/ martes 14 de noviembre de 2023

Ocho de cada 10 personas pueden padecer diabetes

Este padecimiento no se puede quitar, al contrario, se va degenerando paulatinamente y provoca otras comorbilidades, como manifestaciones clínicas

CELAYA, Gto.- La diabetes al ser una enfermedad crónico-degenerativa tiene una gran incidencia y prevalencia en la población mexicana, esta patología sobre todo interviene en la calidad de vida de los pacientes, ya que ocho de cada diez personas la pueden padecer, así lo dijo Guadalupe Malagón Cano nutrióloga clínica y docente de la Universidad de Guanajuato, quien habló de cómo prevenirla en la conmemoración del “Día Mundial de la Diabetes” este 14 de noviembre.

➡️ Suscríbete a nuestra edición digital

En cuanto a la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes la especialista detalló que es muy importante la prevención ya que, al consumir los alimentos necesarios ayuda a controlar que no haya una faltante de azucares y grasas, y por lo tanto el cuerpo de las personas no presenten una resistencia a la insulina.

Añadió que este padecimiento no se puede quitar, al contrario, se va degenerando paulatinamente y provoca otras comorbilidades, como manifestaciones clínicas, es decir algún efecto o alguna otra enfermedad, esto como consecuencia de alguna otra enfermedad o que esta genere algún padecimiento.

Te puede interesar: Cierran este martes paso elevado de Constituyentes

“Nosotros necesitamos gasolina diaria y esta se da gracias, a la glucosa y triglicéridos, que es azúcar y grasa esto nos da energía. Entonces entre o salga cierta cantidad de alimentación o tengamos algún cuerpo extraño, es decir alguna novedad como estrés o medicamente nos genera el cambio de nuestra gasolina que va entrar. Nosotros tenemos dentro un elemento llamado insulina que es cuando entra esta gasolina le ayuda a llevarlo a su trabajo, pero cuando existe un problema de diabetes esta insulina ya no es suficiente para llevar tanta glucosa o triglicéridos a su área de trabajo, entonces se queda estancada esa energía de glucosa y triglicéridos, pero sin función y elevado en nuestra sangre, esto es resistencia a la insulina”, dijo Guadalupe Malagón.

De acuerdo al reporte que la Federación Mexicana de Diabetes, A.C., emitió en el año 2022 nos dijo Malagón Cano que cinco u ocho personas de cada diez padece este mal desafortunadamente.


Guadalupe Malagón Cano nutrióloga clínica y docente de la Universidad de Guanajuato. | Foto: Monserrat Maldonado | El Sol del Bajío


Destacó que esta enfermedad puede ir desde los cuatro años con padres que no alimentan bien a sus hijos o hasta los que por cuidarse demasiado tampoco les dan ciertos alimentos.

La docente en nutrición dio algunas recomendaciones para evitar este padecimiento, ya que es muy importante el grupo de alimentos que se consumen, como por ejemplo, el consumo de los grupos de cereales, es decir, los azucares que en este caso pueden ser el bolillo, avena, pasta, tortilla entre otros.

“El punto en este caso no es tanto que no lo consumamos, porque es el que satanizamos de decir hay para bajar de peso o hay para evitar que nos de diabetes, realmente lo necesitamos más bien el punto es elegir la frecuencia o elegir aquellos que son menos grasosos o menos dulces, por ejemplo, si tenemos un pan dulce y un bolillo es elegir el bolillo, o una pasta que se prepare de la manera con menos grasa o sales, y en el caso de los azucares que sea del mismo grupo”.

Por otro lado, en el caso de las frutas y verduras explicó Guadalupe Malagón que se estigmatiza mayormente a las frutas por ser dulces; sin embargo, enfatizó que no es así, debido a que cada fruta y verdura contiene vitaminas, sales, azucares y fibra que ayuda al tránsito intestinal. Y que en caso de las vitaminas son muy sensibles a la preparación y a la combinación, es por eso que la recomendación es comerla en masticación no en licuados ni en jugos porque pierde la propiedad de los nutrientes base.

En tanto a los productos de origen animal, nos explicó la nutrióloga clínica que las carnes rojas no son malas ni tampoco el huevo, ningún alimento de origen animal es malo, “lo que pasa es que las carnes rojas cuestan un poco más de trabajo cortarse para su absorción y cuando ya tenemos una enfermedad pues ahí si debemos de tener cuidado, pero cuando no, hay que tratar de dar variabilidad y que dentro de nuestros alimentos fuertes se logre este tipo de alimentos como el desayuno, comida o cena se logre meter este tipo de alimentación”.

Agregó que dentro de este grupo de alimentación también se encuentran los lácteos, en donde por cultura se suele agregar las quesadillas o algún alimento que contenga queso, pero aunque está bien se pretende que sean un mayor sustento en la alimentación de origen animal como el pollo, el huevo, la carne blanca.

En tanto a los alimentos fritos, capeados y empanizados se sugiere que no sean consumidos en una frecuencia mayor a los o tres veces en una semana y de manera diaria y todo el día. En cuanto a las leguminosas explicó que son excelentes en proteínas vegetales y que en muchas ocasiones se confunden porque son hidratos de carbono, es decir, azucares y son parte de formar un platillo más esencial.

Las grasas son otro grupo selectivo que también se ocupan, refirió Guadalupe Malagón y que para consumirse se necesita ser selectivo, pero hay que evitar que el aceite de oliva y aceite de coco se usen de manera cruda como aderezo, y al contrario para cocinar se utilicen cártamo, canola o de soya que son grasas más compatibles con nuestras propias grasas.

Otro factor importante para prevenir esta enfermedad mencionó que es importante evitar el ayuno, teniendo que ingerir de manera constante alimentos, esto para evitar la resistencia de la insulina, esto con una mezcla de los alimentos antes mencionados. Divididas en tres comidas fuertes y dos colaciones que pueden utilizar alguna fruta o alguna semilla.

Algo muy importante es la cantidad de líquidos que se consumen, por ejemplo, en el caso del agua que también funciona como un nutriente, es recomendable que se tome el líquido antes o después de los bocados esto nos ayuda a que no sea un cuerpo extraño y que no se genere la resistencia a la insulina.

Finalmente, la actividad física es indispensable, pero en el caso de una activación real, debido a que se puede decir que en la escuela se corre mucho o camina mucho en el trabajo “esto no es una activación real, porque realmente la activación física depende de una relajación mental destinada a la actividad, por eso es dedicarle al ejercicio de 40 a 60 minutos de manera diaria y al menos cuatro días cuando es preventivo”. Aseguró la maestra de nutrición.

CELAYA, Gto.- La diabetes al ser una enfermedad crónico-degenerativa tiene una gran incidencia y prevalencia en la población mexicana, esta patología sobre todo interviene en la calidad de vida de los pacientes, ya que ocho de cada diez personas la pueden padecer, así lo dijo Guadalupe Malagón Cano nutrióloga clínica y docente de la Universidad de Guanajuato, quien habló de cómo prevenirla en la conmemoración del “Día Mundial de la Diabetes” este 14 de noviembre.

➡️ Suscríbete a nuestra edición digital

En cuanto a la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes la especialista detalló que es muy importante la prevención ya que, al consumir los alimentos necesarios ayuda a controlar que no haya una faltante de azucares y grasas, y por lo tanto el cuerpo de las personas no presenten una resistencia a la insulina.

Añadió que este padecimiento no se puede quitar, al contrario, se va degenerando paulatinamente y provoca otras comorbilidades, como manifestaciones clínicas, es decir algún efecto o alguna otra enfermedad, esto como consecuencia de alguna otra enfermedad o que esta genere algún padecimiento.

Te puede interesar: Cierran este martes paso elevado de Constituyentes

“Nosotros necesitamos gasolina diaria y esta se da gracias, a la glucosa y triglicéridos, que es azúcar y grasa esto nos da energía. Entonces entre o salga cierta cantidad de alimentación o tengamos algún cuerpo extraño, es decir alguna novedad como estrés o medicamente nos genera el cambio de nuestra gasolina que va entrar. Nosotros tenemos dentro un elemento llamado insulina que es cuando entra esta gasolina le ayuda a llevarlo a su trabajo, pero cuando existe un problema de diabetes esta insulina ya no es suficiente para llevar tanta glucosa o triglicéridos a su área de trabajo, entonces se queda estancada esa energía de glucosa y triglicéridos, pero sin función y elevado en nuestra sangre, esto es resistencia a la insulina”, dijo Guadalupe Malagón.

De acuerdo al reporte que la Federación Mexicana de Diabetes, A.C., emitió en el año 2022 nos dijo Malagón Cano que cinco u ocho personas de cada diez padece este mal desafortunadamente.


Guadalupe Malagón Cano nutrióloga clínica y docente de la Universidad de Guanajuato. | Foto: Monserrat Maldonado | El Sol del Bajío


Destacó que esta enfermedad puede ir desde los cuatro años con padres que no alimentan bien a sus hijos o hasta los que por cuidarse demasiado tampoco les dan ciertos alimentos.

La docente en nutrición dio algunas recomendaciones para evitar este padecimiento, ya que es muy importante el grupo de alimentos que se consumen, como por ejemplo, el consumo de los grupos de cereales, es decir, los azucares que en este caso pueden ser el bolillo, avena, pasta, tortilla entre otros.

“El punto en este caso no es tanto que no lo consumamos, porque es el que satanizamos de decir hay para bajar de peso o hay para evitar que nos de diabetes, realmente lo necesitamos más bien el punto es elegir la frecuencia o elegir aquellos que son menos grasosos o menos dulces, por ejemplo, si tenemos un pan dulce y un bolillo es elegir el bolillo, o una pasta que se prepare de la manera con menos grasa o sales, y en el caso de los azucares que sea del mismo grupo”.

Por otro lado, en el caso de las frutas y verduras explicó Guadalupe Malagón que se estigmatiza mayormente a las frutas por ser dulces; sin embargo, enfatizó que no es así, debido a que cada fruta y verdura contiene vitaminas, sales, azucares y fibra que ayuda al tránsito intestinal. Y que en caso de las vitaminas son muy sensibles a la preparación y a la combinación, es por eso que la recomendación es comerla en masticación no en licuados ni en jugos porque pierde la propiedad de los nutrientes base.

En tanto a los productos de origen animal, nos explicó la nutrióloga clínica que las carnes rojas no son malas ni tampoco el huevo, ningún alimento de origen animal es malo, “lo que pasa es que las carnes rojas cuestan un poco más de trabajo cortarse para su absorción y cuando ya tenemos una enfermedad pues ahí si debemos de tener cuidado, pero cuando no, hay que tratar de dar variabilidad y que dentro de nuestros alimentos fuertes se logre este tipo de alimentos como el desayuno, comida o cena se logre meter este tipo de alimentación”.

Agregó que dentro de este grupo de alimentación también se encuentran los lácteos, en donde por cultura se suele agregar las quesadillas o algún alimento que contenga queso, pero aunque está bien se pretende que sean un mayor sustento en la alimentación de origen animal como el pollo, el huevo, la carne blanca.

En tanto a los alimentos fritos, capeados y empanizados se sugiere que no sean consumidos en una frecuencia mayor a los o tres veces en una semana y de manera diaria y todo el día. En cuanto a las leguminosas explicó que son excelentes en proteínas vegetales y que en muchas ocasiones se confunden porque son hidratos de carbono, es decir, azucares y son parte de formar un platillo más esencial.

Las grasas son otro grupo selectivo que también se ocupan, refirió Guadalupe Malagón y que para consumirse se necesita ser selectivo, pero hay que evitar que el aceite de oliva y aceite de coco se usen de manera cruda como aderezo, y al contrario para cocinar se utilicen cártamo, canola o de soya que son grasas más compatibles con nuestras propias grasas.

Otro factor importante para prevenir esta enfermedad mencionó que es importante evitar el ayuno, teniendo que ingerir de manera constante alimentos, esto para evitar la resistencia de la insulina, esto con una mezcla de los alimentos antes mencionados. Divididas en tres comidas fuertes y dos colaciones que pueden utilizar alguna fruta o alguna semilla.

Algo muy importante es la cantidad de líquidos que se consumen, por ejemplo, en el caso del agua que también funciona como un nutriente, es recomendable que se tome el líquido antes o después de los bocados esto nos ayuda a que no sea un cuerpo extraño y que no se genere la resistencia a la insulina.

Finalmente, la actividad física es indispensable, pero en el caso de una activación real, debido a que se puede decir que en la escuela se corre mucho o camina mucho en el trabajo “esto no es una activación real, porque realmente la activación física depende de una relajación mental destinada a la actividad, por eso es dedicarle al ejercicio de 40 a 60 minutos de manera diaria y al menos cuatro días cuando es preventivo”. Aseguró la maestra de nutrición.

Local

Inició gobierno municipal rehabilitación de pavimento y servicios en Zaragoza

El presidente municipal Fernando Gasca Almanza dio inicio a los trabajos de rehabilitación del pavimento

Local

Supervisan obras de infraestructura hidráulica en Juventino Rosas

Supervisión de Obras por Autoridades Municipales y del CMAPAJ

Local

Rehabilitan calles de Acámbaro para mejorar la vialidad

Durante estos últimos meses se rehabilitaron 17 caminos de acceso a las comunidades