/ jueves 30 de marzo de 2023

La salud del papa Francisco mejora y ya trabaja desde el hospital

El Vaticano informó que el papa continúa con sus tratamientos y desde la mañana retomó sus actividades

El papa Francisco, de 86 años e internado en un hospital romano desde el miércoles por una infección respiratoria, se encuentra mejor y "volvió al trabajo", anunció este jueves el Vaticano, disipando las preocupaciones sobre la salud del jefe de la Iglesia católica.

"Su Santidad el papa Francisco descansó bien durante la noche. El cuadro clínico mejora progresivamente y continúan los tratamientos previstos. Esta mañana, después del desayuno, leyó algunos periódicos y volvió al trabajo", afirmó en un comunicado el vocero del papa, Matteo Bruni.

Puedes leer también: Popular y cuestionado, el papa Francisco cumple 10 años al frente de la Iglesia católica

Las próximas citas del jefe de la Iglesia católica fueron anuladas, y el Vaticano indicó que Francisco seguirá hospitalizado varios días para recibir tratamiento.

"Antes del almuerzo fue a la capilla del apartamento privado (del hospital, ndr), donde se recogió en oración y recibió la eucaristía", precisa el comunicado oficial.

Papa Francisco II rumbo al papamóvil. Foto: AFP

El pontífice, se encuentra en el décimo piso del hospital romano Gemelli, completamente reservado a los papas y llamado "El Vaticano 3" por las siete veces en que estuvo internado Juan Pablo II, fallecido en 2005.

Su inesperada hospitalización suscitó fuertes interrogantes sobre el real estado de salud del primer papa latinoamericano de la historia.

Después de asegurar de que se trataba de "controles programados", el portavoz del Vaticano finalmente anunció, tras varias horas de silencio, que el papa padecía una infección respiratoria.

"En los últimos días se quejaba de dificultades respiratorias por lo que tuvo que someterse a controles médicos en la jornada", explicó la víspera en una nota Bruni.

Los controles médicos "pusieron de manifiesto una infección respiratoria" y si bien ha sido excluido el Covid-19, "va a requerir varios días de un adecuado tratamiento médico hospitalario", precisó.

Según fuentes internas del hospital, es posible que el pontífice pueda presidir la misa el próximo 2 de abril del Domingo de Ramos en el Vaticano, "salvo imprevistos". Con esa misa se abren las celebraciones por la Semana Santa, que se culmina con la Pascua, la fiesta más importante del cristianismo.

No se descarta una renuncia

En varias entrevistas concedidas en los últimos meses, el papa ha hablado de la posibilidad de renunciar, tal como lo hizo en 2013 su predecesor, Benedicto XVI, fallecido a finales de 2022.

"Es verdad que escribí mi dimisión dos meses después de mi elección (en marzo del 2013)... Lo hice por si tengo algún problema de salud que me impida ejercer mi ministerio", contó Francisco, aunque aclaró sucesivamente que aún no había pensado en renunciar a su cargo.

En julio del año pasado, confesó que ya no podía viajar con el mismo ritmo de antes y aseguró que podría "hacerse a un lado".

Hace un mes volvió a hablar del tema para aclarar que la renuncia de un papa "no debería convertirse en una moda" y recalcó que esa idea "no estaba en su agenda por el momento".

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El pontífice es atendido constantemente por un equipo de médicos y enfermeros, ya sea en el Vaticano o durante sus viajes al exterior.

Una medida más que necesaria debido a su edad y a su historia clínica, ya que a los 21 años estuvo a punto de morir por una pleuresía y sufrió una ablación parcial de uno de sus pulmones.

El papa Francisco, de 86 años e internado en un hospital romano desde el miércoles por una infección respiratoria, se encuentra mejor y "volvió al trabajo", anunció este jueves el Vaticano, disipando las preocupaciones sobre la salud del jefe de la Iglesia católica.

"Su Santidad el papa Francisco descansó bien durante la noche. El cuadro clínico mejora progresivamente y continúan los tratamientos previstos. Esta mañana, después del desayuno, leyó algunos periódicos y volvió al trabajo", afirmó en un comunicado el vocero del papa, Matteo Bruni.

Puedes leer también: Popular y cuestionado, el papa Francisco cumple 10 años al frente de la Iglesia católica

Las próximas citas del jefe de la Iglesia católica fueron anuladas, y el Vaticano indicó que Francisco seguirá hospitalizado varios días para recibir tratamiento.

"Antes del almuerzo fue a la capilla del apartamento privado (del hospital, ndr), donde se recogió en oración y recibió la eucaristía", precisa el comunicado oficial.

Papa Francisco II rumbo al papamóvil. Foto: AFP

El pontífice, se encuentra en el décimo piso del hospital romano Gemelli, completamente reservado a los papas y llamado "El Vaticano 3" por las siete veces en que estuvo internado Juan Pablo II, fallecido en 2005.

Su inesperada hospitalización suscitó fuertes interrogantes sobre el real estado de salud del primer papa latinoamericano de la historia.

Después de asegurar de que se trataba de "controles programados", el portavoz del Vaticano finalmente anunció, tras varias horas de silencio, que el papa padecía una infección respiratoria.

"En los últimos días se quejaba de dificultades respiratorias por lo que tuvo que someterse a controles médicos en la jornada", explicó la víspera en una nota Bruni.

Los controles médicos "pusieron de manifiesto una infección respiratoria" y si bien ha sido excluido el Covid-19, "va a requerir varios días de un adecuado tratamiento médico hospitalario", precisó.

Según fuentes internas del hospital, es posible que el pontífice pueda presidir la misa el próximo 2 de abril del Domingo de Ramos en el Vaticano, "salvo imprevistos". Con esa misa se abren las celebraciones por la Semana Santa, que se culmina con la Pascua, la fiesta más importante del cristianismo.

No se descarta una renuncia

En varias entrevistas concedidas en los últimos meses, el papa ha hablado de la posibilidad de renunciar, tal como lo hizo en 2013 su predecesor, Benedicto XVI, fallecido a finales de 2022.

"Es verdad que escribí mi dimisión dos meses después de mi elección (en marzo del 2013)... Lo hice por si tengo algún problema de salud que me impida ejercer mi ministerio", contó Francisco, aunque aclaró sucesivamente que aún no había pensado en renunciar a su cargo.

En julio del año pasado, confesó que ya no podía viajar con el mismo ritmo de antes y aseguró que podría "hacerse a un lado".

Hace un mes volvió a hablar del tema para aclarar que la renuncia de un papa "no debería convertirse en una moda" y recalcó que esa idea "no estaba en su agenda por el momento".

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El pontífice es atendido constantemente por un equipo de médicos y enfermeros, ya sea en el Vaticano o durante sus viajes al exterior.

Una medida más que necesaria debido a su edad y a su historia clínica, ya que a los 21 años estuvo a punto de morir por una pleuresía y sufrió una ablación parcial de uno de sus pulmones.

Local

Disculpa pública del Alcalde de San Miguel de Allende a periodista Ana Luz Solis

El alcalde reconoce la importancia de la libertad de expresión y se compromete a garantizar la seguridad de los periodistas y mujeres en su administración

Local

Inicia campaña de reforestación entregando los primeros mil 500 árboles

Con el objetivo de mejorar el medio ambiente de la ciudad, el gobierno municipal, a través de la Dirección de Medio Ambiente, inició el Programa Anual de Reforestación

Local

Vecinos de Los Olivos exigen mayor seguridad

Subtítulo: A pesar de la Presencia Policial Esporádica, la Comunidad Pide Cambiar Estrategias y Denunciar Delincuentes para Frenar la Inseguridad

Local

Concluye construcción de las Villas Olímpicas en Celaya

Tienen la capacidad para 81 atletas, y el espacio de dos plantas permitirá la concentración de atletas de alto rendimiento, principalmente en atletismo y clubs de futbol

Local

Tercer encuentro para prevenir la violencia contra personas mayores en Celaya

Acciones multidisciplinarias para identificar, abordar y prevenir la violencia en la vejez: Un compromiso por los Derechos Humanos y la dignidad de las personas mayores