/ sábado 27 de enero de 2024

Luego de cinco años concluye restauración del Portal Colunga [Galería]

En la planta baja hay 4 espacios cerrados o habitaciones, y en la plata alta unos seis

CELAYA, Gto.- Concluyeron los trabajos de restauración y el próximo 31 de enero será entregada la antigua casa de la esquina del andador Colunga y Corregidora, que desde hace cinco años empezó su intervención, y aunque no se sabe el destino, el propietario ya rentó el inmueble y estará en manos del nuevo encargado que permita si vuelven o no los anteriores o nuevos comerciantes, que en 2019 fueron retirados debido al peligro que representaba por un posible colapso de la estructura.

➡️ Suscríbete a nuestra edición digital

Ana Paulina Loustalot Laclette, arquitecta encargada de la restauración del edificio, siempre bajo especificaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia, comentó que no hay una fecha exacta de la construcción del edificio, sin embarga data desde la fundación de Celaya, en centro histórico.

Checa la nota ➡ Ordenan desalojar edificio del Portal Colunga en el centro de Celaya

“Tenemos únicamente muros originales de aquella época en la parte norte, y en la parte sur, como es la fachada que da al pasaje Enrique Colunga, así como otro de los muros que da al andador Corregidora

Explicó que, al parecer, la primera intervención fue después de 1850, ya que se encontró con una viga de acero con el nombre del español Eusebio González (quien había llegado a Celaya en 1852 y después se casó con la benefactora Doña Emeteria Valencia), aunque no por ello signifique que la casa haya pertenecido a dicho matrimonio, o la vivienda haya sido parte de la hacienda.


Ana Paulina Loustalot Laclette, arquitecta encargada de la restauración del edificio, siempre bajo especificaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia, comentó que no hay una fecha exacta de la construcción del edificio, sin embarga data desde la fundación de Celaya, en centro histórico. | Foto: José Sánchez | El Sol del Bajío


“Inicialmente, en septiembre de 2017, el municipio me solicita apuntalamiento porque detectan, a través del Colegio de Ingenieros Civiles, un fallo estructural en la fachada sur y oriente, desprendidas, porque el inmueble, al estar en continuo cambio de uso, algunos de los usuarios quitaron los muros de amarre que debía tener el edificio para ajustarlo a sus nuevos usos, y comienza el problema de falla estructural”; contextualizó.

Explicó que el particular decide intervenirlo, y con ello se inició con los apuntalamientos rojos, por lo cual así queda por dos años, tuvo algunos cambios de propietarios, y el 3 de junio de 2019 inicia la intervención con el actual propietario.

“En 2019 los comerciantes se van para iniciar los trabajos de restauración, que fueron liberaciones de cubiertas de cubiertas entre pisos, azoteas, aplanados a la cal, también liberación de aplanados de mortero de mezcla que existía; liberación de pintura de todos los elementos de cantería, la cual estaba cubierta de varias capas de pintura, se rescatan los elementos de los arcos y escaleras, así como reposición de muchas piezas”, detalló.

Explicó que en la planta baja hay 4 espacios cerrados o habitaciones, y en la plata alta unos seis, y todo el edificio no tiene un estilo arquitectónico definido, sino que a lo largo del tiempo tuvo cambios y se encuentran de muchos estilos.

Explicó que lo más difícil que encontró fue la liberación de las losas, porque fue un trabajo de mucho cuidado, extrema precaución, apuntalamientos previos, porque las vigas estaban deterioradas, y afortunadamente no hubo algo peor, porque hubo un alto riesgo de desplome.

De igual forma reveló que momentos emotivos fueron cuando se empezaron a ver detalles de cantera, el cómo fueron saliendo detalles antiguos, cimientos de piedra, vasijas y dos pinturas murales, una en la habitación de la planta alta y otra en el portal, y quedarán protegidas con material especial.

Mientras algunos empleados seguían haciendo trabajos de limpieza, explicó que encontraron colados de piso de 1943, según la referencia de un diario local, y descubrieron columnas del siglo XIX, finales de 1890.

“Una inversión privada como la que ha tenido este inmueble, no la hemos tenido en Celaya en ningún inmueble restaurado en el centro histórico. Ha sido una labor molesta para el ciudadano, sin embargo, el particular no dejó de aportar al rescate de la casa antigua”, expuso.

También aclaró que siempre hubo un buen trabajo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, se tuvieron muchas supervisiones, y se tendrá la supervisión para la entrega del 31 de enero.

Algunas puertas son nuevas, otras se conservan, hubo canteros de Neutla, Comonfort, albañiles de Celaya, yeseros, especialistas en estructuras, y a lo largo de los casi cinco años llegaron a estar hasta más de 200 trabajadores, pero hubo épocas en que había hasta 80 trabajadores en la casa.

Reconoció el apoyo que tuvo a lo largo de las tres últimas administraciones, la actual del alcalde Javier Mendoza Márquez, Elvira Paniagua y Ramón Lemus Muñoz Ledo, porque sin su apoyo, los trabajos pudieron haberse prolongado tres años más.

“Más allá de ver una ciudad tan caótica como la que estamos viviendo, poseemos inmuebles que nos pueden dar ese plus de valor no sólo histórico, sino, como seres humanos, de sentirnos orgullosos de donde nacimos, crecimos, vivimos y comemos”, detalló.

Para concluir, dijo sentirse orgullosa de que alguien que no es de Celaya, haya puesto toda esta cantidad de dinero para un rescate como el que se logró hacer, y hay que empezar a ver lo bueno, es tiempo de ver las cosas buenas que hay.

CELAYA, Gto.- Concluyeron los trabajos de restauración y el próximo 31 de enero será entregada la antigua casa de la esquina del andador Colunga y Corregidora, que desde hace cinco años empezó su intervención, y aunque no se sabe el destino, el propietario ya rentó el inmueble y estará en manos del nuevo encargado que permita si vuelven o no los anteriores o nuevos comerciantes, que en 2019 fueron retirados debido al peligro que representaba por un posible colapso de la estructura.

➡️ Suscríbete a nuestra edición digital

Ana Paulina Loustalot Laclette, arquitecta encargada de la restauración del edificio, siempre bajo especificaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia, comentó que no hay una fecha exacta de la construcción del edificio, sin embarga data desde la fundación de Celaya, en centro histórico.

Checa la nota ➡ Ordenan desalojar edificio del Portal Colunga en el centro de Celaya

“Tenemos únicamente muros originales de aquella época en la parte norte, y en la parte sur, como es la fachada que da al pasaje Enrique Colunga, así como otro de los muros que da al andador Corregidora

Explicó que, al parecer, la primera intervención fue después de 1850, ya que se encontró con una viga de acero con el nombre del español Eusebio González (quien había llegado a Celaya en 1852 y después se casó con la benefactora Doña Emeteria Valencia), aunque no por ello signifique que la casa haya pertenecido a dicho matrimonio, o la vivienda haya sido parte de la hacienda.


Ana Paulina Loustalot Laclette, arquitecta encargada de la restauración del edificio, siempre bajo especificaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia, comentó que no hay una fecha exacta de la construcción del edificio, sin embarga data desde la fundación de Celaya, en centro histórico. | Foto: José Sánchez | El Sol del Bajío


“Inicialmente, en septiembre de 2017, el municipio me solicita apuntalamiento porque detectan, a través del Colegio de Ingenieros Civiles, un fallo estructural en la fachada sur y oriente, desprendidas, porque el inmueble, al estar en continuo cambio de uso, algunos de los usuarios quitaron los muros de amarre que debía tener el edificio para ajustarlo a sus nuevos usos, y comienza el problema de falla estructural”; contextualizó.

Explicó que el particular decide intervenirlo, y con ello se inició con los apuntalamientos rojos, por lo cual así queda por dos años, tuvo algunos cambios de propietarios, y el 3 de junio de 2019 inicia la intervención con el actual propietario.

“En 2019 los comerciantes se van para iniciar los trabajos de restauración, que fueron liberaciones de cubiertas de cubiertas entre pisos, azoteas, aplanados a la cal, también liberación de aplanados de mortero de mezcla que existía; liberación de pintura de todos los elementos de cantería, la cual estaba cubierta de varias capas de pintura, se rescatan los elementos de los arcos y escaleras, así como reposición de muchas piezas”, detalló.

Explicó que en la planta baja hay 4 espacios cerrados o habitaciones, y en la plata alta unos seis, y todo el edificio no tiene un estilo arquitectónico definido, sino que a lo largo del tiempo tuvo cambios y se encuentran de muchos estilos.

Explicó que lo más difícil que encontró fue la liberación de las losas, porque fue un trabajo de mucho cuidado, extrema precaución, apuntalamientos previos, porque las vigas estaban deterioradas, y afortunadamente no hubo algo peor, porque hubo un alto riesgo de desplome.

De igual forma reveló que momentos emotivos fueron cuando se empezaron a ver detalles de cantera, el cómo fueron saliendo detalles antiguos, cimientos de piedra, vasijas y dos pinturas murales, una en la habitación de la planta alta y otra en el portal, y quedarán protegidas con material especial.

Mientras algunos empleados seguían haciendo trabajos de limpieza, explicó que encontraron colados de piso de 1943, según la referencia de un diario local, y descubrieron columnas del siglo XIX, finales de 1890.

“Una inversión privada como la que ha tenido este inmueble, no la hemos tenido en Celaya en ningún inmueble restaurado en el centro histórico. Ha sido una labor molesta para el ciudadano, sin embargo, el particular no dejó de aportar al rescate de la casa antigua”, expuso.

También aclaró que siempre hubo un buen trabajo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, se tuvieron muchas supervisiones, y se tendrá la supervisión para la entrega del 31 de enero.

Algunas puertas son nuevas, otras se conservan, hubo canteros de Neutla, Comonfort, albañiles de Celaya, yeseros, especialistas en estructuras, y a lo largo de los casi cinco años llegaron a estar hasta más de 200 trabajadores, pero hubo épocas en que había hasta 80 trabajadores en la casa.

Reconoció el apoyo que tuvo a lo largo de las tres últimas administraciones, la actual del alcalde Javier Mendoza Márquez, Elvira Paniagua y Ramón Lemus Muñoz Ledo, porque sin su apoyo, los trabajos pudieron haberse prolongado tres años más.

“Más allá de ver una ciudad tan caótica como la que estamos viviendo, poseemos inmuebles que nos pueden dar ese plus de valor no sólo histórico, sino, como seres humanos, de sentirnos orgullosos de donde nacimos, crecimos, vivimos y comemos”, detalló.

Para concluir, dijo sentirse orgullosa de que alguien que no es de Celaya, haya puesto toda esta cantidad de dinero para un rescate como el que se logró hacer, y hay que empezar a ver lo bueno, es tiempo de ver las cosas buenas que hay.

Local

Disminuyen embarazos adolescentes Guanajuato

Arce Padilla reiteró que se fortalecerán acciones de información, orientación y consejería, para prevenir embarazos subsiguientes en madres adolescentes

Local

Casa Hogar Cielo Abierto realiza colecta “Alimentando Sonrisas”

La Asociación Civil IMPACTO, Red Líder y Fundación IKNELIA, hacen una invitación a todas las personas para que participen en esta colecta

Policiaca

Atacan a balazos a un hombre en la calle Albino García en Celaya

La calle fue cerrada en su totalidad desde Abasolo hasta calle Leandro Valle

Local

Comisión de Recursos Humanos aprueba aumento salarial a Contralora Municipal de Celaya

Las regidoras que votaron en contra fueron las regidoras Blanca Elena González Zavala y María Eloísa Cholico Torres