/ jueves 1 de octubre de 2020

A tres meses, la herida sigue abierta en los anexos

Nada ha cambiado, seguimos en el abandono: Nicolás

IRAPUATO, Gto. (OEM-Informex). En las personas que están internadas y que trabajan en centros de rehabilitación, conocidos como anexos, la herida aún está abierta, pues no olvidan que hace tres meses ocurrió una de las masacres que más han consternado a los guanajuatenses, el asesinato de 27 personas que buscaban desintoxicarse de las drogas a las que eran adictos.

“Nada ha cambiado, pareciera que nos quieren desaparecer a los anexos, en vez de trabajar con nosotros”, dijo Nicolás Pérez Ponce, presidente de los Centros de Rehabilitación Unidos del Bajío (CRUB), quien señaló que las semanas posteriores al ataque en el anexo “Buscando el camino a mi recuperación”, de la comunidad de Arandas, en Irapuato, en vez de establecer un trabajo conjunto con ellos y diseñar una estrategia integral para trabajar en su regularización e integrarlos a las políticas públicas contra las adicciones, “se dedicaron a perseguirnos”.



Nicolás Pérez Ponce dijo que son más de cinco mil las personas con adicciones que son tratadas en centro de rehabilitación “y cerrar estos lugares es echarlos a la calle, es dejarlos a expensas de la delincuencia, es dejarlos a su suerte, es condenarlos a que roben, es hasta condenarlos a la muerte”, refirió.

El presidente de los CRUB manifestó que son de reconocer los esfuerzos que hacen las autoridades, como apertura el Centro de Atención Primaria para Adicciones en Irapuato, pero señaló que no es suficiente, “pues se trata de tratamientos ambulatorios, ¿qué adicto al cristal va a dejar de consumir cristal para tomarse el medicamento que le den? Por eso somos necesarios los anexos, personas como ellas necesitan el internamiento y luego seguir con un tratamiento ambulatorio, podemos trabajar coordinados, es cuestión de sumar, nosotros estamos en la disposición”.



Nicolás Pérez Ponce comentó que durante julio hubo varios centros de rehabilitación que cerraron tras el ataque al anexo de Arandas, pero durante agosto y septiembre han retomado actividades algunos, aunque reconoció que aún hay miedo en muchos de ellos.

Trabajan muchos compañeros con miedo, pero no podemos dejar solas a las personas con adicciones, es muy feo vivir en un infierno así”.

IRAPUATO, Gto. (OEM-Informex). En las personas que están internadas y que trabajan en centros de rehabilitación, conocidos como anexos, la herida aún está abierta, pues no olvidan que hace tres meses ocurrió una de las masacres que más han consternado a los guanajuatenses, el asesinato de 27 personas que buscaban desintoxicarse de las drogas a las que eran adictos.

“Nada ha cambiado, pareciera que nos quieren desaparecer a los anexos, en vez de trabajar con nosotros”, dijo Nicolás Pérez Ponce, presidente de los Centros de Rehabilitación Unidos del Bajío (CRUB), quien señaló que las semanas posteriores al ataque en el anexo “Buscando el camino a mi recuperación”, de la comunidad de Arandas, en Irapuato, en vez de establecer un trabajo conjunto con ellos y diseñar una estrategia integral para trabajar en su regularización e integrarlos a las políticas públicas contra las adicciones, “se dedicaron a perseguirnos”.



Nicolás Pérez Ponce dijo que son más de cinco mil las personas con adicciones que son tratadas en centro de rehabilitación “y cerrar estos lugares es echarlos a la calle, es dejarlos a expensas de la delincuencia, es dejarlos a su suerte, es condenarlos a que roben, es hasta condenarlos a la muerte”, refirió.

El presidente de los CRUB manifestó que son de reconocer los esfuerzos que hacen las autoridades, como apertura el Centro de Atención Primaria para Adicciones en Irapuato, pero señaló que no es suficiente, “pues se trata de tratamientos ambulatorios, ¿qué adicto al cristal va a dejar de consumir cristal para tomarse el medicamento que le den? Por eso somos necesarios los anexos, personas como ellas necesitan el internamiento y luego seguir con un tratamiento ambulatorio, podemos trabajar coordinados, es cuestión de sumar, nosotros estamos en la disposición”.



Nicolás Pérez Ponce comentó que durante julio hubo varios centros de rehabilitación que cerraron tras el ataque al anexo de Arandas, pero durante agosto y septiembre han retomado actividades algunos, aunque reconoció que aún hay miedo en muchos de ellos.

Trabajan muchos compañeros con miedo, pero no podemos dejar solas a las personas con adicciones, es muy feo vivir en un infierno así”.

Policiaca

Atacan a balazos domicilio en Las Insurgentes, dos personas lesionadas

En el tramo comprendido entre las calles Micaela Bedolla y María Josefa González

Local

Cancelan fondo de apoyo a exbraceros

En Guanajuato son alrededor de 70 mil los exbraceros registrados y sólo a una tercera parte le ha sido entregado el pago

Sociedad

México supera 10 veces proyección de muertes por Covid

Las estadísticas se acercan peligrosamente a las 90 mil defunciones en poco más de siete meses

Finanzas

Banjercito invierte 27 mdp en biométricos

Con estos dispositivos, el banco capturará huellas digitales, el rostro y la voz de los cuentahabientes

Finanzas

Elecciones EU: El peso resiste dura campaña

La moneda vive un efecto de "montaña rusa" desde las convenciones bipartidistas de EU

Política

Acusan a Irma Eréndira Sandoval de proteger a hermano

Un morenista se unió a la oposición en los señalamientos a la titular de la SFP de encubrir la corrupción

Doble Vía

The Outlaw Ocean Music Project, banda sonora para los relatos del mar

Un periodista y músicos de diversas latitudes unen sus talentos para producir una banda sonora que alerta sobre la problemática que se vive en los mares

Mundo

Furia en Italia por nuevas medidas anti-covid

Las acciones europeas cayeron ayer debido a que la aversión al riesgo lastró los mercados ante el agresivo rebrote de contagios en la UE