próximos días, el equipo de especialistas del INAH realizará un nuevo diagnóstico en el recinto, el cual permitirá estar en condiciones de evaluar con mayor detalle el estado actual de los cuerpos, así como el deterioro que han sufrido durante los últimos años.

Museo de las Momias asistencia. / Cuartoscuro.com

“Finalmente, se hace constar que, si se continúa ignorando al INAH y a sus especialistas, actuando sin protocolos adecuados y generados en conjunto, el deterioro de los cuerpos momificados continuará hasta que ocurran daños irreparables o incluso pérdidas, en detrimento del patrimonio de las y los guanajuatenses”, finaliza el comunicado.

Local

Inició gobierno municipal rehabilitación de pavimento y servicios en Zaragoza

El presidente municipal Fernando Gasca Almanza dio inicio a los trabajos de rehabilitación del pavimento

Local

Supervisan obras de infraestructura hidráulica en Juventino Rosas

Supervisión de Obras por Autoridades Municipales y del CMAPAJ

Local

Rehabilitan calles de Acámbaro para mejorar la vialidad

Durante estos últimos meses se rehabilitaron 17 caminos de acceso a las comunidades